Gracias, Claudia

lunes, 3 de mayo de 2010

Sonrisa de compromiso




El viaje que hicimos a ese pueblo del Pacífico me reportó numerosas satisfacciones. Algunas especialmente íntimas, pero todas valiosas.

Como la noche que fuimos a cenar al hotel más histórico de la ciudad. En la recepción encontré, rodeado de guardaespaldas, a quien no esperaba, pero que me hizo recordar de golpe una larga e importante etapa de mi vida, para bien y para mal.

- ¿Leopoldo Larraín?... Usted no me recuerda… Bueno, en realidad usted no me conoce, pero trabajé catorce años en “El diario de Corpa” cuando usted era el editor. Quiero decir que trabajé catorce años para usted…

Él me regaló una sonrisa de compromiso, aunque con aire paternal, y empezó a moverse nervioso, buscando el modo educado de irse ya.

- Tenía ganas de echárselo en cara –le dije, y devolviéndole la sonrisa de compromiso me di media vuelta y me fui.

51 comentarios:

Javier Martin Alvarado dijo...

hay encuentros que mas bien son desencuentros

MORGANA dijo...

Y te quedaste tan ancha..dí que sí..ciertas cosas no deben quedarse dentro.
Besazos linda.

ODRY dijo...

Jolín, nena que narices le echastes, así me gusta, con caracter.

Un besote preciosa.

desoriente dijo...

tenía ganas de decirte que echo de menos sentarme a tu lado

en silencio.






biquiños

Cesc dijo...

Me has regalado una sonrisa! :)

Nacho dijo...

¡Y que a gusto te debió de quedar el cuerpo!

Besos.

jose rasero b. dijo...

¡Bien hecho!

Besos con compromisos!!

Taty Cascada dijo...

´¡ Qué caracter tienes ! con clase y aplomo.
Mis cariños.

CarloZ dijo...

Mayo guerrero, bienvenido!! La ceguera siempre ha sido impresionante-espelusnante. Uno creería que desde lo alto se ve todo mejor, ¿no?

En fin. Lindo inicio de semana. Besos.

Carla Peterson dijo...

Alís, a veces pienso si de verdad valen la pena esas sonrisas de compromiso, pero dado el relato y la situación creo que en este caso, valió la pena!
Yo le hubiera agregado algún comentario mas, quizas, jaja!
Besos y abrazos corazón!

TORO SALVAJE dijo...

Y ya está?
Ni una patada en la espinilla ni nada?

Besos.

Von Rudy dijo...

Me gusta lo breve y conciso del relato. Está muy bien logrado!

.♥ REMIRL ♥. dijo...

Me encanto leerte...
Te sigo.

Mariette dijo...

Si señor.

Buen episodio, deja la impresión de haberlo "vomitado" en unos pocos minutos.


Un abrazo!

De cenizas dijo...

Habría que ver en qué se transformó su primera sonrisa de compromiso...¿en mueca?
Muy bueno.


besos

Alberto dijo...

Estos jefes ególatras que sólo conocen el culo de sus superiores o el del dinero...los hay en todas partes
Un abrazo

Juncal dijo...

Claro, lo ideal hubiese sido decir:"trabajé CON usted".
Pero entonces el encuentro habría sido diferente, sin reproche, sin incomodidad.
Sólo un tropiezo casual con un toque de sorpresa, y algún que otro recuerdo.
Con versus para.

Que no es lo mismo vivir contigo que vivir para ti.
Besos.

El Vocero dijo...

Final glorioso!!! jajaja

Al mejor estilo W. Allen. Te juro que me imaginè la escena.

Besotes

(será que adoro el sarcasmo y cinismo?)

moderato_Dos_josef dijo...

Por lo menos tuviste el placer de desahogarte, otros no podemos....
Besos.

Mercedes González dijo...

La venganza se sirve fría. El desdén...

Besitos

Doña María dijo...

Dicen que la venganza sabe mejor si se espera un tiempo para degustarla. Lamentablemente, algunos tenemos ya poco tiempo y nos vemos en la obligación de acelerar nuestros planes y servirla más bien templada. En mi humilde opinión, caliente o fría, la venganza siempre es deliciosa. Como un buen flan de huevo.
Un abrazo

© Capri dijo...

Llamame cobarde o pasota; yo ni perdería el tiempo en dirigirme a él.

Seguro que mas de uno me arrancará la piel, pero opino que en esta sociedad ( por desgracia en otras si) no existe la esclavitud cada uno libre de trabajar si lo desea.

Si se hace el trabajo uno paga y el otro cobra.

No compensa la venganza ni tan siquiera en plato frio.

El tiempo, sólo el tiempo es el mejor juez, y yo he vivido algun juicio muy justo con alguien que se creyó Dios.

Un beso y que no me coma nadie porfi

Lucía dijo...

Con la última frase seguro que se quedó tranquila.
Hay veces que no podemos mordernos la lengua...

Un abrazo

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

My lady... pues sí, estamos guerreras y peleonas este mayo, no? A mí me ha faltado el "cabrón", jajajaj, pero he imaginado una melena al viento con ese giro y me he quedado satisfecha.
Un beso.
LADY JONES

Húayat dijo...

Encuentro fortuito que valió recordarle el pasado empresarial, sólo que muchos no dan importancia a ello, pues fue sabia tu elección de tan sólo dejarlo pasar. Abrazo mi linda Alís.
Salud-os desde mi sana obsesión.

Espérame en Siberia dijo...

Jajajajaja, ¡golpe bajo!

Muchos besos, encanto :)

Lena dijo...

Nada como quitarse esos pesos del estómago.

No hay que retener.

Hace 18 años no me atreví a dar una bofetada.

Aún sueño con eso.

Y me arde la mano.

Besos Alís...

(Vengo por Toro!)

Gabiprog dijo...

La catadura humana se mide no por los cargos conseguidos sino por las relaciones humana que uno consigue establecer... Leopoldo no anda muy sobrado en esa asignatura.

Un abrazo.

Antonio Misas dijo...

A estas cosas se refería Carver, con lo de la tensión del relato. Estoy de acuerdo en que el espacio de un blog no se puede ocupar con cuentos o relatos largos, no es el lugar, menos, llenarlo con una novela, como he visto casos. El dominio del concepto de escritura minimalísta; ahorrando palabras, con una escritura económica es donde reside el genio que te llevará, cuando te de la gana, a ser una escritora sólida. Carver dijo que nunca escribió una novela porque no tenía tiempo, se tenía que ocupar también de sus hijos.
Lo has condensado tanto, que ese parecer que no pasa nada, ha sido sustituido por la necesidad resolutiva del reproche para hacer visible al invisible...
¡Buenísimo!
Besos

Albino dijo...

Bonito dialogo, corto pero lleno de intensidad y de intenciones.
Espero que conmigo no dirías lo mismo, aunque yo no era editor, sinó un desgraciado director con mucha voz y poco voto. Ya recordarás los tiempos del argentino y sus espias.
Un beso

Walden dijo...

Todo terriblemente moderno. Catorce años trabajando para alguien que no te recuerda. Capaz de guardar las formas, sin más.
Muy bueno. Temo que igual de indiferente antes y después del tortazo sin manos.

Lala dijo...

Bien! Bien! Bien!
Jajajaja!
Me he quedao a gusto hasta yo!
Qué bueno!
:D


Un besito


Lala

fonsilleda dijo...

¡Qué gustazo! Aplausos
Y, claro, mis bicos

Marisa dijo...

¡Muy bueno!, seguro que
no se esperaba ese remate
tuyo.

Besos

zayi dijo...

Muy bueno!!! y lo bien que se queda uno después...aunque hay personas por las que ni vale la pena gastar saliva...
Un besito.

Nela dijo...

Ála y sin mirar para atrás :)
Muy bueno Alís.
Besitos.

H. Chinaski dijo...

Supongo que pensaste castigarle con el latigo de tu ironia
Lamento decir que dudo mucho que le afectase.
Algunos personajillos consideran que actos como el que describes no pasan de generar mayor molestia que la que produce una mosca cuando revolotea a tu alrededor.

Al menos te quedarias satisfecha ¿no?

Besos Alis

Nikté dijo...

Ya tá
¿Sin más?
No se si quedaría satifecha con eso.
Lo mismo ni le hubiese hablado porque realmente ese tipo de personas lo que buscan es una mueca de desprecio.
No, ahora lo tengo aún más claro, ni siquiera eso.

Pero que bien lo has narrado leñe, que hasta me enfadao, con lo tranquilita que estaba.

tecla dijo...

¡¡¡WOW!!!!!!
Jajajajaj. Qué gozada. Eso hago yo algunas veces.
QSJ
Muy bien hecho.

Joyce dijo...

Como dicen por aquí, "arrieros somos y en el camino nos encontraremos".

Besos!

DANI dijo...

La vida es jodidamente cruel con todos nosotros. Pero se revuelve con algunos ;))

Besos sarcásticos

Alís dijo...

Javier Martín: Exactamente. Has dado en el clavo. Un beso.

Morgana: No es más que el derecho al pataleo, pero algo sirve. Besazos para ti.

Odry: Sí, en la ficción soy muy valiente, jaja. Aunque he llegado a decir cosas peores... Besos.

desoriente: el destinatario es totalmente distinto. biquiños.

Cesc: Me alegro! Un beso

Nacho: Me hubiese quedado a gusto, sí. Besos

Alís dijo...

jose rasero: Gracias! Beso con memoria.

Taty Cascada: Carácter tengo, sí. La clase y el aplomo tal vez sea sólo cosa del personaje, jaja. Gracias. Besitos.

CarloZ: No lo había pensado, pero quizá escribí influenciada por los restos del 1º de mayo, jeje. Gracias. Besos.

Carla Peterson: Nunca sonrío para las fotos porque no me gustan las sonrisas fingidas. Menos aún la sonrisa social. Otra cosa es cuando sale de dentro. Pero sí, creo que en esa situación vale la pena forzarla. Besitos.

Toro Salvaje: Te recuerdo que va con guardaespaldas, jaja. No es oportuna la patada en la espinilla... Besos.

Rudy: ¡¡Estoy por abrir una botella de champán!! Más de cinco meses esperando un comentario tuyo. Más vale tarde que nunca. Gracias. Un beso.

Alís dijo...

Remirl: Me alegra saberlo. Sé bienvenido y vuelve cuando quieras. Un abrazo.

Mariette: Salió bastante rápido, sí. Gracias. Besos.

De cenizas: Su sonrisa se borró, sí. Imagino que se le quedó cara de tonto, de no entender... Gracias. Besos.

Alberto: Es cierto que abundan. Otra lacra. Besos.

Juncal: Algún jefe he tenido CON el que trabajé. No es el caso del protagonista de este encuentro. Buena tu reflexión. Me gustó. Besos.

El Vocero: Wow, creo que eres demasiado generoso conmigo, pero me gusta, jeje. También adoro el sarcasmo (a veces se me escapa sin quererlo). Gracias. Besitos.

LuluZiña dijo...

QUE ENCUENTRO!!!!!!! CUANTAS COSAS DEL PASADO LIBERADAS
EXCELENTE ALIS

BESOS

Alís dijo...

Josef: con la imaginación que tienes, puedes desahogar cuando quieras. Al menos desahogar como hice yo: pura ficción, jeje. Besos.

Mercedes: Que conste que no había intención de venganza, pero su sonrisa falsa fue muy fuerte... Besitos.

Doña María: A su lado, soy una mera aprendiz, muy novata, en esto de las venganzas. Le cogí miedo al flan de huevo, jaja. Es un gusto verla por aquí. Besos.

Capri: Intuyo (bueno, sé, que para eso creé a los personajes) que la protagonista se acercó al individuo con una intención diferente. Fue la reacción de él la que provocó su respuesta. Fue en caliente. Y algo me dice que en caliente puedes ser peligrosa, jaja. Besos.

Lucía: A mí me duele morderme la lengua... Besos.

Lady Jones: Sí, un "cabrón" no habría quedado mal, jajaja, pero eso ya lo sabe. Seguro que sí. Besitos, guerrera.

Alís dijo...

Húayat: Cuando alguien no vale la pena, no hay que hacer mayor esfuerzo. Gracias. Un abrazo.

Espérame en Siberia: No tan golpe como a una le gustaría, pero bueno... jajajaja. Besos.

Lena: No hay que retener. Me gusta como lema, jeje. Gracias y sé bienvenida. Pasé por tu casa, pero volveré con más calma. Besos.

Gabiprog: Leopoldo creo que agotó convocatorias en esa asignatura, sí. Besos.

Antonio Misas: Estoy contenta, porque ya tengo algo en común con Carver: no tengo tiempo de escribir una novela porque tengo que ocuparme de mi hija... jaja. Ya sabes cuánto agradezco tus palabras. Besos.

Albino: Recuerdo perfectamente esos tiempos. No me extraña que tú los hayas recordado leyendo este relato (que es pura ficción), jajaja. Bicos.

Alís dijo...

Walden: Debo confesar que disfruto mucho los tortazos sin manos. Dándolos, claro, y si es muy bueno, también recibiendo alguno. Besos.

Lala: Eso es, un desahogo. No sirve para más, pero algo es algo. Gracias. Besitos.

fonsilleda: Gracias!!! Bicos también para ti.

Marisa: En realidad, ni siquiera la protagonista lo esperaba. Su intención era otra, pero no le pudo el genio. Bicos.

zayi: Con esas personas sólo importa lo a gusto que queda uno, ¿no? Gracias. Besitos.

Nela: ¡Pa´ lo que había que ver! jajaja. Gracias. Besitos

Alís dijo...

Chinaski: La protagonista no iba con intención de castigarlo. Su ironía fue consecuencia de la reacción del individuo, y seguro que no le afectó, pero no importa. Ella se quedó a gusto. Ser mosca cojonera no está tan mal a veces. Gracias. Y besos.

Nikté: jajaja, espero que se te haya pasado el enfado. Gracias y besitos. Qué gusto es tenerte de vuelta.

tecla: Y lo a gusto que quedamos con ese QSJ, ¿verdad? Besitos.

Joyce: Si me gustan los refranes es porque encierran mucha verdad... Besos.

Dani: La vida, al menos, da pequeñas oportunidades para resarcirse. O para sentir que así es. Gracias por el sarcasmo. Besos.

LuluZiña: Es cierto, una sola frase libera muchas cargas del pasado. Da igual que a él le afecte o no. Gracias. Besitos.

Luci dijo...

Me gustó mucho, ahora soy tu nueva seguidora!

Alís dijo...

Luci: me alegro de que te haya gustado. Sé bienvenida. Un abrazo.