Gracias, Claudia

miércoles, 28 de abril de 2010

La secta


Fotografía: "Balance is everything", de Guenter Eh


El tiempo para entrar a la secta se le estaba terminando. Pronto llegaría el día y la hora convenidos y debía lograr ser admitido antes.

Desde que un día leyó una alusión al grupo en Internet, su sueño es formar parte de él. En aquel momento, y por primera vez, se sintió acompañado en su locura; por primera vez encontró entre quienes sentirse cuerdo. Un cuerdo más.

La idea del suicidio no tenía para él relación alguna con la soledad. Y en esa secta podría cumplir su meta de cambiar de dimensión en compañía.

Pero el gurú no podía aceptarlo, y se lo dijo una y otra vez, porque haría fracasar su misión. No cumplía el requisito fundamental, el imprescindible:
ser mortal.

61 comentarios:

MORGANA dijo...

¡¡¡Me gustan estos relatos!!Si se es inmortal,ya no hace falta suicidio.....deseo que la próxima vez llegue a ser mortal...me entiendes..
un abrazo enorme y con mucho amor.
Besotes.

TORO SALVAJE dijo...

Pues vaya, yo pensaba que le eternidad era más tranquila.
Ni muertos vamos a descansar...

Besos.

De cenizas dijo...

Si no se podía apuntar a la secta...que esperara a la séctima.

Muy buen cierre de relato. :)

besos

Juncal dijo...

Ummmmmmm
Subjetivo.
Una vez más.
Partiendo de la base de que todos somos finitos ( e imperfectos ), el título de inmortal lo etiquetamos nosotros en la mente cuando pretendemos que algo se quede así,con la fabulosa impersión primera, con el primer impacto,con el recuerdo inmaculado,con la memoria dulce.
Y evitamos de este modo añadir otras visiones que puedan manchar esa imagen.
Pero evitamos también otros descubrimientos que pueden elevar aún más las impresiones originales.

¡¡Pues no !!
Que se vaya pensando otro razonamiento para la no-admisión.
Ese no cuela.
;-)
Besos, Alís.
Interpretación subjetiva, no más. Ándale.

ODRY dijo...

Nena, es buenisimo, no me imaginaba este final.
Se me a quedado el corazón en un puño.

Un besazo preciosa.

LUCIA-M dijo...

Vaya... estoy de acuerdo con Toro.
Excelente relato! Megisto mucho.
Besos.

jose rasero b. dijo...

El gurú estaba más majara de lo que yo pensaba. ¿Quién mejor que un inmortal para llevar las cuentas y los papeles de la secta de suicidas? Es que...

Besos majaras!!

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Jajajajaj, me encantas!
Y me entretiene leerte, my lady.
UN BESO.
lady jones

Albino dijo...

Para tomar la decisión del suicidio hay que tener mucho valor y mucha decisión, porque no hay marcha atrás. Claro que hay quien se "suicida" muchas veces en la vida pero con precauciones. Es decir, se toma las veinte pastilla de sedante e inmediatamente avisa para que le hagan un lavado de estómago.
En cuanto a la eternidad, es algo tan largo que puede parecer aburrido.
Asi que me quedo con el termino medio. Vivir mientras las condiciones sean óptimas. Y te lo digo desde los 81 años.
Si pensara ser eterno, podías considerarme un bebito.
Un beso

fonsilleda dijo...

Espléndida y preciosa la imagen de Guenter. Y a la esfera (redonda) me referiré al comentar tu micro, pues eso es lo que me ha parecido: conseguido, redondo.
Bicos.

JOAKO dijo...

¿si no es un mortal, qué es?
una teoría cuántica
un bit informático
una expresión matemática

Antonio Misas dijo...

Joako, coño, dejame pasar, que no solo está hablando de ti, que está hablando de mi y de otros y de ella..., de todos los que una vez nos creímos inmortales, en otros tiempos, en otra edad, edad que solo nos queda en la memoria. Está hablando también aquí, de la imperante necesidad de pertenecer a un grupo, porque aunque "el hombre sea un lobo para el hombre" no puede permanecer solo. Todo esto dentro de la ficción literaria, con un genio determinante, rotundo. Esto que digo es serio. no te lo tomes a broma. Espero que no te tomes a mal mi intromisión, pues yo de la cuántica no tengo ni puta idea.

Besos Alis

Suso dijo...

Jo, que curioso relato...descoloca... eso quiere decir q está bien escrito, me causó impresión. Besos.

El Drac dijo...

Veo a las personas que muchas veces por problemas personales abrazan alguna religión y me dan un poco de compasión, cuando la religión o el pensamiento debe abrazarse por convicción, no por paliar algún desequilibrio que tengamos , aunque es muy difícil darnos cuenta de nuestro propio desequilibrio me digo. En fin mientras se ayuden y sean útiles a la sociedad estará bien, me digo. Un abrazo. Buen post el que has hecho, invita a reflexionar ¡tan necesario en estos tiempos!

Lucrecia Borgia dijo...

" Los muertos que vos matais, gozan de buena salud. "

Charles Manson

Titajú dijo...

ese es uno de los requisitos que te piden para entrar en una secta: ser mortal.
¡qué pena!

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Muy bueno, Alís!
Cariños!

JOAKO dijo...

Antonio, coño, entiendo lo que es la literatura y lo que es introducir una contradicción en un texto para apuntalar una o varias ideas, veo que tu ya has hecho tu lectura del texto y has decidido que se habla de Juventud y de pertenencia al grupo, luego ligas la idea de juventud a la de sensación de inmortalidad y ¡Voila! ya está el lazo hecho.
Yo intentaba mostrarme irónico, casi ultracientifico, ironizando con que las únicas cosas realmente inmortales (en la más amplia extensión del concepto)que son las expresiones matemáticas y aledaños, puesto que lo que no varía en el espacio tiempo son las ideas matemáticas, es decir que 2+2 = 4 aquí y en el límite del universo y hoy y dentro de "chorrocientos" años.
A mi me encanta la poesía y esta está llena de contradicciones que expresan en ocasiones mucho mejor los sentimientos que cualquier matemática, porque son escritos y leidos por personas, y lo que pierden en precisión lo ganan en sugerencia.
Pero, te has dado cuenta de que tan solo incluyendo algo que parezca una formula o un nombre en clave la intención del texto varia radicalmente:

"El tiempo para entrar a la secta se le estaba terminando. Pronto llegaría el día y la hora convenidos y debía lograr ser admitido antes.

Desde que un día XMLR3 leyó una alusión al grupo en Internet, su sueño es formar parte de él. En aquel momento, y por primera vez, se sintió acompañado en su locura; por primera vez encontró entre quienes sentirse cuerdo. Un cuerdo más.

La idea del suicidio no tenía para él relación alguna con la soledad. Y en esa secta podría cumplir su meta de cambiar de dimensión en compañía.

Pero el gurú no podía aceptarlo, y se lo dijo una y otra vez, porque haría fracasar su misión. No cumplía el requisito fundamental, el imprescindible:
ser mortal."

De pronto el texto pasa a ser de ciencia-ficción.

¿te parece ahora que tu interpretación del texto ya no es la única posible? yo también digo esto en serio

Taty Cascada dijo...

Alis: Tienes a tus seguidores con la cabeza en la manos para descifrarte, ellos olvidan una premisa de la escritura, la libertad de la imaginación. Un relato es atractivo desde el momento que nos atrapa su lectura y nos deja pensativos.
Un beso.

Carla Peterson dijo...

Tus relatos Alís siempre me dejan pensando.
Me gusta eso, tienes un gran poder para atrapar al lector.
A mi me atrapaste.
Besos y abrazos corazón!

Nela dijo...

Completamente de acuerdo con Taty,que me dejas pensando como puedes ser tan imaginativa,jamía...(pásame tus musas,de tarde en tarde,por fis ;)
Un besazo

moderato_Dos_josef dijo...

me gusta ese requisito. Pero más el microrrelato!
Excelente.
Besos!

Lala dijo...

Qué grande relato en tan pocas palabras!
Y ese final, dignísimo!
:D

Muy buena jugada, Alís! ;)

Un beso


Lala

Antonio Misas dijo...

jaja Joako, Alis se va a enfadar. Ya he dicho en otra ocasión que un texto tiene tantas interpretaciones como lectores además de lo que el autor intentó decir lo consiguiera o no.
Tu teoría ultracientífica es de lumbreras total igual que tu "comentario de texto", que te vas por los cerros de ubeda y te plantas en la cienciaficción, haciendo una reescritura del texto original.
Ah, y para ironía fina, la de Lucrecia Borgia.
Joako, ya soy seguidor de tu blog.

Alis, perdón.

zayi dijo...

Eso de las sectas siempre me ha dado miedo...leyendote senti ese yuyú que me dio cuando tenía 12 años y me leí la novicia. Creo que todo lo que desconocemos, nos asusta...
será?
Un besito.

El Vocero dijo...

Un aspirante de pocas pretensiones eh....
Y bueno, despuès de todo nadie es perfecto.

:P

Besito

© Capri dijo...

Vaya tardecita que llevo, entre tu y Morgana hoy me matais del miedo.

o¿O , a mi las sectas siempre me han dado yuyu sobre todo esas que meta es morir para renacer, dejame de gaitas, que yo amo mucho a la vida , y aunque no se debe de decir de esta agua no beberé, me temo que no caería en esa trampa estúpida de liberarse del cuerpo para ser inmortal... eso ya lo veré cuando acabe mi camino.

Muy bueno Alís, siempre me haces reflexionar, y eso se agradece siempre.

Un besito.

Valentin Ibarra - (acertijo) dijo...

Misterioso final.
Me quedé pensando, donde van los “místicos de la periferia” cuando no comulgan con los cánones establecidos por el cristianismo dominante.

A este espíritu perturbado no lo aceptan en una secta x, pero seguro que el mismísimo san pedro también lo saca a patadas del cielo.

En fin, hay fin?

Nacho dijo...

Creo que el gurú notó que el aspirante no creia en el planteamiento real de la propuesta colectiva.

Le faltaba la Fé.

Esa fé necesaria para creer en algo espiritual, no demostrable cientificamente.

Besos.

Marisa dijo...

¡Muy bueno!

Tendrá que seguir
buscando en Internet
pero esta vez tendrá
que cambiar de secta.

Besos

Vëlourýa dijo...

Mujer, gracias por siempre dar las palabras justas.

Y bueno, me gusta mucho como escribes, como te expresas, como sientes la vida... y la verdad es que yo tampoco creo que el suicidio esté tomado de la mano con la soledad.

Un abrazo enorme.

Luis dijo...

Sabio el director de la secta, ser mortal es lo que nos hace manipulables.
Un abrazo.

MAR dijo...

EL SUICIDIO....ALGO POR TIEMPOS MUY ATRACTIVO PARA MI.
Besos llenos de cariño y amistad bella Alís.
mar

Walden dijo...

Buen remate. En realidad, la secta te lleva al único sitio al que no puedes ir. Me gusta.

Un beso.

Iván dijo...

hola Alis, me gusta y admiro tu capacidad para escribir sobre cualquier tema... (secta/suicidio)
pero de eso se trata no? intentar sacar la esencia de todo...

un abrazo amiga

essaldir dijo...

Ah!!...la busqueda, la espera... la ansiedad y al final... la no mortalidad... me encanta lo subjetivo, un toque de sutiol desequilibrio...
bue relato sin duda... quedo con ganas saludables de leer mas...
Besos

Gabiprog dijo...

No es cuestión de sobrevivir al gurú!


;)

Yemaya dijo...

Geniales tus entradas, siempre dan un giro inesperado.
Me gustan.
Besos y susurros muy cálidos

H. Chinaski dijo...

Hay una parte del juego de estas sectas que no mola
Si el guru, como ser omnipotente de la secta, es quien la ha creado, querra que perdure.
Si quiere que perdure, se tendra que "sacrificar" y no se podra sacrificar con sus adeptos para seguir captando adeptos nuevos, una vez defenestrados los existentes.
Si predica una doctrina que el mismo no va a cumplir, salvo que entre sus poderes este el de la resurreccion, es un guru de cuchifleta.
Si la cumple, y no resucita, se acaba la secta.
En fin, vaya birria de secta y de guru

Besos Alis

Maria Coca dijo...

Un buen relato, con final impactante.

besoss

Kelevra dijo...

Más que impactante final yo diría intrigante. ¿Cómo se suicida un inmortal?, ¿cortándose el cuello o eso ya está muy visto?.

Lo más curioso es que un inmortal tenga problemas con el reloj, si supuestamente tiene todo el tiempo del mundo.

Inmortales, sectas, dimensiones y locuras... texto y contenido que da que pensar. Un saludo.

Mercedes González dijo...

Nena, siempre me dejas con la boca abierta. No es mala cosa cambiar de dimensión en compañía, ni quererse suicidar siendo inmortal.

Besitos

Stultifer dijo...

Estábamos dando un paseo y descubrimos tu blog. Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al viernes 30 de abril de 2010 en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
Y si tienes una escalera, mándanosla a edusiete@gmail.com y la publicamos inventándonos una historia.

Espérame en Siberia dijo...

Pero qué tremendo. No me gustaría ser como él.

Muchos besos, darling.

Angel dijo...

Alís, que si no tienes escalera, que en mi ventana tienes muchas, y mas en la de Toro. Ánimo y al toro, es un decir.O no.
Besos desde el Sur

Cesc dijo...

Siempre he concedido una importancia menor a lo que se alcanza con escaso sacrificio.

Joyce dijo...

Muy bueno!

Aunque creo que hay que estar bastante cuerdo para suicidarse... o rematadamente loco.

Besos

Alís dijo...

Morgana: Me alegro de que te guste. Un besazo, enorme.

Toro Salvaje: No sé cómo será después de muertos, pero no me hago muchas ilusiones. Seguro que nos tienen preparada alguna sorpresa. Besos.

De cenizas: Jejeje, tienes razón, y la séctima está ligada al número de la suerte ¿no? Besos.

Juncal: Me encantan tus interpretaciones subjetivas. Tu comentario es de los más esperados. Lo sabes ¿verdad? Un besote.

Odry: Entonces, yo feliz de sorprenderte. Gracias. Besitos.

Lucía-M: Muchísimas gracias. Besitos.

Alís dijo...

jose rasero: Noooo. ¿No ves que el gurú no puede dejar testigos? Tendría que compartir. Besos exclusivos.

Lady Jones: Gracias por ese piropazo. Besotes para ti.

Albino: Sí, la eternidad parece demasiado tiempo... Bicos.

fonsilleda: Muchísimas gracias. La fotografía es preciosa, sí. Bicos.

Joako: Simplemente, un inmortal. Me gusta ver vuestras diferentes interpretaciones de mis textos, por eso a menudo no los cierro del todo. Un beso.

Antonio Misas: jajaja, hay que ver cómo vienes!! Deja que Joako opine... Te digo lo mismo, me gusta comprobar todo lo que podéis interpretar de un texto que, en este caso, surgió sin pretensiones ni mensajes encubiertos. Sólo fue eso. Gracias. Besos.

Alís dijo...

Suso: Gracias. Confieso que a mí me descolocó también, porque no me reconozco mucho en él. Pero quiso salir... Besos

El Drac: Tengo la sensación de que la mayoría de los creyentes lo son por necesidad... Muchas gracias. Besos.

Lucrecia Borgia: Me tiene tan mimada estos días que sólo puedo decirle: gracias. Besos.

Titajú: No sé en otras sectas, pero en una de suicidas ser mortal parece que es imprescindible, sí. No tomes muy en serio las cosas que escribo, que desvarío mucho. Bicos.

Sol: Muchas gracias. Besitos.

Joako: Me gusta esa variante. A veces una sola palabra modifica todo. Gracias. Besos.

Alís dijo...

Taty Cascada: jajaja, tienes razón, pero a mí me gusta que cada cual imagine lo que quiera con mis textos (aunque a veces, cuando quiero expresar algo concreto, me frustre un poco). Y me encanta que me lo contéis. Gracias por tus palabras. Besos.

Carla Peterson: Muchísimas gracias. Eres muy generosa. Besitos.

Nela: No necesitas mis musas (que andan algo vagas), aunque un día de éstos te las dejo si tú me prestas a las tuyas. Me encantan tus textos. A menudo te leo y lamento que no se me hubiera ocurrido a mí. Besitos.

moderato_Dos_josef: Muchísimas gracias. Me halagas. Besos.

Lala: muchas, muchas gracias. Me estoy poniendo colorada. Besitos.

Antonio Misas: Yo no me enfado, pero no os piquéis vosotros... Insisto en que me encanta que tengáis diferentes interpretaciones y que me las hagáis saber. Me sorprendo releyéndome luego. Besos.

Alís dijo...

zayi: a mí también me dan yuyu las sectas. Desconfío de todas. Y sí, asusta lo desconocido, y también algo de lo conocido... Besitos.

El Vocero: No sé si el suicidio para un inmortal es "poca pretensión"... Supongo que siempre nos atrae lo que no podemos alcanzar. Besitos.

Capri: Yo??? Morgana sí que da miedo con sus relatos. Y creo que puedo jurarte que jamás ninguna secta me tendrá entre sus adeptos. Gracias. Besitos.

Valentín Ibarra: Tengo mis dudas de si algún día tendremos respuesta a tu pregunta de si hay fin... Mientras tanto, imaginemos. Un beso.

Nacho: En todo caso, le faltaba fe en sí mismo. Es la peor falta de fe posible, creo yo... Besos.

Marisa: Sí, tendrá que buscar una secta que se ajuste a sus características... o crear una (eso le sería más rentable, seguro). Bicos.

Alís dijo...

Vëlourýa: Gracias a ti. Siempre pensé que el suicida es valiente ante la muerte, pero cobarde ante la vida. Todo es relativo y depende de cómo se mire... como está quedando claro con los comentarios. Un besazo.

Luis: Así es. El gurú está protegiendo su negocio... Beso.

Mar: Te entiendo. Algunas veces parece una alternativa a tener en cuenta... menos mal que se nos pasa. Y que siga siendo así. Un fuerte, fuerte abrazo.

Walden: Por lo tanto, no te lleva... sólo te engaña. Gracias. Un beso.

Iván: es lo que intento. Unas veces con más fortuna que otras. Muchas gracias. Tus palabras me animan. Besos.

essaldir: pues no te quedes con las ganas... pasa y ponte cómodo. Para mí es un placer. Gracias. Besos.

Alís dijo...

Gabiprog: El gurú tendría que compartir liderazgo o se le acabaría el negocio... y no creo que esté por la labor. Besos.

Yemayá: Muchísimas gracias. Me alegro de que te gusten. Besos.

Chinaski: Ah, pero ¿hay alguna parte del juego de estas sectas que sí mola? Creo que ése es precisamente el problema, que muchos sigan a quienes predican algo que no practican. Ejemplos tenemos muchos... Besos.

Maria Coca: Muchas gracias. Todo un piropo viniendo de ti. Besos.

Kelevra: Debe de ser terrible tener todo el tiempo del mundo y andar con prisas... pero es que tiene que adaptarse al tiempo de los mortales ¿no? No sé cómo se suicida un inmortal. Me temo que no puede. Ésa es su condena. Gracias. Un abrazo.

Mercedes: No envidio la inmortalidad. Vivir eternamente no parece el mejor panorama. No aprovechar el tiempo de vida que tenemos tampoco lo es. Gracias, mi niña. Besitos.

Alís dijo...

Stultifer: Muchas gracias por considerar mi espacio (aunque ya lo conocías, y algunas de mis escaleras también). Besos.

Espérame en Siberia: Tampoco me gustaría ser como él. Besitos (espero que estés más animada).

Angel: Muchas gracias (aunque no entendí del todo tu comentario). Besos.

Cesc: Tiene más valor lo que cuesta más esfuerzo, sí, aunque yo no menosprecio lo que me regala la suerte... Un beso.

Joyce: No sé si hay mucha diferencia entre muy cuerdo y rematadamente loco... por eso de que los extremos se tocan. Gracias. Besos.

Camaleona dijo...

Vaya!! qué mala suerte no ser mortal.
Muy bien.

El Vocero dijo...

Era irónico mi comentario....en efecto es como dices, siempre nos atrae lo inalcanzable.
Besitos

JOAKO dijo...

No me he picado con Antonio, todo lo contrario, me temo que en los comentarios de los blogs tendemos a ser muy educados y eso está muy bien en la consulta del dentista, pero a mi me va la mercha y prefiero, con mucho cometarios como los de Antonio, que me hacen saltar, discutir, pensar. Además estoy de acuerdo con él , posiblemente es más acertado su análisis que el mio, pero como bien dices siempre hay distintas interpretaciones de un mismo texto, como dicen muchos autores, en cuanto publicas el texto en muchas ocasiones cobra vida própia.

Alís dijo...

Camaleona: yo también creo que es una desgracia ser inmortal. Es demasiado tiempo... Gracias.

El Vocero: Así entendí tu comentario, como irónico. Pero gracias por aclararlo ;) Besitos.

Joako: Lo de no picaros lo decía en general; aquí se puede discutir lo que sea mientras no nos molestemos. Sé que Antonio no se picó y me pareció que tú tampoco. Hablando de interpretaciones, no creo que unos tengan la razón y otros no, pero sí pienso que es enriquecedor exponer y argumentar los distintos puntos de vista. En ese sentido, os agradezco a los dos. Besos.

Angel dijo...

En mi Blog( mi ventana) y en la Toro..tienes siempre una escalera para subir...hasta donde tu quieras. Es una licencia literaria...puedes encontrar siempre apoyo en nosotros. O no

Alís dijo...

Ángel: Sí, entendí la metáfora. Muchísimas gracias, de corazón. Un beso.