Gracias, Claudia

martes, 16 de marzo de 2010

Martín y Martin (1)


Fotografía: Rodney Smith


La entrada de Susana a la oficina era el momento del día más feliz para Martín. Se aseguraba de llegar siempre antes para no perderse el momento en el que ella, inevitablemente, pasaba por delante de su mesa para dirigirse a su despacho.

(Martín: Qué breve es este instante. Podría estar mirándola todo el día)
(Martin: Es que está muy buena. Yo le haría un par de favores y aún le daría las gracias).
(Martín: No pensaba en eso. Es… no sé, lo que me hace sentir… Es…).
(Martin: Esas sí que son tetas. Como me gustan, grandes, duras, bien puestas).
(Martín: No empieces. Me gusta de verdad, podría enamorarme de ella, si no lo estoy ya).
(Martin: ¿Enamorarte? No jodas! Si apenas has hablado con ella. Tú lo que quieres es tirártela, como yo. Para eso valen las mujeres ¿no?)
(Martín: Apenas hablo con ella porque temo que te entrometas y lo estropees todo. Me gustaría conocerla con calma, dejar que las cosas fluyan, disfrutar de su compañía…).
(Martin: …y follártela. Pues a ver si te decides de una vez, porque hace mucho que no nos comemos un rosco, y ya me estoy poniendo nervioso).
(Martín: No te quejes. Más tiempo hace que no me enamoro. Desde que lo fastidiaste todo por tu manía de que lo bueno está en la variedad y que cuantas más mejor…).

-Susana: Martín… Martín… Martíííínnnn!!!!
-Martín: Eh… Sí… perdona. Estaba… distraído.
-Susana: Ya me he dado cuenta… Oye, que quería que me acompañaras a ver a un cliente… Suele incomodarme y no quiero ir sola.
-Martín: Sí, claro. Te acompaño… Y como ya es tarde, luego podríamos ir a cenar juntos… Bueno, si te apetece.

Martín no podía creer que se hubiera atrevido a proponérselo. Menos aún que ella, con una mirada cómplice y casi pícara, le respondiera: “Claro que me apetece”. La siguió embobado, como en una nube, pensando en que ahora sí, ahora estaba ante el amor de su vida.

Mientras tanto, Martin, con una sonrisa maliciosa, se frotaba las manos.

68 comentarios:

La brisa de la noche dijo...

Viaje a ninguna parte...¿no?,,besos

jose rasero b. dijo...

¡Qué bueno! Me siento descubierto. Leído por dentro. Así soy, somos. Con tildes y sin tildes.

Beso átono, ¿vale?

Subterráneo dijo...

Bueno, está bien esa pelea mental entre los dos Martines: juntos pueden hacer feliz a Susana. Porque seguro que también hay dos Susanas. Como debe ser.

Nacho dijo...

¿Angel o Demonio?
¿Quién pudo más?
¿Se la tiró o dejó que todo fluyera?

Bueno supongo que el final lo debe poner cada uno según su conciencia, ¿no?

Besos.

Taty Cascada dijo...

Dos Martines, dos Susanas,en el fondo somos siempre dos, una dualidad perfecta, una encuentro del placer y la ternura...Además, ¿ no es eso la esencia del amor,la mezcla perfecta de sensualidad y cariño?...
Entretenido escrito, mis cariños para ti...Te sigo

zayi dijo...

hombres!!! Esos Martin´s son de lo que abunda...
Muy bueno Alís... me gustó la frescura del texto. Muy rico leerlo a estas horas.

Un besito.

Sinplan dijo...

Creo que que exageras Alis, la mitad enamorada tambien piensa en el sexo todo el tiempo :)
Un beso

Allek dijo...

Preciosa imagen la que haz subido..
me ha encantado!
abrazos!

Espérame en Siberia dijo...

Jajajajaja, me cayó bien el Martín pícaro.

Muchísimos besos, guapa :D

claro dijo...

¿no piensas que la carne está para despistar, para cubrir lo que en realidad
ilusiona?

(y no voy de vegetariano ¡eh! ;a mí también me gusta la carne)




biquiños

TORO SALVAJE dijo...

Pobrecilla, mira donde fue a pedir ayuda...

Besos.

Nela dijo...

La tilde debería llevarla el pícaro, jo, que énfasis le pone el hombre ;)
Todos tenemos que lidiar con ese diablillo que se impone a veces, verdad? A mí me suele ganar ;)
Me encanta y la foto genial.
Un beso

De cenizas dijo...

El trío perfecto... o quizás cuarteto: Martín, Martín y Susana,Susana.

Muy logrado y original. :)


besos

El cadaver Exquisito dice... dijo...

doble moral....me encanta el texto te sigo!!!
:)

fonsilleda dijo...

Hola, he pasado unas cuantas veces por aquí sin dejar ningún comentario, entre otras cosas porque me ha parecido demasiada casualidad el título de tu casa.
En fin, que hoy he leído tu relato y no he tenido más remedio que hablar.
Todo me ha parecido estupendo, desde la elección de la imagen hasta ese texto que destila un realismo imaginado pero que resulta tan veraz que casi asusta.
La sonrisa me acompañó mientras leía y eso también es de agradecer.
Gracias por contar.
¡Ah! y bicos.

Carlos Fox dijo...

Oiga Alís, esto es ¡buenísssimo!(Me imagino a Martín vestido de angelito y a Martin de demonio con un largo rabo acabado en punta de flecha y un par de cuernos)

¡Un Muaaaak! ("pa usted")

Sonia dijo...

Quien no tiene en su cabecita al angel bueno y al otro que nos llena la cabeza?
Me gustaría que Martín no le haga caso a su otro yo y no arruine la velada.
Muy bueno Alís.
Bss.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Alís, deslumbrante, maravilloso, perfecto este relato!!!!
Te metiste en la psiquis de un tipo con desdoblamiento de personalidad de una manera asombrosa, sos una genia!!!!!!
Me voy alucinada con la lectura y te felicito enormemente.
Cariños!

Titajú dijo...

¡Huuuuy, las dobles personalidades! como a Susanan se le ocurra irse a la cama con ese tarado, le retiro el saludo.
¡SusanaaaaAAAAAAAA!!!!!!!! Qué está como un cencerro!!!!!!!!!!!

Eva- La Zarzamora dijo...

Jajajaj Muy bueno y tan real como la vida misma.
Ahora te falta escribir la parte concienzuda de las 2 Susanas;)

Un beso.

Yemaya dijo...

Una radiografía perfecta has hecho mi niña.
Me ha encantado.
Besos y susurros cálidos

Lala dijo...

Creo que estaría bien que cada uno de los que llevamos dentro asumiera su papel en el momento preciso.
Pero parece que a veces nuestro "yoes" son como los políticos, todos quieren mandar incluso llevándose a todos por delante! XD
Yo preferiría primero a Martín, y luego, si la cosita va bien, que salga Martinnnnn!!! Jajajaja!


Un beso


Lala

ODRY dijo...

Me encanta tus historias.
Un besazo

© Capri dijo...

Siempre he pensado, que al menos en mi, hay dos Yo como mínimo.

En tu relato hay una lucha entre la razón y el deseo, muchas veces incompatibles y a la vez complementarias.

Ays cielo, a veces siento esa lucha interna que es voraz y me escondo en la concha ( como Martin y Martín bajo su caja de cartón)

Me ha gustado y mucho,

:*)


Un besito.

Alís dijo...

Brisa: Nooo ¿tú crees? ¿por qué? Besos

jose rasero: jajaja, pero es que eso es muy evidente. Besito (tónico)

Subterráneo: Dos por lo menos, claro. Beso.

Nacho: Cómo me alegro de verte! Yo no diría ángel y demonio, porque no tengo tan claro que uno sea el bueno y otro el malo. Pero en principio sí, cada uno pone su final. ¿Cuál eliges tú? Besos.

Taty Cascada: Sí, creo que es un equilibrio de ambos o un momento para cada uno… Gracias. Un abrazo.

Alís dijo...

zayi: Da la sensación que el lado Martin se suele imponer, sí, jaja. Gracias. Besitos.

Sinplan: estoy de acuerdo, pero esa mitad lo disimula… ¿o no? :) Besos.

Allek: También me encanta la foto. Gracias. Un abrazo.

Espérame en Siberia: Si es que somos así, en el fondo nos gusta más el pícaro… jajaja. Besos.

claro: si está para despistar, lo hace muy bien… pero sí creo que lo que ilusiona es otra cosa: una ilusión. (yo creía que sí eres vegetariano, jeje) biquiños

Alís dijo...

Toro: ¿en serio crees que pobrecilla? Uhmmm, no sé yo… Besos.

Nela: Tienes razón, el pícaro es más tónico. Y menos mal que tenemos ese “diablillo” o ese otro lado. Gracias. Besitos.

De cenizas: Trío por lo menos, pero también me inclino por el cuarteto. Muchas gracias. Besos.

Cadáver Exquisito: Sería mejor ser todos a la vez, abiertamente… Gracias. Un beso.

DIAVOLO dijo...

¿Será que a veces las cosas pueden salir bien?

Besos.

Completamente Gilipollas dijo...

Mi querida Alis... todos somos duales, en todo cuanto afrontamos. La dualidad nos da la coartada perfecta para ser y deshacer, para fingir y desear, para amar y odiar. Pero todos somos uno solo. Me ha encantado su texto, demasiado. Siento haber llegado tarde...
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Nacho dijo...

Tampoco he dicho yo que el demonio sea el malo y el angel, el bueno....

:)

Húayat dijo...

Ese Martín sí que se las trae, esperemos que le salga todo bien, bien por él. Un abrazo y un beso fraterno mi linda Amiga.
Salud-os desde mi escritorio.

Maria Coca dijo...

Jajajajaja!! Qué bueno! Las dos caras de una persona. Un relato original, me ha encantado.

Besoss

cascarilleiro dijo...

Muy bueno¡¡
Creo que una buena fusión resultaría el Martín perfecto,¿ Y Susana?

Saludos y un abrazo.

Juncal dijo...

Hola Alís.

Esa dualidad conviviendo en conjunción ...
Que sí. Que existe el amor romántico, pero ni ese amor es capaz de aguantar mucho tiempo su pureza. Que Martín instinto acaba haciendo acto de presencia pidiendo ¿a gritos? completar el sentimiento.
Seamos sinceros, que todos somos Martín.
Muy bueno Alís.
Besos.

Alís dijo...

Fonsilleda: No interpretaré ese “demasiada casualidad”, pero te diré que sólo conocía un blog cuando abrí el mío (el de mi amigo J.eMe) y que me confieso culpable de ser poco original. Si haces una búsqueda en Google verás que éste es un pecado de muchos. Dicho esto, me alegro de que te hayas animado a comentar y te lo agradezco. Y me alegro de que el texto te haya hecho sonreír. En este caso, ése era el fin. Moitos bicos.

Carlos Fox: Todos caemos en ver bien y mal enfrentados… sinceramente, no creo que sea tan así. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado (revisé una por una todas las palabras… me faltaba algo). Beso.

Sonia: Tal vez Martin en vez de arruinar la velada, le ponga un broche de oro ¿no lo habías pensado? Gracias. Besos.

Sol-Imaginario Desesperación: Hala, hala, hala!!! Sin exagerar, jajaja. Tú sí que eres genia. Muchísimas gracias. Besitos.

Titajú: Me temo que vas a tener que retirarle el saludo… no sé, que yo no fui a cenar con ellos, pero me temo que Martin tiene su atractivo, y la mezcla de ambos es irresistible. Que conste que lo digo sólo por intuición. Bicos.

Alís dijo...

Eva: Gracias. Estoy en ello, aunque curiosamente me resulta más difícil. Un beso.

Yemayá: Muchas gracias. Besitos.

Lala: Sí, es difícil hacer que se pongan de acuerdo para trabajar por el bien común. Tal vez tengan intereses irreconciliables, aunque no creo que tanto. Y tienes razón, Martin puede llegar a dar mucho juego, jajajaja (y Martín aprovechar para dormir siesta). Besote.

Odry: Gracias. Un beso.

Capri: Difícil conciliar todos nuestros yo ¿verdad? Muchas gracias. Un besazo.

Diavolo: Yo todavía quiero creer que sí, que es posible. Besos.

Alís dijo...

Sr. CG: Usted pareciera no ser dual… aunque tal vez cuando se quita la bolsa de la cabeza… Muchas gracias. No ha llegado tarde. Ha llegado, y eso es lo que importa. Un beso.

Nacho: Yo tampoco he dicho cuál es el malo y cuál el bueno. En todo caso, está implícito: ángel y demonio son símbolos del bien y del mal… otra cosa es que coincidamos. Lo que no has hecho es responder qué final dicta tu conciencia… Besos

Húayat: También espero que le salga todo bien, aunque no tengo claro qué es lo bueno. Gracias. Un abrazo.

María Coca: Muchas gracias. Besitos.

Cascarilleiro: Lo mejor es la mezcla, sí. ¿Susana? Supongo que también tiene esas luchas internas, como todo el mundo ¿no? Bicos.

Juncal: Bienvenida. Sabes que me gustan tus comentarios, así que es un honor tenerlos aquí. Lo difícil es convivir en conjunción, aunque está claro que cada uno tendrá sus momentos de “liderazgo”. Seamos más sinceros aún: todos somos Martin, jaja. Muchas gracias. Besos.

CarloZ dijo...

Jajajajajaja ¡Excelente, Alís!

Me parece que a Martín Martín lo voy a llamar Martincito, y... jajaja comprensible su diálogo interno, hay chistes al respecto.

Me gustan tus relatos.

Un beso.

moderato_Dos_josef dijo...

la charla entre Martín y Martín fascinante. cuantos no hemos tenido una charla interior de esas? Lo malo que nuestro finla haya sido el de unos perdedores jajajaja.
Excelente relato. me apunto al siguiente.
Un abrazo.

Cat's dijo...

siempre tuve ese miedo.

de estar con dos personas.Y no sospecharlo.

qué cosa...

elplanetainvisible dijo...

...nez y ..nez.
saludos

Nacho dijo...

¿Y si no tengo conciencia?

Con un poco de uno y un poco del otro.... obtenemos el termino medio.

¡Coño, perdon...pero es que siempre se acaba hablando del medio!

Besos.

PD.
Esta bien esto de interactuar.

Miguel Cobo dijo...

Martín Jeckyll y Martin Hyde: La dual "obsexión".

Saludos.

Húayat dijo...

Bueno, en realidad no tenemos un nivel de conciencia pleno como para especificar y reconocer las situaciones y hechos de la vida, pero algo podemos percibir de lo bueno.
Linda Alís, espero que no te moleste que yo haya embellecido aún más mi Pequeña Galería de Bellas Damas Bloggeras con la foto de tu perfil. En caso no te agrade me avisas y de inmediato acojo tu decisión. Un abrazo fraterno mi linda Amiga.
Salud-os desde cráter en ebullición.

Sol dijo...

Yo creo que los tres los pasarán muy bien!!!
jajjaja
Alis que lindo que te siga tanta gente!!!
Te lo mereces!!!
Mil besos cielo, como siempre... ya sabes...

Alís dijo...

CarloZ: Lo de Martincito me suena a otra cosa…, pero no sé, jajajaja (creo que hablamos de lo mismo). Gracias. Un beso.

moderato_Dos_josef: en lo de ser perdedor-ganador creo que también hay dualidad… Gracias. Un abrazo.

Cat´s: A no ser que los hayas descubierto, seguramente has estado con dos personas sin sospecharlo… y ellos cuando estaban contigo, también. Beso.

Elplanetainvisible: curioso, yo soy …mez y …mez. Bienvenid@. Por cierto, bonitas fotografías. Un abrazo.

Alís dijo...

Nacho: no tengo vergüenza, no tengo ganas, no tengo… lo que quieras decir y quizá te creería, pero que no tienes conciencia, no. Se te nota. Y sí, el término medio parece lo más adecuado, lo más lógico y puede que también lo más fácil. ¿Tienes el medio entre ceja y ceja? Besos (sí que está bien).

Miguel Cobo: Me gustó eso de la obsexión. El sexo es el aspecto de la vida que genera más dualidad. Un abrazo.

Húayat: Te agradezco el gesto de enlazarme, pero me da “cosa” eso de formar parte de una “galería de bellas damas”, aunque sean blogueras. Debe de ser un problema de lenguaje. Gracias de todos modos.

Sol: Susana seguramente lo pasará bien, uno le dará ternura y el otro le hará reír o… Gracias, mi niña. La verdad es que me siento muy afortunada. Y me encanta verte por aquí. Besitos mil.

Lucrecia Borgia dijo...

Martin es un psicópata sexual.
Susana es ninfómana.

BB dijo...

Es estupendo como siempre..

Un abrazo
BB

Basurero Usurero dijo...

Como Pilatos, frotándose las manos, essssssos. Suerte.

Alís dijo...

Lucrecia Borgia: jajajaja, perdóneme, no quiero reírme que usted me da miedo, pero es que me hacen gracia sus análisis tan contundentes. Un abrazo.

BB: Gracias. Me alegro de volver a verte. Se te echaba de menos. Besos.

Basurero Usurero: Pilatos ¿no se lavaba las manos? ¿o era para disimular? Gracias. Un abrazo. Y bienvenido.

Alberto dijo...

Siento cierta incompatibilidad en los dos Martinis (secos por favor)... me cuesta creer que coexista un extremista machista (que no un moderado machista) con un tipo normal o tímido.
Pero hay mucha gente con doble personalidad, no? :-)
Muy bueno.
Un besote

Raúl dijo...

Esas dos caras, esos dos perfiles, esas dos posturas que todo el mundo llevamos dentro.

RMC dijo...

Excelente texto y relato Alis,
un placer pasar a leerte.
que tengas una feliz semana.
un beso.

Suso dijo...

Que grande Alis, un texto enorme, para pensar un poco, muy bbien escrito. Yo creo que todos tenemos en parte esas dos maneras de ver las cosas, solo que hay épocas que sale un Martín más que en otras, imagino que el equilibrio es lo ideal en todos los aspectos de la vida.
besos

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

LADY ALÍS, Y yo que iba a ponerte una barbaridad como (y perdona pero me suelto la melena, eh?). ¿Se frotaba las manos? Yo pensaba que era el tintineo de sus huevos!!! jajajaja. Perdón.
Muy buen texto, como siempre, eres sorprendente. Me gusta leerte y me haces reír, o igual soy yo que me río sola, jajaja. Un beso.
LADY JONES

Alís dijo...

Alberto: Te sorprenderías de la cantidad de machistas redomados envueltos en la piel de un tipo normal o tímido. No sé si son la mayoría, aunque sí los más peligrosos. A los otros se les ve venir… Un beso grande.

Raúl: Así es. Todos tenemos distintos yo que a veces estorban y otras nos ayudan a una visión más genérica de las circunstancias. Un beso.

RMC: Gracias. Un gusto verte por aquí. Un abrazo.

Suso: El equilibrio debe ser lo ideal, sí, pero no parece fácil. Según el momento, se impone uno u otro lado de nuestra personalidad. Muchas gracias. Besos.

Lady Jones: jajajajaja, quizá debería ser: “Se frotaba las manos, mientras se podía escuchar el tintineo de sus huevos”… jajajajaja. No te ríes sola, no. Yo me río contigo, y mucho. Gracias. Un besazo.

H. Chinaski dijo...

Suele pasar
Somos tan pardillos que no nos atrevemos a pedir cosa tan nimias por miedo a la respuesta.
Los dos Martin son complementarios y formaran alianza en pro de un objetivo comun.
Claro que tambien la otra parte podia haber ayudado

Besos

Pd: Perdon por el retraso

Lucrecia Borgia dijo...

Martín le dice a Martín :

A mi mujer le gusta mucho hablar conmigo después del sexo. El otro día me llamó a casa desde un motel.

BELMAR dijo...

Tratando de volver a la normalidad...

Gracias por preguntar.


Un abrazo para tí.

Alís dijo...

Chinaski: Preferimos quedarnos con el no que arriesgar un sí… Gracias. Besos.

Lucrecia Borgia: Y cuando llamó a Martín estaba con Martin, seguro.

Belmar: Espero que recuperes la normalidad cuanto antes. Deduzco que te afectó bastante. Lo lamento. Un abrazo.

LuluZiña dijo...

MMMM MARTIN Y MARTIN EL DIABLITO Y EL ANGELITO CREO QUE A TODOS NOS SUCEDE!!!!!!!!!!! EXCELENTE VOY A LEER LA DOS

Bolki dijo...

Bueno, como llego a las mil y ya estará todo dicho sobre la dualidad humana y tal y pascual. Yo me voy a centrar en la foto y en mi estupidez visual. Por cierto, no se quien es el tal Rodney Smith, pero se merece un aplauso (plas, plas) Que al ver la foto he pensado, ¿que hace D. Completamente Gil...... con su gemelo en el banco de un parque, disfrazados de Groucho Marx? Casi me da un ataque. Me subo al piso de arriba que me dicen que hay una tal Susi con malas intenciones.

Alís dijo...

LuluZiña: No sé si diablo y ángel, pero sí nos sucede a todos. Gracias. Un beso.

Bolki: Rodney Smith se merece más de un aplauso, sí. Jajajaja, es cierto, se parece al sr. CG, pero es que como los chinos, todos los hombres con bolsas y cajas en la cabeza se parecen. Ah, y yo creo que Susi tiene muy buenas intenciones... Gracias por hacerme sonreír. Besos

Nikté dijo...

Y dicen que los hombres son simples...
Que bien lo has retratado, Alís.
Como si te hubieses metido en la cabeza de alguno.
Pero realmente son así, aunque haya quien lo niegue.

fonsilleda dijo...

Has hecho bien, creo yo, no interpretando (sobre todo con rigidez) la casualidad. Lo que quise decir es que, cada vez que pinche en Alis y me enconré con el título, no sé, pero como si me encontrara de golpe justamente con lo que dices, la poca originalidad.
Y ello me hizo, simplemente "pasar".
Una bobada mía, porque me gusta lo que haces y cómo lo haces.
Espero que sepas disculpar, lo poco afortunado del comentario anterior.
Bicos.

Fiebre dijo...

Perfecto. Un texto perfecto.
¡Qué manía de hacer esconder a los hombres su lado diablo!
¡Qué manía tenemos las mujeres de pensar que "nos valoran menos por que quieran follarnos!

La naturaleza masculina es la que es, y pueden coexistir perfectamente las ganas de amarte con las de fornicar a lo bruto.
Y eso no los hace menos "buenas personas"

Cada día me gustas más escribiendo. Araño el poco tiempo que me queda serio, no de cachondeos de "Cara B", para sentarme tranquilamente en tu casa.

Alís dijo...

Nikté: Nunca es bueno generalizar y algunos son bien complejos, pero en general (jeje) son parecidos. Besitos.

fonsilleda: No tengo nada que disculpar, y si bien esas dos palabras me chocaron, tu comentario fue de lo más amable. Gracias por venir y por tus palabras. Es un gusto para mí. Y más vale tarde que nunca ¿no? Bicos.

Fiebre: Es lo que nos han enseñado y cuesta quitarse tanto prejuicio de encima. No sólo pueden coexistir, deben hacerlo. Fornicarte a lo bruto, como tú dices, es un buen modo de demostrar que te aman. Gracias, rubia. Siempre me animas mucho (pero no soy tan seria, jo). Aquí ven siempre que quieras. Me gusta recibirte. Y si no, no importa; yo voy a verte. Un besazo.