Gracias, Claudia

sábado, 2 de octubre de 2010

Demasiado joven




Menos mal que nada duele como el primer día…
si no, no se podría vivir.


Era hija única. Un buen partido. Educada, cariñosa, buena persona. La había criado su madre, que había enviudado joven. No podría encontrarse una mujer más adecuada para el heredero de la familia, el mayor de los cinco hijos de un mediano empresario de provincia.

Se casaron, claro. Y él empezó a asumir responsabilidades en la empresa de su padre. Tuvieron un hijo. Eran el paradigma de la familia ideal, con buen presente y mucho futuro. Pero hay desgracias que parecen genéticas.

Era la hija de una joven viuda y enviudó joven. Lo heredó. Es la única explicación. Él murió durmiendo la siesta, una de las pocas que podía permitirse. Sólo tenía 26 años.



Nota: Esta historia me la recordó esa frase con que inicio el relato y que Belén dijo en un comentario a mi anterior entrada. Lo decía su bisabuela, una viuda muy joven. Gracias, Belén. Y perdona el atrevimiento.

58 comentarios:

Alís dijo...

Acabo de darme cuenta de que el tema de esta entrada y la anterior están relacionados, pero juro que es pura casualidad.

Cariño, puedes dormir tranquilo. (Mi madre no es viuda).

Titajú dijo...

Una compañera de mi hija pequeña quedó viuda con 22 años, embarazada de su única hija.
Han pasado ya siete años del acontecimiento (murió de accidente de coche), y ahora sale con un chico, y ella resplandece, ¡resplandecen todos!

Chus dijo...

Yo viví algo quizás mas trágico todavía, Una amiga murió la víspera de su boda, de un derrame cerebral, tenia 23 años, meses después su padre se dejó morir, la pena lo consumió, era la niña de sus ojos.

De cenizas dijo...

Dentro de la esmerada educación que recibió la joven, ¿estaban las "técnicas avanzadas de viudez"? :)

besos

TORO SALVAJE dijo...

Que peligro...

Lo llevan en la sangre.

Besos.

VeroniKa dijo...

las viudas y los viudas nunca dejaran de serlo.

estan condenados.

besosssss

Una mujer desnuda y en lo oscuro dijo...

Y quien puede cuestionar al destino y a Dios en sus decisiones... Y la viudez es solo un estado mas de soledad... me gusta.siempre me guata cuanto escribes... besos

jose rasero b. dijo...

¡Habrá que andarse con cuidado con las herencias!

¡Besos genéticos!

Nela dijo...

La frase de la bisabuela de Belén esta llena de sabiduria,nada es eterno ni el dolor.
Magnificos tus post Alís.
Un beso

PD ¿te lo llevas a clase? no entendí ;/ también es que trasnoché y me acabo de levantar,todo tiene su aquél :)

Sergio Requejo dijo...

Nos preparamos para afrontar esos retos, soñamos con esos sueños y a veces todo se tuerce sin explicacion alguna.

Un saludo!

Alma naif dijo...

Me encantó el relato Alís y de verdad pensé que era la continuación del anterior antes que lo mencionaras!
Se llevará en la sangre???
Uy Dios me hizo acordar a mis tias... (no te rias) bueno incluida mi madre, son todas viudas... viudas jovenes tambien...
Llevaremos en la sangre algo asesino.. jajjajaja asi me dicen a veces!!!
Besos con un poco de gracia esta mañana!!!

Chousa da Alcandra dijo...

Hai herdanzas que non se poden aceptar a beneficio de inventario!
(Gustoume a mensaxe que lle deixas no primeiro comentario a "Cariño"...)

Bicos novos

Larisa dijo...

Guzta. Pero mi mente macabra se inclina hacia al asesinato. En ocasiones soy persona perversa.

Bicos

Taty Cascada dijo...

A veces se heredan condicionantes más allá de lo genético...Me quedé pensando en la frase que te inspiró el relato, y es cierta, nada más terrible como el golpe inicial, después todo va pasando de a poco. Creo, que ésta frase podría ser inspiración para un relato más largo.
Un beso

zayi dijo...

No sé si será genética lo de la viudez, aunque me favorecería, si he de elegir, prefiero divorciada que viuda ( no quiero que se muera nadie )...mi madre quedó viuda, ella decía que joven...ya veo que no, tenía casi 46 cuando murió mi viejo.
Sin embargo conoci a una mujer que quedó viuda a los 19 y con un nené de dos años al que jamás le puso sustituto de padre. Una vez le pregunté: ¿Julienne por qué no volviste a casarte? y ella me dijo: "Porque no podía permitirme el lujo de ir a la cárcel y si elegía mal al casarme y el hombre con quien me casara, le ponía una mano a mi hijo, lo hubiese matado. Tuve un buen marido,ya tener dos habría sido un milagro?". Murió sin volverse a casar y no he visto mujer más feliz que ella.

Un besito.

don vito dijo...

Hola,bello blogg, preciosa entrada, te encontré en un blogg común,si te gusta la poesía te invito al mio,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/,
muchas gracias, buena tarde,besos.

Anto dijo...

Hay cosas que te pillan por medio, y no hay más.

Un beso

El Ser Bohemio dijo...

La vida hay que disfrutarla día a día, naie la tiene comprada y no sabemos cuando nos vamos. Con respecto al destino creo que hay cosas que no podemos cambiar. beso hermosa entrada y texto

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

Antonio Misas dijo...

Alis,
Es tan fugaz la vida como la siesta, tan breve el contenido como el continente, es casi una pincelada de detalles, el argumento de una historia.

Besos

Pury dijo...

Cuanto me has hecho pensar antes de contestar, no ne que decir, sino en digerir los comentarios, algunos me llamaron la atención bastante, quizás porque me toca de cerca el tema, no soy viuda, soy divorciada y tengo pareja que si es viudo, me preocupa pensar que esté condenado y que si tuvo una buena esposa, que lo fue yo seria ahora a la que ha de matar? todo no es blanco ni negro hay una amplia gama de colores, bueno, eso pienso yo...
besitos y felicidades por tus extraordinarias entradas y en efecto la relacioné con la anterior y me dije ¿que le pasa a esta Ali con el tema...? jajajjajaja
muackssss

Von Rudy dijo...

Si el juego se trata de escribir historias ahorrando palabras sin llegar a lo telegráfico,cre q l ests logrndo
My bno!

Ml dijo...

Esta vida es un destello, nada más, con más luz, con menos, pero nunca sabes donde dejaras de doblar la calle. Heredar?, no creo. Pasar por ese lugar dos veces ya es mala suerte. ¿no?.
me tienes atada a tus relatos.

Un besiño

Matapollos dijo...

Por más que me estrujo el cerebro, no consigo recordar dónde leí algo sobre una familia en la que todas las mujeres enviudaban muy jóvenes, hasta tal punto que, cuando se enamoraban temían seguir adelante por lo que pudiera pasar...
Historias así suelen acongojar bastante a muchos chiquillos...

Biquiños, Alís.

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

Yo sólo espero que mi Ana no enviude pronto.

Un beso, Alís.

Mercedes González dijo...

A mí que estas herencias no me van mucho, oye!!

Has hecho bien en hacer esa salvedad en tu comentario, jajaja...

Besitos de color

Horacio dijo...

¿Se puede heredar la muerte? No lo sé en realidad, pero heredamos vicios de los que nos traen al mundo. Algunos lo llaman genética. Otros maldiciones. Sea lo que sea, de alguna manera lo llevamos a cuestas.

Beso grande

Belén dijo...

:)

NO hay nada que perdonar, no sabes el orgullo que me da el que mi bisabuela pueda inducirte a escribir (si es que mi familia es la bomba vamos!)

Besicos

fonsilleda dijo...

Hay vidas que parecen tan inventadas como tu historia.
Conozco algunas muy de cerca.
Bicos.

Un paseante dijo...

Uf. Pues yo no estaría tan tranquilo, cariño. A ver si va a resultar que hay viudas negras por ahí sueltas...

Marisa dijo...

Menos mal que aunque no
haya olvido existe
la cura del tiempo.

Un beso Alís

virgi dijo...

Conciso y triste.
A veces, el destino no hay quién lo cambie.

Besos besos

Lucrecia Borgia dijo...

Tengo una amiga que salió de compras al centro y dejó a su marido durmiendo la siesta. Pero tuvo que volver antes de lo previsto y encontró al marido durmiendo la siesta pero con la vecina de al lado.
Como estaba vivo,lo tuvo que matar y se convirtió en una hermosa viuda joven...

Un beso

Nómada planetario dijo...

Tampoco es plan de sacar conclusiones sin pruebas incriminatorias. In dubio pro reo que dicen los penalistas.
Un corto muy bien trenzado.
Besos tras la siesta, desperté bien.

Albino dijo...

Los que llegamos a edad avanzada, y en casa somos los dos, ya no podemos plantearnos esa situación.
Y yo no me hubiera muerto a los 30 años por darle gusto a mi mujer.
Además no llegaría a conocerte a ti.
Besos

MAR dijo...

Mi madre si es viuda, enviudo a los 49 años y nunca más rehizo su vida en pareja....parece que su amor por mi papá era más allá de eso que dicen...hasta que las muerte los separe.
Besos para ti Alís y un lindo Domingo.
mar

Pamela dijo...

Muy buenos ambos relatos querida Alís, me dio un poquito de escalofríos, hay algo de cierto en esta herencias indeseadas. Un beso y que tengas una gran semana:)

tecla dijo...

Has sabido sacarle partido a la frase, Alís. Como no podía ser de otra manera.
Tienes facilidad para tramar historias.

La Zarzamora dijo...

Si naciste pa martillo, ya sabes.
Eso dicen.
Nada que hacerle.
Besos, Alís.

Delfín Loco dijo...

Menos mal que hay cosas para las que uno está vacunado.

Me alegro mucho de volver a leerte. Voy a ponerme al día.

Muchos besos.



D.L.

Luis dijo...

Es curioso y quizás sea porque nuestro pasado nos predispone, pero la mamá de mi hijo (mi ex esposa) ha tenido una historia de vida muy similar a la de su madre al punto de parecer calcadas.
Un abrazo.

Dr.Mikel dijo...

Es cierto, aunque valga el topicazo, todo dolor lo mengua y lo va diluyendo el paso del tiempo. Afortunadamente, sino el propio sufrimiento nos impediria seguir viviendo.

Miguel Rodríguez dijo...

Sobrecogedor, sobre todo porque parece venir de este mundo.


Saludos

Alberto dijo...

Es curioso como antes se veían muchas jóvenes viudas. También es cierto que muchos hombres económicamente solventes (y ya mayores) escogian esposas jóvenes...¿una segunda vida o una pérdida de tiempo?
¿todo suma?
besos

MORGANA dijo...

Que decirte Alís..me ha provocado un dolor terrible...ella sólo tiene 29 años y no está casada.
Sabes a lo que me refiero.
Cuídate mucho

CAOS dijo...

muy triste, muy real. Hay un miedo así en mí, desde que me dí cuenta de esa herencia en mi propia familia. Mis abuelas perdieron a sus padres muy niñas, y yo al mío. Eso me crea un miedo irracional a que a mí me toque también perder a un hijo. De todos modos, intento no pensar en ello, porque la vida me ha enseñado que muchas de esas cosas sólo son casualidad...

un beso

Raposo dijo...

Se podrán heredar las desgracias?
y ¿habrá algún antídoto para eso?

lemaki dijo...

Tal vez, ésta sea una de las pocas herencias que no se desean... seguro que habrá más, pero heredar la tristeza de que desaparezca la persona con la que convives y deseas permanacer unido/a debe ser bastante difícil.

saludos.

Alís dijo...

Titajú
Qué bueno que esa mujer esté rehaciendo su vida. Besos.

Chus
Triste historia la que me cuentas. Besos.

De cenizas
Supongo que no, pero quizá debiera, porque no debe ser fácil afrontarlo. Besos.

Toro Salvaje
Qué peligro y qué lástima. No debe ser fácil crecer sin padre y que la misma suerte se repita con tu hijo. Besos.

VeroniKa
Supongo que tienes razón. Hay penas que no se quitan nunca del corazón. Besos.

Alís dijo...

Sara
Bueno, yo los cuestiono. No creo en uno, ni en otro, aunque por mis relatos a veces parezca que sí. Gracias por tus palabras. Besitos.

jose rasero
A veces es mejor ser desheredado ¿verdad? Besos hereditarios

Nela
Coincido contigo. Esa frase es fantástica, llena de la sabiduría de alguien que ha vivido. Muchas gracias, mi niña. Besos.

Sergio Requejo
De un momento para otro, sin esperarlo, nuestra vida se desarma. Deberíamos tenerlo presente para aprovecharla mejor. Un abrazo.

Alma naif
Mejor no menciones tus antecedentes a tus parejas, jajajaja. Gracias por tu sonrisa. Besos.

Alís dijo...

Chousa da Alcandra
E mellor estar sin nada que herdar según qué. (Pois “Cariño” pasou uns días durmindo mal, jajaja). Bicos de temporada

Larisa
¿Sería éste el crimen perfecto? ¿Son los genes un arma letal? ;-) Besos

Taty Cascada
Estoy de acuerdo contigo. Esa frase tiene una (o varias) gran historia oculta. Besos.

Zayi
Yo, como tú, también prefiero divorciada que viuda. (Quizá por eso en su momento opté por divorciarme y no por matarlo, aunque a veces ganas no faltaban). Tengo una tía que también enviudó muy joven, casi recién casada y embarazada de su única hija. Jamás volvió a casarse, ni creo que haya tenido parejas. Se dedicó a su hija y creo que ni tiempo dedicó a pensar en hombres. No sé si fue feliz. Tal vez algún día le pregunte. Besitos.

Alís dijo...

don vito
Gracias y bienvenido. Un abrazo.

Anto
Y uno no puede prepararse para ello ¿verdad? Besos

El Ser Bohemio
Totalmente de acuerdo. Sabemos que ahora estamos aquí, pero no si dentro de cinco minutos seguiremos. La vida se va en un instante y no podemos saber cuándo. Gracias. Besos.

Antonio Misas
Experimentaba con lo de “deberías de economizar un poco en el lenguaje, incluso, llevarlo al límite”. A mí me gusta. Besos.

Alís dijo...

Pury
Espero que no te hayas sentido ofendida por el texto ni por ninguno de los comentarios, aunque frivolicemos o riamos con el tema (aunque no era mi intención al escribir la historia). Un amigo mío, ya muerto, decía que uno de los días que más se rio fue en el funeral de su hermano y que esperaba que hiciéramos lo mismo en el suyo. Gracias y tranquila, no me pasa nada con el tema. Sólo coincidió, porque este relato surgió de un comentario del anterior. Besitos.

Rudy
Gracias, ése era la intención (pero hacerlo comiéndose las vocales es trampa). Besitos.

Ml
No lo sabemos, no. Es de las primeras lecciones que aprendí en la vida: no sabemos cuánto tiempo estaremos aquí. Mejor aprovecharlo. Muchísimas gracias, por estar. Biquiños.

Matapollos
Cuando una familia es castigada varias veces con la misma desgracia es casi normal temer que haya algo más que casualidad. Biquiños.

Alís dijo...

José Alfonso
Esperemos que no. Y tú tampoco. Beso.

Mercedes
Yo me libro de esa herencia, aunque me temo que tendré otra que tampoco es muy agradable. Besitos.

Horacio
Claro que se puede heredar la muerte, de hecho lo hacemos. Es lo único seguro que tenemos al nacer. Beso grande.

Belén
Tu familia no sé si es la bomba, pero tu bisabuela con esa frase se ganó todo mi respeto. Jajajajaja. Aunque a mí me da que sí heredaste algo de ella. Besitos.

Fonsilleda
De hecho, mi historia no es inventada, es una historia real. Mi única aportación fue decidir cómo contarla. Biquiños.

Alís dijo...

Paseante
Ahora que lo dices, quizá esta querencia por vestir siempre de negro tenga una razón detrás… A fin de cuentas, aunque algo sea hereditario, alguna vez hubo un primer caso ¿no? Besos

Marisa
Menos mal, sí. Y que no falte. Biquiños.

Virgi
Y aún así me resisto a creer en el destino. Besos.

Lucrecia Borgia
En ese caso parece que ser viuda sienta bien. De todos modos, como decía Zayi y yo coincidía, mejor divorciada que viuda. Besos.

Nómada planetario
Tienes razón. ¿Cuántas generaciones habrá que esperar para verificar la hipótesis? Muchas gracias. Besos (sigue despertando).

Alís dijo...

Albino
En un día malo te diría que no conocerme es una buena razón para morirse pronto. Pero hoy no tengo un día malo, así que hiciste bien en durar. Bicos.

Mar
Hasta que la muerte los separe ya rige si muere uno de ellos. Creo que con 49 años todavía se es joven para rehacer la vida sin que eso destruya el amor que se sintió por la persona que se fue. Aunque también se puede ser feliz estando solo. Besitos.

Pamela
No sé si hay algo de cierto, pero es demasiada casualidad. Muchas gracias. Besos.

Tecla
Uy, ya me gustaría tener facilidad. Pero en ello trabajamos ¿no? Muchas gracias. Besos.

Alís dijo...

Luis
Dicen que si miras a tu suegra sabes cómo será tu mujer. No sé si es tan cierto, pero quizá haya algo de verdad en ello. Besos.

Dr Mikel
Es verdad que no se podría vivir, porque además se iría sumando el sufrimiento de los diferentes golpes que da la vida… Besos.

Miguel Rodríguez
Viene de este mundo y temo que tampoco es un caso tan aislado. Una brazo.

Alberto
Es probable que siga habiendo tantas viudas como antes (aunque la esperanza de vida ahora es mayor), pero creo que ya no es tan visible. El luto ahora suele llevarse por dentro. Todo suma, sí. Besos.

Alís dijo...

Morgana
Sé a lo que te refieres. Siento haberte causado dolor. Besos.

Caos
Por lo que cuentas, te “tocaría” perder a tu pareja, pero no un hijo. Es duro, pero creo que más llevadero. Es mejor vivir sin miedo. Besos.

Raposo
Parece que sí se pueden heredar (casos hay para sospecharlo), pero no sé si hay antídoto. Sería bueno descubrirlo y patentarlo. Bicos.

Lemaki
Coincido contigo. En ese caso, mejor ser desheredado. Besos

JOAKO dijo...

¡Le ha matado ella! me juego el cuello...