Gracias, Claudia

jueves, 14 de enero de 2010

Pájaros en la cabeza


Ilustración: Macus Romero


La llegada a la nueva casa la había introducido en un nuevo placer: el canto de los pájaros. Le obsesionaba escucharlos. Dormía a su hija con ese sonido, se relajaba y ensimismaba ella…


Llenó el jardín de casitas para pájaros que eran oportunamente revisadas para que nunca faltara comida y agua. Se hizo amiga de ellos, que comenzaron a ser asiduos para buscar su ración diaria y le agradecían regalándole su voz. Sus recitales la transportaban a festivales de música clásica, jazz, folclore… cada día y cada ave tenía registros diferentes. Pero siempre eran música para sus oídos.


Era tal la paz que le proporcionaban que llegó un momento en que no le apeteció escuchar nada más.


Y empezó a caminar así por la vida: con la mirada ida, la sonrisa eterna en el rostro, rictus de paz… y pájaros en la cabeza.

39 comentarios:

Silencios dijo...

Que escrito más bonito Alis.
Pájaros en la cabeza, desde la superficie de un grano de arena, herrumbre del orgullo una mariposa de alas abiertas.
Así nos quedamos tendidos en cualquier lado con la esperanza de visitas extrañas que surquen los grabados de nuestra memoria

Felicidades ...

Besines corazón.

La brisa de la noche dijo...

A mi me encanta el canto de un pájaro que todavía de noche abre el día con un canto lleno de naturaleza..sólo lo escucho en primavera en el apartamento al lado del mar...besos

Montxu dijo...

Rayando la locura, que en mi opinión es necesaria para el buén funcionamiento mental.


Muxus

TORO SALVAJE dijo...

Que buena época cuando tenía pájaros en la cabeza...
Que lástima ahora.

Besos.

Nela dijo...

Que no aniden,Alís por dios...que no aniden ;)
esta bien evadirse de todo y de todos pero solo a ratillos.
Besazo

Adolfo Payés dijo...

Que cantos mas hermoso escucharlo en tu blog, con este post... Maravilloso..

Un gusto descubrir tus escritos. Eres genial.


Un abrazo
Saludos fraternos..

drapo dijo...

di la verdad, tú eres más de pájaros en el corazón.

;)




biquiños

Titajú dijo...

A mi me encanta oír cantar a los mirlos, así que creo que esta chica ha salido ganando.
En la ciudad donde vivo se oye tráfico, claxons, obras, taladros, frenazos... pero no se oyen los pájaros, salvo las antipáticas gaviotas.
Sí señor, sale ganando.

Camaleona dijo...

Bien que hace llevando un montón de pájaros en la cabeza... Me ha encantado. Precioso relato.

Albino dijo...

No se si mis pajaros continuan en la cabeza o si volaron lejos, pero lo cierto es que el sonido permanece, y no solo lo esucho despierto sino, fundamentalmente, cuando estoy dormido.
Y pienso.........
Besos, Alis

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

¡¡¡¡ Y a mi que no se me van y ya he cumplido los 36!!!! GGGRRRRRR...!!!!

Yemaya dijo...

Es hermoso vivir con pájaros en la cabeza, yo sigo teniéndolos y disfruto de mi mundo y en él es donde soy feliz.
Besos y susurros dulces
Precioso el texto

© Capri dijo...

Yo que busco y rebusco, pienso en una metafora, tal vez los pájaros significaban mas aquel bello animal que cuidaba en su casa.

Creo que ella buscaba algo y por eso se marchó cabizbaja buscando ese canto que todavía no escucho o... que se fue volando en busca de otra casa.

Un beso Alís

pd) No me hagas mucho caso, hoy estoy con mis desvarios.

Alís dijo...

Silencios: Gracias. Bonito comentario. Besos.

Brisa: Me considero afortuanda. El canto de los pájaros me duerme y me despierta. Lo que no tengo es el mar cerca... no se puede tener todo. besos.

Montxu: ¿Qué sería de nosotros sin un toque de locura, verdad? Gracias por venir, te echaba de menos. Muxus

Toro: Te siento ennortado. ¿Has recuperado la brújula? Besos.

Nela: Tienes razón. Donde anidan dejan un rastro de excrementos que silencian su canto... Besazo.

Alís dijo...

Adolfo: Me alegro de que te gusten. Tus palabras me animan a seguir. Besos.

drapo: Algún “buen pájaro” anidó alguna vez en mi corazón, lo admito, jejeje. Al margen de la broma, me gusta eso que me dices. Biquiños.

Titajú: Será porque ahora vivo lejos de la ciudad donde vives, pero cuando vengo me gusta oír a las gaviotas. Son tantos los recuerdos que me traen!
Besos.

Camaleona: Muchísimas gracias. Me gusta siempre verte por aquí.

Alís dijo...

Albino: El canto de los pájaros ayuda a pensar. Al menos a mí. Besos.

Bruni: Uy, y lo que te queda!!! A mí no se me van y te llevo unos años de ventaja (tampoco tantos, no vayas a creer, je). Besos.

Yemaya: Disfrutar de “nuestro” mundo es demasiado tentador. Lo difícil es salir. Gracias y besitos.

Capri: Jaja, me gusta cuando buscas y rebuscas, aunque no puedo responderte. Este texto lo dictaron los pájaros, y no sé bien qué querían decir. Un beso grande

REBELDE dijo...

Alís desde algum tempo apesar de não estar perto do mar ouço todas as manhãs gaivotas e gosto até imagino que estou num local à beira mar!Beijos!

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

HERMOSOS PÁJAROS EN LA CABEZA... Y LAS PALABRAS PRECISAS PARA CONTARLOS... TIERNO...

UN ABRAZO FUERTE...

tecla dijo...

Buena entrada alís. Me ha encantado. Así andamos todos o al menos algunas, con la cabeza llena de pájaros.
Pero qué bendición.
Pájaros en vez de monstruos.
Qué buena idea.
Siete abrazos de luna.

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Lady, pues así, sin escuchar nada más, ¡caminemos! Qué buena pero qué buena. Eres toda una cajita de sorpresas, nunca sabes cuál te va a tocar... ¿o eran bombones?
Un beso.
LADY JONES

Asturiela dijo...

bendita... ¿locura?.
no lo creo, mas bien esa mujer escucho un poco mas que lo cotidiano.

Mª JOSE. dijo...

Marvillosos esos pájaros en la cabeza..que la alejarán de un mundo condenado a la destrucción.
así es mi locura así siento yo.
abrazos a tu alma.MJ

1600 Producciones dijo...

Qué buen texto y qué buena sensación!!!!!!

Me quedo con ese final hermoso...

Un placer Alís!!!

Saludo y beso.

Alís dijo...

Rebelde: En Santiago (de Chile) algunas veces también se puede oír a las gaviotas (raro, pero ocurre). Y no sólo me acercan al mar... también me acercan a la infancia. Beijos.

Blanca Libia: Al menos no es una cabeza vacía. Gracias. Un beso.

Tecla: Algunos pájaros pueden parecer monstruos, aunque no ha ocurrido todavía. Me gustan esos abrazos de luna. Besos.

Lady Jones: Prefiero ser caja de sorpresas... jajaja Además, me temo que tengo poco de bombón. Un beso.

Alís dijo...

Asturiela: ¿Quién puede decir, con certeza, qué es locura y qué cordura? De los profesionales del tema no me fío mucho (saben poco de cordura). Un beso

Mª José: Si sientes como la personaje del relato, es bueno. Así lo creo. ¿No deberías estar descansando? Te agradezco de corazón el esfuerzo. También abrazo tu alma. Besos.

1600 Producciones: Gracias por tus palabras. Me alegro de verte por aquí. Creí que estabas de vacaciones. Besos.

drapo dijo...

al pasar Diciembre, cuando se anuncie la primavera y las migraciones te traigan multitud de aleteos.




biquiños

De cenizas dijo...

¡Más vale tener pájaros que no aves rapaces!
Oigo los pajaritos...(me temo que alguno ya llevo en la cabeza)


besos

Suso dijo...

Bonita entrada. Hermoso tu blog. Los pájaros en la cabeza son comunes en muchos cuerdos y en muchos locos..
Un beso.

Alís dijo...

drapo: cuando lleguen esos aleteos caminaré a varios metros sobre mi cabeza.
¿diciembre? ni me lo mentes
Biquiños

De cenizas: Sí, es contagioso. Pero no dejes de acercarte por eso. No es tan malo.
Besos.

Suso: Algo en común que tengamos, al menos, locos y cuerdos. ¿De cuáles eres tú? Yo espero que de los primeros. Gracias por tu visita. Vuelve.
Un beso.

Húayat . dijo...

Que placer es leer de tus letras, pues en mi casa hay hogar para muchos gorriones con sus nidos e inclusive llegan hasta zorzales. Deleitoso es leerte.
Salud-os desde mi jardín.

Alís dijo...

Húayat: Eres entonces afortunado con tan buena compañía. Gracias. Un abrazo hasta tu jardín.

1600 Producciones dijo...

Creiste bien, me voy en un rato. Saludos y hasta la vuelta!!!!

angeles dijo...

¡vaya! empeze a leer esperando un final mas jocoso y me ha sorprendido este final.me he quedado un poco descolgada pero bien me ha gustado.

Iván dijo...

Me has dejado impresionado, un relato muy bueno, del que he aprendido mucho, me gusta tu narrativa Alis, genial de verdad que si.
Gracias por tus trabajos y por tus comentarios

Alís dijo...

1600 Producciones: Disfruta mucho de tus vacaciones y muchas gracias por venir. Un beso.

Angeles: Si te sorprendió, y además te gustó, me alegro. Ya suelo ser bastante previsible. Besos.

Iván: Muchísimas gracias, aunque sinceramente no creo que pueda enseñarte nada. Escribes demasiado hermoso. Gracias a ti. Seguimos leyéndonos. Besos.

Javier Martin Alvarado dijo...

bonito juego de palabras... para un presente tan amable y evocador

Alís dijo...

Javier: Gracias por tu visita y por tus palabras. Un abrazo

Maria Coca dijo...

Pues hizo de maravilla: hay que ser selectivo en esta vida. Mejor el canto de los pájaros que el ruido de un claxon.

Muy bueno.

Besosss

Alís dijo...

María Coca: Sí, es fácil dejarse seducir por el canto de los pájaros. Gracias. Besos