Gracias, Claudia

miércoles, 19 de mayo de 2010

La chica rebelde de la familia




Rebeca decidió hacer su propio camino, a pesar de que sus padres la habían enviado a un elitista colegio de señoritas en el extranjero en el que básicamente le enseñaron que no debía tener más inquietudes en la vida que la de elegir qué pretendiente le convenía más y, si acaso, qué diseñador haría su vestido de novia.

A ella no le pareció suficiente y se empeñó en ir a la Universidad a estudiar Derecho, por mucho que la familia insistiera en que sería más adecuado Literatura, Música o, en último caso, Filosofía.

Rebeca se dio de bruces con la realidad. El país, inmerso en una dictadura, vivía tiempos convulsos, y ella se convirtió en una de las activistas más combativas de la Universidad. Ganó las elecciones estudiantiles (clandestinas) y se inscribió como militante en el prohibido Partido Comunista.

Superado el recelo inicial, sus compañeros la admiraban, sobre todos los pocos de procedencia humilde que pudieron acceder a estudios superiores. Elogiaban el hecho de que su líder estaba verdaderamente comprometida con la causa a pesar de formar parte de una de las familias más acomodadas del país. Estaba tan entregada a la lucha que incluso cedía su casa para celebrar las reuniones clandestinas del partido.

Aquella noche la reunión se alargó más de lo esperado. Eran las tres de la mañana y el frío hacía incómoda la velada. La chimenea estaba a punto de apagarse. Hacía falta más leña. Rebeca se levantó y golpeó en la puerta del dormitorio de la empleada del hogar, despertándola:

-Compañera, por favor. Salga al patio y tráiganos leña.


68 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que buenoooooooooooooo.
Hay mucho "progre" de boquilla.
Progres que viven como burgueses y hablan como si estuvieran dirigiendo la revolución del proletariado.
Se apuntan a todas las causas políticamente correctas y se creen Chés en potencia.

Y en realidad por un aumento de sueldo venderían a su madre.

Besos.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Es lo que se cataloga con benevolencia una "contradicción ideológica" :)
Un texto muy sutil y muy agudo, la síntesis del famoso "tomememos las armas y vayan!"

Bicos, Alis, de tu amigo REL

Walden dijo...

Conozco a alguna persona así, pero el mensaje de tu historia no me ha gustado. La realidad es que los líderes que más han luchado por ideales ajenos a su cuna han sacrificado buena parte de su vida para ello.
Como siempre, me quedo con ganas de seguir charlando del tema que sacas.
Un saludo.

Juncal dijo...

En algún momento dado, la cabra tira al monte.
Hay algo de lo que es dificil despojarse.
Uno, el pasado.
Dos, el liderazgo.

No hay más que mirar alrededor y subir un poco la vista para comprender.

Un beso.
Pd
Qué diferentes la ideología y el poder...

jose rasero b. dijo...

Parece que hablas de algún politiquillo de izquierdas de por aquí. Muy bueno.

Besos revolucionarios!!

LUCIA-M dijo...

Vaya… cómo disfrute leyendo este buen relato. El final lo dice todo… me encanto!!!!
Besoss .

Cesc dijo...

Siempre ha habido clases... y clasecillas.

fonsilleda dijo...

¡Qué ironía!. Sí, hemos visto y mucho me temo que todavía seguimos casi igual, ese tipo de actitudes. Lo que se predica (vale para mucho tipo de actividades y personalidades) y lo que se hace, nada que ver.
Muy bueno.
Bicos

Antonio Misas dijo...

Muy bueno Alis. En tu línea y subiendo. Dando donde escuece. Cada vez tengo más claro que tú si que tienes mucho que decir.

Besos

Miguel Baquero dijo...

Sí, señora. Anda que no hay gente así, que se les hincha la boca de hablar de la lucha contra la explotación y luego pagan una miseria a sus empleados. Pero muchísima. Yo he conocido a más de uno, y a más de dos, y a más de tres...

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

¡Qué buen texto, my lady! Y cuánta razón y cuánta realidad en él... Estando como están las cosas por tu mina terra (se escribía así? jajajaj), está bien no olvidar que así son las cosas, para mal de muchos.
Un beso.
LADY JONES

PD. Esto de que un vasco lo intente con el gallego es de chiste, tía!

Eva- La Zarzamora dijo...

Bueno como casi está dicho todo políticamente hablando, sólo diré

que "Genio y figura, hasta la sepultura".

Besos, Alís.

Gabiprog dijo...

Hay quién necesita un armario bien grande para los disfraces que utiliza para sus miserias.

Marisa dijo...

Le diste un remate
como la estocada
perfecta, todo se
resume en esa orden,
la fachada se cae.

Excelente.

Besos

Von Rudy dijo...

Te mestiste en terrenos pedregosos, donde la pasión por la ideología puede superar a la pasión por la literatura...
Aparte de eso, creo que está muy bien escrito y con pocas palabras logras configurar el mundo donde la frase final cae como abrupto telón.
Bss

Titajú dijo...

Claaaaro, somos todos iguales, sólo que unos somos más iguales que los otros.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Muy buena entrada, Alís. Moneda corriente el contenido. De la boca para afuera una ideología, pero predicar con el ejemplo, jamás. Muy triste, habiendo tanto por hacer.
Cariños!

ODRY dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro.
Esta sociedad esta llena de pogres, que presumen de ser de izquierdas, pero que viven como los de derechas, la incoherencia, ha sido en los ultimos años, su forma de vida.

Un besote ha estado genial.

Valentin Ibarra - (acertijo) dijo...

Fue excelente Alís. Me gustó mucho.
Es lo que sucede siempre, desde la modernidad con las causas nobles del proletariado organizado, por algunos líderes ilustrados.

En la semana de la (¿?) Revolución de Mayo y del (¿?) Bicentenario de la proclama de libertad en Argentina, extensivo a toda Aca. Latina - ¿?)… en fin, todo es pregunta en estos asuntos de las libertades del pueblo.
Saludos.

Lucrecia Borgia dijo...

Como no fué ella a buscar la leña en lugar de despertar a la compañera ?. Seguramente influenciada por la dictadura del país, puso en práctica, la dictadura de los humildes.

Nacho dijo...

Compañera Alis, una cosa son las teorías, fáciles de enseñar y aprender, y otra mucho mas complicada es la practica que sobre todo en política y no se si es por la erótica que ejerce sobre los políticos que las hace ser totalmente opuestas.

Besos.

MarianGardi dijo...

Así es, mucho de boquilla y son iguales.
Escandaloso y tú lo retratas muy bien.
Besicos guapa

Anderson Fabiano dijo...

alís,
vengo pedir disculpas por la prolongada ausencia. Prometo volver con más calma.
mi cariño,
anderson fabiano

FABIA dijo...

Muy bueno tu post, conozco algún que otro progre asi, mucho de boquita pero luego no pueden evitar seguir siendo burguesitos acostumbrados más a que les sirvan que a servir
Besinos.

Raúl dijo...

A todos nos sujeta el mismo collar. A todos, querida amiga.

Matapollos dijo...

Mmmmmm… me da que esa empleada de hogar no es nada comunista ¿qué hace durmiendo mientras los demás trabajan? ¿Por qué no apoya la causa de quienes defienden sus derechos?
...Y la tal Rebeca tampoco es comunista, es más marxista que el propio Marx, y si no que le pregunten a Helene Demuth…
Tiempos locos. La conciencia de clase ya no es lo que era.

Bromas aparte, creo que vale más predicar con el ejemplo empezando siempre las revoluciones por uno mismo. Lo demás viene después.

Alís, impecable tu relato y un tema muy interesante. Saúdos.

Mercedes González dijo...

Qué final sorprendente. Me gusta la temática de esta entrada. La ideología si no va acompañada de una buena praxis, no sirve de nada.

Besitos

El Vocero dijo...

Por la boca muere el pez.

Muy lindo. Me gusta la crítica social.

Besito

Maria Coca dijo...

Jajajajajaaj. Muy agudo. Me encanta. Y muy real y certero.

Besosss

CarloZ dijo...

¡Parece chiste! En fin. Bien fraguado.

Besos.

Chousa da Alcandra dijo...

Xenial.
Eso demostra que o que se mama en algún intre...rexurde.

Bicos dende a lareira

© Capri dijo...

En grandes alfombras se esconden las acciones mas hipocritas.

Un beso Alís

Hoy me tomo tu texto como una metafora de algo que he visto por la tarde y me toca la fibra.

Un besito

Carla Peterson dijo...

Ah buenooo Alís que fabuloso relato!
En realidad no te miento tuve que leerlo dos veces para no entender mal algunas cuestiones politicas a veces o la mayoria de las veces no son mi fuerte pero ese final fue estupendo!
Genia!
Besos y abrazos de dias con gripe!

zayi dijo...

Muy bueno mi Alís. Es muy distinto vivir la revolución desde la falda de un ama que desde el trapo de un proletario. Antes habían luchadores de los que la gente se enorgullecía, ahora el camisón le ha quedado grande a Petra...hablamos de cambios y no sabemos en qué suelo pisamos. No sabemos qué es, ni que debemos... sólo estamos.
Un besito.

tecla dijo...

Me has traído a la mente el libro Rebelión en la Granja, de George Orwel.
Es un texto mordaz e inteligente Alís
Hay mucho progre de pacotilla.
Muy bueno.

Mariette dijo...

Que asco da realemnte esa gente. Es absolutamente vomitivo.


De nuevo, genial.

DANI dijo...

Menudo fiasco. Si es que el que nace ya no se hace ;))

Besos realistas

Fiebre dijo...

Buenísimo...

Los humanos somos así. Nos hacemos una "tarjeta de visita" para la vecindad más o menos con arreglo a cómo creemos que somos.
No creo que sea cuestión ni de política, yo te veo a ti más humana que otra cosa...

Albino dijo...

A la chica rebelde, siempre le quedó un ramalazo burgués y quizá lo expresó en el momento más inoportuno.
Para mi el ídolo se fue por los suelos.

Luis dijo...

Sencillamente genial, que difícil es ser consecuente me recordó a aquellos piadosos que realizan el ayuno de semana santa con suculentos platos de mariscos, a fin de cuenta no se debe comer carne se supone.
Un abrazo.

Cat's dijo...

ja!!!!
los neo-militantes. Vaya ideologia la de estos que siguen vistiendo la remera del Che y manejan un descapotable.

Impresionante reflejo de muchos que ni siquiera saben el origen de la izquierda.

besos Alis!

Manuel dijo...

Nadie puede sentir las manos de un obrero salgo un obrero...

H. Chinaski dijo...

En mi epoca universitaria era habitual encontrarte a progres burgueses que vestido con los Levis desgastados y el Lacoste arrugado eran habituales arengadores en las asambleas o de los primeros que corrian delante de los "grises".
Eso si, siempre sabiendo que en caso de necesidad, papa los sacaria de cualquier apuro.

Hay cosas que no cambian

Basos Alis

More Baker dijo...

De esas Rebecas yo conozco muchas (y muchos): llaman a la Revolución desde sus mansiones y desde sus carros de lujos!
Bien bueno esto, amiga.
Abrazos.

Lucía dijo...

Quizá el ser rebelde estaba entonces de moda.
Fíjate que yo esperaba que fuera ella a buscar la leña, ilusa de mí...

Un abrazo!

Aless dijo...

Jaja,
Que fuerte xD
Con lo bien que iba!

Joyce dijo...

Enorme final!

Esto me recuerda al viejo chiste que decía...

Un hombre llama por teléfono y pregunta: "Es ahí el Partido Comunista?" "Sí" "Pues bórreme, que me ha tocado la lotería".

Hay cosas que nunca cambian

Besos!

Espérame en Siberia dijo...

Jajajaja, ¡vaya final!

Un beso, linda.

Orlok dijo...

Jejeje Bueno, este personaje llegó lejos en su rollo, estudió Derecho y todo, la mayoría se conforman con lucir su look revolucionario en la ropa o durante unos pocos años.

sandocan en bicicleta dijo...

confieso que no es la unica que se revelo y se fue a la gran ciudad a estudiar derecho.

"Decidio hacer su propio camino".. no hay nada mas gratificante al final de los dias, que haberlo hecho, haberlo caminado.

un saludo en la lejania.

Alís dijo...

Toro Salvaje:
Actuar como "progre" exige más esfuerzo que actuar como "facha" y, por lo tanto, es más difícil cumplir las expectativas. Supongo que en los casos extremos es donde se ve cuánto de cierto hay en cada persona. Gracias. Besos.

REL:
Muy buena la frase de "tomemos las armas y vayan". Admito que me hizo reír, aunque no sea para risa. Bicos.

Walden:
No tiene mensaje mi historia, salvo el que cada uno quiera interpretar. Nunca escribo con la intención de lanzar un mensaje. La historia está basada en un hecho real. La situación del final ocurrió, aunque recreé al personaje, exagerándolo, lo que en mi opinión ayuda a justificarla. El caso real era más sangrante. Me alegro de que lo que escribo te dé ganas de seguir charlando. Besos.

Juncal:
La educación que recibimos, el ambiente en que crecemos, lo que vemos a nuestro alrededor desde niños nos acompaña siempre. Supongo que aunque sea opuesto a nosotros, se nos escapa de vez en cuando. Besos.

jose rasero:
Es que me temo que refleja la actitud de demasiadas personas. Aunque insisto en que exigimos más a los de izquierdas. Besos coherentes.

anamorgana dijo...

Como creo que está todo dicho solo queda decir: estupendo relato y el final ya lo dice todo.
Besos

Alís dijo...

Lucia-M:
Muchas gracias. Besos.

Cesc:
Y seguirá habiéndolas, aunque no queramos. Un beso.

fonsilleda:
"Haz lo que yo digo y no lo que yo hago" es, según me contaron, el mensaje de curas y médicos. En favor de esta niña bien diré que al menos predica algo muy diferente a lo que es su vida y a lo que le resultaría fácil... Gracias. besos.

Antonio Misas:
Agradezco tu modo de leerme y tu confianza en mí. Besos.

Miguel Baquero:
Ejemplos conocemos todos, y muchos. Besos.

Alís dijo...

Lady Jones:
Gracias. A miña terra, si lo digo yo. Si tú me lo dices, sería "a túa terra". Un vasco hablando gallego debe de ser como una gallega hablando euskera: muxu mila.

Eva:
jaja, pues genio y figura, sí. Gracias, Eva. Besitos.

Gabiprog:
Eso es cierto, aunque yo creo que el personaje no se estaba disfrazando. Sólo que es difícil despojarse de lo que fuimos. Bueno, supongo. Un beso.

Marisa:
A veces una sola frase descubre quiénes somos. Gracias. Bicos.

Rudy:
La frase final destroza todo los esfuerzos que haya podido hacer la protagonista, seguramente siendo muy sincera. Gracias. Besos.

Titajú:
Hay cosas que o se aprenden desde la cuna o ya no se aprenden. Bicos.

Alís dijo...

Sol:
Es difícil predicar con el ejemplo. No basta creer en lo que se dice, hay que SER lo que se dice. Gracias. Besitos.

Odry:
He tenido muchas discusiones al respecto. No creo que para vivir como de izquierdas haya que ser pobre (como algunos piensan), pero sí hay que tratar a los demás, al menos, con más empatía que la protagonista. Gracias. Besos.

Valentín Ibarra:
Muchas gracias. Aunque los ideólogos también son necesarios ¿o no? Besos.

Lucrecia Borgia:
Ésa es la gran pregunta, Lucrecia. Por qué no fue ella a por la leña o, en último caso, que se lo pidiera a algunos de sus colegas. Lo más penoso es que encima la llama compañera... Besos.

Nacho:
Totalmente de acuerdo contigo, aunque no me parece que fuera tan difícil evitar su metedura de pata. Besos.

Adolfo Payés dijo...

Me gusta.. muy bella reflexión..



Por problemas con mi ordenador no había podido visitarte.
Lo siento..




Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos...


Que disfrutes de un buen fin de semana... mis mejores deseos..

Alís dijo...

MarianGardi:
Muchas gracias. Besitos.

Anderson Fabiano:
No tienes que pedir disculpas. Me alegro de tu regreso. Un abrazo.

Fabia:
Es difícil perder ciertas costumbres ¿verdad? En cambio, hablar es tan fácil... Gracias. Besitos.

Raúl:
Me temo que así es. Un abrazo.

Matapollos:
Tienes razón, pero no es fácil cambiar los hábitos propios. Parece más sencillo modificar los de los demás. Sin embargo, el ejemplo es el mejor mitin. Gracias. Bicos.

Alís dijo...

Mercedes:
Así es. La práctica es lo que sirve. Gracias. Besitos.

El Vocero:
Por la boca y por las actitudes... Gracias. Besitos.

Maria Coca:
Tan real como que esa frase fue dicha en circunstancias similares. No la inventé. Gracias. besitos.

CarloZ:
Sí que parece un chiste, pero está basado en un caso real. Besitos.

Chousa da Alcandra:
Non podemos desfacernos do que mamamos por moi contra que vaia da nosa visión de mundo. Bicos (qué envexa de lareira)

Alís dijo...

Capri:
En casa, o en privado, nos relajamos y dejamos ver quiénes somos realmente. Espero que estés mejor. A veces duelen algunas verdades, pero así sabemos mejor a qué atenernos. Besitos, amiga.

Carla Peterson:
Muchas gracias. Espero que estés recuperada de tu gripe. Besitos.

zayi:
Parecen tiempos difíciles éstos. Aunque como yo soy muy ilusa pienso que aún podemos hacer algo. Gracias, mi niña. Besitos.

tecla:
Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado. Besos.

Mariette:
Quizá soy demasiado condescendiente, pero creo que a la protagonista se le sale lo que mamó, aunque es cierto que su comportamiento anula sus intenciones, por buenas que sean. Gracias. Besos.

Alís dijo...

Dani:
Creo que lo has resumido perfectamente: el que nace ya no se hace, jajaja. Besos cómplices

Fiebre:
Gracias, rubia. Se nota que me vas conociendo bien. Es cierto, no pretendía en absoluto hacer una crítica política (estaría tirando piedras contra mi propio tejado), sino que me llamó la atención la historia humana, lo incongruentes que somos a veces. Y creo que no nos libramos ninguno.

Albino:
Sí, se le escapó. No sé si en el momento más inoportuno, pues a fin de cuentas fue un momento bastante privado, pero está claro que todavía no se sacudió los malos hábitos con que la educaron. Bicos.

Luis:
Ese ejemplo que pones siempre me hizo mucha gracia. Creo que todos los años bromeo con eso: "ayunemos, comamos una gran mariscada para no pecar". ¡Somos tan absurdos a veces! Gracias. Besos.

Cat´s:
No me parece grave que alguien de izquierdas tenga una empleada de hogar, lo que me parece grave es el trato que le da. Y encima llamándola compañera. Me alegra verte "de vuelta". Besos.

Alís dijo...

Manuel:
No hay que ser como el otro para respetarlo...

Chinaski:
Si corrían delante de los "grises" ya asumían algún riesgo, aunque menores por tener la protección de papá. Es cierto que unos son más iguales que otros... Besos.

More Baker:
Insisto en que me parecen más criticables las actitudes que las propiedades (aunque depende de cómo se consiguen éstas). Gracias. Besos.

Lucía:
Es que lo mínimo es que ella fuera a por la leña. El no hacerlo, o en todo caso no pedírselo a alguno de sus compañeros, desautoriza todo su discurso. Besos.

Aless:
Iba bien, pero siempre se nos escapa algo que demuestra cómo somos realmente... Gracias. Besitos.

Alís dijo...

Joyce:
Muchos olvidan sus principios cuando éstos les exigen sacrificios... (Bueno el chiste, jeje). Besos.

Espérame en Siberia:
Al final quedó en evidencia, sí. Besote.

Orlok:
Es que sinceramente creo que este personaje creía en lo que decía. Lo malo es que no supo ver que su comportamiento la contradecía... Besos.

Sandocan:
Así es. Como dije antes, creo que el personaje tiene cosas rescatables. Podría haberse dejado llevar por todas las comodidades que le ofrecía la vida. Pero, insisto, no supo cambiar en algo que yo considero básico. Un abrazo.

anamorgana:
Muchas gracias por tus palabras. Un besazo.

Adolfo:
Gracias. No te disculpes. No podemos estar a todo. Me alegra verte por aquí, pero entiendo que no siempre se puede. Un abrazo fuerte (y felicidades).

Orlok dijo...

Por eso mismo, creía en ello, más interesante entonces como personaje y ejemplo.

Pamela dijo...

Una actitud muy chilena,..!!!

Horacio dijo...

Muy bueno, es como "Canción con harapos", de Silvio Rodríguez: "Que fácil es protestar por la bomba que cayó
A mil kilómetros del ropero y del refrigerador", hay demasiado pequeños burgueses que no saben nada.

Muy buena entrada, me alegro haberme encontrado con vos

Saludos

Nela dijo...

:o !!
(me sorprendo de la magistral forma de relatarlo porque la realidad es tal cual la describes, jamía)
Muacks

BB dijo...

Denuncio que denuncia esta!!!
Con sarcasmo marxista... o nihilista?
Me encantó.

Un abrazo
BB

Alís dijo...

Orlok:
Me alegra que así te lo parezca. Gracias. Un beso.

Pamela:
Curiosamente, la persona que inspiró este relato es chilena. Pero créeme, podría ser de cualquier otro lugar. Besos.

Horacio:
Hay también un refrán que dice "ver la paja en el ojo del vecino y no la viga en el propio" o algo así. La idea es la misma. Muchas gracias. Yo me alegro de que hayas recalado aquí. Besos.

Nela:
Sí, me temo que esta realidad se repite demasiado a menudo. Muchísimas gracias. Besitos.

BB:
Sin calificativos, aunque admito que me duelen estas actitudes en el "bando" del que me siento parte. Gracias. Besos.