Gracias, Claudia

lunes, 15 de marzo de 2010

Duelo pendiente




I.

Tengo un duelo pendiente, al menos. Un luto por vivir. Una muerte por llorar.
La muerte de un sueño, de una ilusión, de un comienzo. La muerte de una promesa.
La pena está dormida, pero el dolor vive constantes despertares con la sacudida de una imagen, de un llanto o de un pensamiento que se escapa por entre las rejas de un olvido impuesto.
Son momentos que actúan como sal en una herida aún por cicatrizar, y que se pone en carne viva con el peso de la responsabilidad. ¿O será culpa?
La razón colabora con sus argumentos irrebatibles, pero éstos no logran imponer el orden. El sentimiento casi siempre pesa más.
Y la verdad se abre paso. No pude darle vida. No tuve la energía suficiente.
Apenas alcanzaba para mí…


II.

Primero se fue el brillo de los ojos, ése que en las últimas semanas hacía más bello su rostro, ése que a través del espejo le respondía siempre con una sonrisa.
Después se fue, en sangre, la propia vida, la ilusión y la fuerza. Apagada su mirada, el miedo se adueñó de la oscuridad que, cual tsunami, la invadió por dentro echando fuera todo lo que encontraba a su paso.
Nadie está preparado para que un cuerpo sinónimo de promesa se convierta de repente en urna funeraria.
Ése fue el momento en que en el corazón se le instaló la pena. Grande. Muy grande.
(No importa que el duelo sea corto. Solamente ayuda a sobrellevarlo mejor.
La pena permanece y deja un hueco que no volverá a llenarse…).

57 comentarios:

Alís dijo...

Hoy recurro al efecto terapéutico del blog. Edito dos textos (uno escrito hace año y medio, y el otro hace unos días) que no pensaba publicar, que escribí sólo para desahogar. Pero no bastó.
Estoy en el proceso de pasar página y levantarme de nuevo, y para eso hay dolores que necesito dejar atrás. Hago públicos mis duelos con el único fin de sacarlos afuera, de poder caminar sin volver la mirada atrás.

claro dijo...

nadie está preparado para un cuerpo sinónimo de promesa, es cierto

(pero quizás es mejor que nos sorprendan ¿nonsi??



saludos terapéuticos

Asturiela dijo...

entiendo alis. la vida misma es un buen tango que hay que saber bailar.


besos.

MORGANA dijo...

Alis..te dejo unos días¿entiendes?Sólo uno días..y jamás hagas como yo ,nunca..nunca permitas que la culpa llegue a dominarte de tal modo que decidas acabar con todo..creo que me entendiste..
Todo mi amor y cariño para tí,cielo,estoy contigo.
Un millón de besos.
Morgana.

TORO SALVAJE dijo...

Un abrazo enorme Alís.
Confío en el efecto terapeútico de escribir lo que nos duele.

Besos.

MORGANA dijo...

TE QUIERO
MORGANA

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Antes o después, nos convertimos en puzzles incompletos.

besos y mucho ánimo

zayi dijo...

...Nada más puedo decirte que me has llegado al alma y que he salido del alma con un llanto enorme. Así estuve yo, así lo he estado, pero hay otras cosas que llenan los espacios que nos han arrancado...en mi caso, los hijos...creo que es el amor que siempre llevaré para siempre y del que nunca me despegaré.Ellos hoy por hoy son mi vida, mi razón de luchar cada día y mi esperanza.
Un besito.

© Capri dijo...

Alís este lugar es un hospital de almas donde cuando compartimos nuestros sentimientos nos damos cuenta de que no somos los únicos que cojeamos o que nos sangra el alma por el dolor.
He contemplado muchos duelos, en ellos me identifico y siento que el mio no es tan grave ni duro como pensaba.
El escribir lo que se siente nos libera de aquello que nos aprisiona.

Un besito dulce.

MARIETA dijo...

Nunca dejes otro escrito así sin compartir.... Que a lo mejor forma parte del duelo necesario.
Bicos, rula.

Yemaya dijo...

Cuando se muere el amor y la pasión y no nos esperamos, es como sentirse enterrado en vida.
Precioso texto y que tan bien entiendo.
Ojalá que ese duelo acabe y llegue tu corazón a curarse ya.
Besos y susurros con cariño

Sonia dijo...

En esta vida que nos toca transitar, hay diferentes tipos de muertes, y creo que no hace falta que las enumere porque eres super inteligente.
Solo puedo decirte, que hay un libro que se llama "No te mueras con tus muertos" que a pesar de que a veces puede aliviar un poco, creo que el alivio de cada muerte personal, interna o de otro tipo esta dentro de cada uno.
Saber salir, saber resucitar, o dejar morir definitivamente.
Bss de lunes Alís.

Húayat dijo...

Espero que la muerte de ese sueño no sea en vano y así tengas un nuevo comienzo. Un beso.
Salud-os desde mi nuevo hermoso sueño.

jose rasero b. dijo...

Duelo viene de dolor. El dolor hay que airearlo, para que cicatrice. Hay que compartirlo, para que supure mejor.
Al final será un recuerdo, al que podrás volver, o no.

Pero será algo natural. SANO. Seguro que así es.

Un beso sin dolor!

Suso dijo...

Una perdida siempre deja un hueco enorme, puede ser muchos tipos de ausencia...
escribir ayuda esa hermosa tristeza ayuda a seguir cada día y a recordar lo que debemos hacer, caminar.
Besos

moderato_Dos_josef dijo...

Es lo que yo hago a veces. cuando algo me duele lo escribo. creo que es una buena forma de superar el trauma o el dolor.
UN abrazo.

Marisa dijo...

Querida Alís, espero
que esa pena tan grande
que te invade vaya
desapareciendo poco a poco,volverá el brillo
a los ojos y a los labios
la sonrisa.

Un abrazo lleno de calor.

ODRY dijo...

Mi niña, nos aferramos tanto a lo que perdemos, que no nos damos cuenta de cuan ricos somos en todo lo que poseemos y lo que es más importante, abrirnos a todo lo bueno que esta por venir.
Ten tu duelo, son necesarios, pero intenta que no duren más de lo devido, para que puedas volver a ser tu misma y sobre todo para que veas que puedes ser muy feliz.

Un besazo preciosa.

Nela dijo...

Nadie esta preparado para un duelo,ni los que son esperados,pero con la ayuda de los que te quieren con la fuerza y el ánimo de todos los que te acompañamos poquito a poco veras que lo iras sobrellevando.
Un abrazo enorme.

Lala dijo...

Yo soy fan de los duelos. Es decir, de la expresión de la tristeza. Cuando estamos llenos de felicidad, reímos, y cuando estamos llenos de tristeza, lloramos. Y tan bueno y sano y natural es lo uno como lo otro, no hay por qué evitar el desahogo.
Puedes optar por compartirlo o por mantenerlo sólo contigo, pero dejarlo, de cualquier manera, que fluya hasta la saciedad, hasta que el duelo por sí mismo se nos olvide.

Un abrazo


Lala

Joyce dijo...

Tristeza latente, es normal.

Ánimos, un beso.

claro dijo...

hueco que espera para llenarse de ti.



biquiños


(los de ahora y los que se te debían)

Carlos Fox dijo...

¡Ay, que dolor! ¡qué dolor más chungooo! Pero ahora ya me duele un poco menosss.

Rochitas dijo...

Saque todo lo que tenga adentro. Hay períodos en los que no logramos ni ponerle letra al dolor. Cunado se logra plasmar, de algún modo, creo, adquiere orden.

Marta dijo...

Me encanta como escribes. La verdad la pena es dolorosa y siempre tienes razón en lo último que nada llenará ese vacío...Pero hay alegrías que suavizan las penas


Besos

Titajú dijo...

Doler, te dolerá siempre, porque no creo que haya pena más grande, pero lo mejor es sacarlo fuera, gritarlo a los cuatro vientos.
me dijeron una vez, después de una operación, que no podía tener hijos.
Para mi significó el fin de todo, de mi existencia, de mi ser, de mi porqué.
Me mataron en vida, me secaron la existencia.
Luché y no me rendí, y aquí estoy; soy madre y di significado a mi ser.
Llenarás ese vacío. Ya lo verás.

Nikté dijo...

Un abrazo; aunque temo que no sea suficiente.

Eva- La Zarzamora dijo...

Me gustan las cicatrices,
los huecos que dejan huella
el recuerdo que irremediablemente
en algún instante regresa,
a pesar nuestro,
a pesar del vacío que intentamos
llenar de múltiples recien nacidos recuerdos.

Besos y gracias por todos tus comentarios;)

J. eMe. dijo...

En momentos así es en los que sabes renacer para vivir con más fuerza, con más ímpetu si cabe, haciendo mayor el empuje, tu empuje vital. Tú lo tienes, búscalo en ti...


Te dejo todo mi apoyo y mi cariño.

Mil besos Alís.

Tu nueva imagen de perfil refleja las certezas, bondad y nobleza de tus ojos de infinitos contrastes. Así los recordaba.

MAR dijo...

Desahogate no más....todos llevamos heridas por curar...y otras que creímos estaban cerradas...de vez en vez se abrén y vuelven a sangrar.
Besitos en tu corazón.
mar

Una mujer desnuda y en lo oscuro dijo...

He estado ahí... pero el duelo es parte importante para seguir... y los que estamos junto a ti, no podemos hacer más que mirar y rezar, para que este duelo vaya apagando las tristezas... y luego seguir adelante sin remordimientos...

Un abrazo

Sinplan dijo...

Saludos Alis, soy inexperto en poesia y en dolor ajeno asi que me limito
1- a la forma: me gusta como escribes, tan intensamente y sin embargo como "desde afuera"
2- a ser viejo, a opinar de todas maneras, sin aportar mucho, quiza para acompañar (si me lo permites)
Un beso

Alís dijo...

claro: buena extrapolación… ¿yo dije eso tan bonito? (depende, de cómo nos sorprendan). Biquiños

Asturiela: y aún no he empezado a aprender… besos

Morgana: Está todo dicho. Eres un amor de mujer. Un abrazo fuerte, fuerte, fuerte. Y besitos.

Toro Salvaje: Si tú confías, entonces yo creo. Gracias. Besos.

Bruni: Supongo que no hay modo de no ir perdiendo piezas por el camino ¿verdad? Besos y gracias.

zayi: ése es el dolor, mi niña. Exactamente ése. Un besito.

Alís dijo...

Capri: ¿Hospital de almas es un eufemismo para hospital psiquiátrico? Jeje, a veces lo pienso. Al menos por mí. Tienes razón, esto es una gran terapia de grupo. Gracias. Besitos.

Marieta: Espero que así sea, y que aunque no desaparezca, al menos cierre el ciclo. Gracias. Biquiños.

Yemaya: Confío en que se pase. Lo necesito. Gracias. Besos.

Sonia: Gracias por confiar en mi inteligencia, pero ésta todavía no me ha enseñado a no morir con mis muertos. Para contrarrestar, mis muertos me han enseñado que hay que vivir mientras se pueda. Lo difícil es sacudirse la pena. Estamos en ello. Besitos.

Húayat: Toda muerte es en vano, pero creo que sí tendré un nuevo comienzo. Para eso me preparo. Gracias. Un abrazo.

jose rasero: Me anima tu confianza. Bueno, tú siempre me animas. Un beso con anestesia

Alís dijo...

Suso: caminar… lo importante es no pararse… Gracias. Beso.

moderato_Dos_josef: siempre he recurrido, también, a escribir lo que me duele (en este caso voy más allá y lo aireo, espero que para bien). Un beso.

Marisa: A ratos ya sonrío. Incluso me río. Duele mucho por momentos, pero sí se va apagando la pena, muy poco a poco. Bicos. Y gracias.

ODRY: Es verdad, lo que tenemos debería ser suficiente. Es suficiente en mi caso. Son las sombras las que esconden las razones. Pero volverá la luz. Gracias. Besitos.

Nela: Ayuda mucho vuestra compañía. La agradezco de corazón. Un besazo.

Lala: Soy buena para llorar, pero a veces la vida te va empujando y no encuentras el momento de vaciar todo. Entonces el dolor se enquista y requiere de un método más invasivo para extirparlo. En eso estoy. Gracias, por provocarme risas y lágrimas (no quisiera tener que escoger). Un beso.

Alís dijo...

Joyce: Sí que es normal. Gracias. Un beso.

claro: tú y tu capacidad para decir tanto con tan poco… biquiños (así me gusta)

Carlos Fox: Esperaba otra (qué dolor, qué dolor). No pierdas ese niño que aún eres. Beso.

Rochitas: No logramos ponerle letra, ni cadena, ni bozal. Así nos va. Pero no va a ganar. Gracias. Un abrazo.

Marta: Si no se suavizan las penas, me conformo con que se congelen y se almacenen. Gracias. Besos.

Titajú: De verdad que confío en que será diferente. Por eso quiero sanar la pena de ahora, para no cargar con ella cuando enfrente una nueva oportunidad. Necesito estar en óptimas condiciones para alcanzarlo. Gracias por los ánimos y por estar. Bicos.

Alís dijo...

Nikté: Mentiría si dijera que tu abrazo borra mi pena, pero es mucho más que suficiente. Ni te imaginas cuánto me ayudas cada día. Tú y Lala. Mucho. Gracias. Y un besazo.

Eva: También me gustan las cicatrices: son marcas de haber vivido que sólo se evitan viviendo con miedo y sin determinación. Pero duelen tanto mientras son heridas abiertas… Gracias por tus palabras. Beso.

J.eMe.: Lo busco, amigo. Pero estaba muy oscuro y no veía. Empiezo a ver. Gracias, me ayuda saberte ahí. Un beso grande. (yo y mis contrastes, ¿verdad? No cambié nada)

Alís dijo...

Mar: Es como cortarte sobre la cicatriz antigua… cuesta más cerrar la herida. Ir a tu casa hoy me ayudó a llorar y desahogar. Gracias. Besitos.

Sara: Y ayuda mucho tu presencia. Gracias. Un besazo.

Sinplan: Ay, tu comentario me dio ganas de tenerte frente a mí, tomando ron y conversando sin prisa. Es tanto lo que tendría que responder y preguntar sobre tus palabras que no soy capaz de hacerlo en este breve espacio. Pero agradezco tu visita (es un placer verte por aquí) y, sobre todo tus palabras. Yo que siempre me riño por no saber escribir “desde afuera”… Te falta mucho para ser viejo, pero me encantaría que sigas opinando y acompañándome. Un beso.

De cenizas dijo...

Por suerte, el corazón acaba cicatrizando las heridas, pero siempre, al pasar las yemas de los dedos por la superficie dormida de los recuerdos, notamos las cicatrices y surge la incontenible necesidad de suavizarlas con una lágrima balsámica.


besos

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Eres una valiente, my lady, por publicarlo y porque SÉ QUE TE LEVANTARÁS, y volverán tus ojos a brillar, y habrá ilusión y habrá un "fue bonito mientras duró" y habrá un ME ENCUENTRO BIEN. Lo sé, porque lo llevas en la sangre que por ti circula, vale?
Un beso inmenso, my lady y cuídate y escribe, escribamos y hagamos terapia conjunta!!!
Mucha música, besos, abrazos y sonrisas.
LADY JONES

H. Chinaski dijo...

Lo estas haciendo bien
Estoy contigo
Lo sabes

Un abrazo con beso
Carlos

Lucrecia Borgia dijo...

El dolor es nuestra habilidad para enfrentarnos a la pérdida.
El luto o duelo, forma parte natural de la vida para todos nosotros.
Superar el dolor es difícil, pero es un proceso que ha de ser completo.
La clave del sufrimiento, es abrazarse a él y sufrir bien.
Hacer público tu duelo, sí, tiene un efecto terapéutico, pero como también dices, no basta.

Sol dijo...

Despacito todo volvera a su cauce...
Alis que lindo que me hayas dado la bienvenida... gracias!!!
Sabiendo los momentos que sigues pasando aún... fuerza mi bella!!!
Perdon por estos me voy y me quedo... pero es que el tiempo me mata y bueh el resto ya lo sabes...
Escribir es lo mejor que podes hacer para sacar toda esa amargura, ese dolor, ese luto que esta dentro...
Escribir es mejor que hacer terapia!!!
Mil besos cielo, llenos de luz para ti!!!

MAR dijo...

Gracias a ti por tu cariño y amistad.
UN ABRAZO GRANDE Y MIL RAYOS DE LUZ PARA QUE SIEMPRE TENGAS UNA SONRISA QUE MOSTRAR Y SENTIR.
mar

LUCIA-M dijo...

Mi querida niña... me quedo aquí un ratito…..Compartiendo ese duelo que pasara pronto llaveras... y escribe...escribe. Mil besos.

Alís dijo...

De cenizas: Hay momentos para las lágrimas, momentos para el abrazo, hasta para la risa… y todo ayuda. Todo limpia. Gracias. Besitos.

Lady Jones: No hay otro modo de seguir viviendo ¿verdad? Al menos, no que valga la pena. Gracias, me dejas contenta (y la música que encontré en tu casa fue muy oportuna). Besos!!!

Chinaski: Gracias. Lo sé. Un beso y abrazote.

Lucrecia Borgia: Sabe mucho de dolor… Gracias por sus palabras y por su presencia. (Siempre pico y voy a buscar su página. Me digo, ahora sí… Y siempre me doy de bruces). Un abrazo.

Alís dijo...

Sol: ¡¡Síiiiii!! Cómo no iba a darte la bienvenida si estaba pendiente a diario de si volvías… Porque es rico encontrarse con alguien tan dulce como tú y leer tus poemas. Adoro leer tus textos. Vete las veces que quieras o lo necesites, siempre que vuelvas. No sé, pero te intuyo. Muchas gracias por tu ánimo. Mil besos para ti también.

Mar: Te estás volviendo una experta en enternecerme. Gracias. Besos.

Lucía-M: Quédate. Tomémonos un café. Hablemos de nuestras cosas o riamos con nuestros sueños. Me agrada tu compañía. Un besazo.

BELMAR dijo...

¿Y tu cómo estás?

Alís dijo...

Belmar: Mejor, recuperándome de los acontecimientos de las últimas semanas. Gracias. Un beso.

LuluZiña dijo...

La pena permanece y deja un hueco que no volverá a llenarse


QUE FUERTES TUS PALABRAS ALIS ME ENCANTO COMO TRANSMITES ESOS SENTIMIENTOS ME ENCANTA LEERTE

Pamela dijo...

Un gran abrazo. Es bueno exteriorizar la pena, aunque ésta no se vaya, sólo el tiempo niña, sólo el tiempo...

Alís dijo...

LuluZiña: Gracias. Tus palabras me dan ánimos. Besos.

Pamela: Es cierto, sólo el tiempo... Gracias. Un beso.

POLIDORI dijo...

Hola Alís,

Comenzar a afrontar las cornadas de la vida es un paso muy importante, pero no el único.

Te deseo todo el ánimo y toda la suerte del mundo en el resto del camino.

Un beso.




John W.

Antonio Misas dijo...

Me impactan estas palabras, estas Imágenes... poderosas de tan importante dolor. Ayer no llegué aquí..., hasta este dolor, hasta esta perdida, a la oscuridad... que no nos da tiempo a asimilar y nos invade y nos pone a flotar boca abajo, ahogandonos en la realidad, mirando al fondo terrible de la ausencia...
Lo siento, te acompaño... como pueda, con estás palabras... que por leerte, el corazón se me parte y la emoción, se me sube, me golpea en la cabeza y joder, me viene inevitable,... llorar.

Un fuerte abrazo, ¡muy fuerte!

Alís dijo...

John W.: Afrontarlas sólo ayuda a asumir, en parte. Pero el ánimo está volviendo (sólo falla a veces). Gracias, de corazón, ya sabes. Un beso.

Antonio Misas: Tus palabras me acompañan, y me ayudan. No quiero provocar lágrimas. Era un desahogo, un duelo público que tenía pendiente. Pero agradezco profundamente tu apoyo y ese abrazo. Besos

Camaleona dijo...

Llego un mes tarde... me encantaría saber que a estas alturas estás estupendamente... pero me temo que esa pena que llevas dentro te acompañará siempre y que lo que estás es intentando a aprender a convivir con ella...
Confío en ti, mucho, y sé que eres fuerte, es la otra cara que tiene la moneda de la sensibilidad...

Alís dijo...

Camaleona: Gracias por tus palabras, por tu apoyo y por tu comprensión. En cuanto a lo de estar mejor... estoy en ello. Un beso grande.