Gracias, Claudia

sábado, 20 de noviembre de 2010

Celebrar cada día




Son cincuenta años de matrimonio, casi. Estaban entusiasmados planificando cómo celebrarlo. Tendrían la boda que no pudieron permitirse cinco décadas atrás. Pero aquel bulto apareció para ensombrecer su nuevo noviazgo.

Lo descubrió mientras se secaba, después de la ducha. Eso no debía estar en su ingle. Tentada estuvo de callarse, como siempre hacía cuando sentía alguna molestia. Sin embargo, un resto de sensatez le hizo mostrárselo.

Él no quiso esperar. Al día siguiente visitaron a su médico de familia. Apenas un mes después ya iniciaba sus sesiones de quimioterapia, tras varias semanas de exámenes, pruebas y una mala noticia.

- No la voy a engañar. Lo que usted tiene es grave, pero puede curarse. Sólo tiene que seguir al pie de la letra todas mis indicaciones.

La moral permaneció aparentemente elevada. Saldría de esto. Retomarían sus planes. Verían crecer a sus nietos… A pesar de ello, fue perdiendo las fuerzas, el apetito y el pelo. El tratamiento era duro y el espejo le mostraba la mitad de lo que siempre fue.

- No sabía que tenías la cabeza tan bien hechita – le decía él cada mañana, cuando cumplía con el nuevo ritual de besarle la calva antes de que se pusiera la peluca. Y ella agradecía este gesto de ternura obligándose a luchar aunque le tentara tirar la toalla.

- Voy a curarme. No te voy a dejar solo. Pero no sé si estaré con ánimos para celebrar nuestras bodas de oro.

- No te preocupes y sigue luchando. Soy el hombre más feliz del mundo celebrando cada nuevo día que estamos juntos.

.

74 comentarios:

merce dijo...

Alis...!!!
Breve, pero impactante amiga mia.

Ahí en el centro del mismísimo dolor, brota como savia fresca un nuevo amor.

De todos modos, opino que cada uno es muy dueño de su cuerpo y de elegir como curarse...a veces estos sustos...son poderosos mensajes que el cuerpo muestra para cambiar de rumbo.


Somos creadores y cuando no damos salida a esta creatividad, no permitimos a nuestros yoes que se expresen, el cuerpo lo hace de esta manera.

Tuve una experiencia cercana...y en ese momento ni quimio ni radio ni nada agresivo.

Alguien me puso en el camino acertado y con un concentrado de encimas y proteínas eso se resolvió maravillosamente...


Esta personita que adoro...solo le ocurrió que ese verano estaba más guapo que nunca.

A veces conviene ir contracorriente, hay que ser valiente.....
Pero en este caso en seis mese sin rastro de nada.


Uuuuuffff.....!!!!
Vaya a donde me llevó tu relato.
Un abrazo grande.

TORO SALVAJE dijo...

Este me ha dolido un poco.
Recuerdos que tengo enterrados (nunca mejor dicho).

Besos.

Milu dijo...

Duro relato, valentía, fuerza, tessón, ternura, dolor, ansiedad, angustia...pero sobre todo has definido, cono el mejor poeta ,lo que significa AMOR.
Tremenda imagen la que nos muestras de como el AMOR ilumina en el dolor dándonos fuerzas cuando nos debatimos entre tantas sombras.
Conmovedor!.

Besos, Alís

José Alfonso dijo...

Atravieso, uno tras otro, similar momento bajo otras circunstancias.

Palabras finales reconfortaron. Así, pues, un besazo.

tecla dijo...

Duro y terrible relato que puede ser cierto.
Esperemos de la vida que no nos obsequie con algo así.
Siempre pensamos que estas cosas les ocurren a los otros.
Estoy encantada de estar en tu blog.
Te ruego me disculpes por llevar días sin venir. Últimamente, suelo estar muy liada.
Un abrazo.

claudia dijo...

Que bonito, últimamente me sorprendo mirando a parejas de personas mayores que se ve que se quieren.

Pamela dijo...

Dolió, aunque creía superados ciertos recuerdos, veo que no, que están allí como siempre, creo que nunca estaré preparada para tanto dolor. Precioso texto Alís, se sintió intenso

anuar bolaños dijo...

Habría que estar preparado para partir
o ser abandonado.
Nunca vivir en una burbuja.
Estar convencido de que toda pasión es inútil.
Buscar el amor es buscar un abismo.
Que el itinerario indique no hacer nada.
No es cierto que el destino sea una máquina bien ensamblada.
Las palabras son una red pegajosa.
La sabiduría que sirve es la que no da instrucciones.
La fe que salva, al mismo tiempo condena.
Es inoficioso juzgar lo incorrecto, el veredicto nada alivia.
Las circunstancias de cada acción no dan cuenta de sus motivos.
Todo Por Qué es incomprensible.
Acumular sabiduría no garantiza entender el mundo.
Los impulsos del corazón aunque valientes suelen ser ilógicos.
Lo natural no siempre es lo mejor.
El olvido es el mejor antídoto contra el odio.



anuar.

CarloZ dijo...

Impresionantes los sacrificios que impulsa el amor. A veces, como ahora, dejan huecos en el estómago.

Besos.

Alma naif dijo...

Es duro si... pero es un relato muy bueno que me hace pensar en mucha gente que esta pasando por esos momentos...
Acaso cambiariamos nuestra manera de vivir si supieramos algo asi???
Siempre me detuve en ese pensamiento... y creo que seguir adelante y luchar es el mejor remedio!!!
Cuando un amor tan grande existe.. nada puede arrebatarlo... ni el mismo fin de la vida!!!

Besos mi bella!!!

DANI dijo...

Jo, hoy me has hecho emocionar de verdad. La soledad es muy cruel y la compañía necesaria.

Luchemos fuerte.

Besos fuertes

Horacio dijo...

Uff, buen relato. Duro, me quedo con la imagen de que se luchará hasta último momento, sea cual sea el final. Y muy tierno el ritual de besarle la cabeza calva.


Beso grande

Taty Cascada dijo...

Alis, siempre me he preguntado si es posible ese amor sincero, puro, que se comparte y reparte en caricias y mimos, que va más allá de lo físico y se adentra en el alma...A veces pienso, que sólo está como motivo de inspiración poética, o como un sueño que se pierde en la madrugada.
Un beso.

Larisa dijo...

Claro que sí. La vida siempre gana. Y se celebra. Además, da mucho gusto ganarle a esos bultos feos. Mucho.

Besos con madrugá

Mercedes González dijo...

Me has emocionado, amiga.

Soy el hombre más feliz del mundo celebrando cada nuevo día que estamos juntos.

En esa frase se resume el amor, que existe en la realidad, no sólo en los textos. Le respondo a Taty Cascada.

Besitos

El Drac dijo...

Después de haber compartido 50 años y esta última batalla juntos, el desenlace va a ser terriblemenet triste.

Luis dijo...

Hermosa historia, un poema a la lucha diaria que muchos deben sostener y a la vez me llevas a pensar cual es la clave para estar 50 años junto alguien y de seguro es estar un día a la vez (lo que es yo no alcance a cumplir siete años en mi matrimonio).
Un abrazo.

Elena Lechuga dijo...

Me has provocado un estremecimiento, querida Alis. Qué duro y qué bonito a la vez.
Besos de buenos días

Chus dijo...

Es muy duro, a mi se me fue mi mejor amiga con 29 años, con toda una vida por vivir, se que los que se quedan lo pasan mal, pero nosotros al menos seguimos aquí, y podemos sobreponernos, pero ¿y los que se van en la flor de la vida?...........
me estoy poniendo melodramática,
Un beso

La Zarzamora dijo...

Ese mal puede surgir en cualquier momento de la vida.
Mejor en esos casos vivir el presente como hace ella.

Besos, Alís.

Ojosnegros dijo...

No tengo palabras hoy, no las encuentro. Besos.

zeltia dijo...

vaya chaparrón realista sobre el alma, ésto sí es más gris que el día que veo a través de los cristales. En estos chaparrones casi nunca escampan y el refrán (nunca choveu que non escampara) deja de ser cierto.

En la realidad, además, el besito en la calva sólo dura 10 sg. de las 24 horas que hay que luchar. La vida demuestra que en esa lucha, la pareja sufre más alejamientos que acercamientos,
es duro convivir con el dolor,
es dificil no volverse egoísta cuando sufres.
El relato es bonito, romántico y tierno,
pero a mí me ha hecho revivir crudezas y vómitos y traiciones y soledades y cómo el ser humano, pocas veces sabe estar a la altura de los sueños.

Antonio Misas dijo...

Muy bueno Alis,
Siempre he pensado, en que llegado ese momento en el cual has pasado la vida entera con otra persona, te llegan este tipo de noticias y, en un primer momento, te tienes que desmoronar, te derrumbas. Luego viene la gran lucha, cuando tienen que convivir con la supervivencia dirigida, que debe de ser muy dura y el papel del otro, en una cierta desolación... pidiendo a Dios que no se la quite, que le de un poco más de tiempo en esta vida tan corta. En cuantas veces tiene que imaginarse el vacio si ella se va.
Me gusta esa humanidad, ese cariño y amor que cuentas.
Muchos besos!

fonsilleda dijo...

Me ha tocado demasiado de cerca para hacer un comentario, aunque intentara que fuera banal, así que, lo dejo en que un buen micro y realista.
Bicos.

Sidrina dijo...

Que hermoso el amor cuando es de verdad. Un placer leerte.

Escribir es seducir dijo...

ALIS QUE CONMOVEDOR!!!!!! EL AMOR ANTE TODO!!!!!!
Y ALGO QUE HOY EN DÍA SE DESCONOCE QUE ES LA TOLERANCIA Y EL COMPAÑERISMO. FANTASTICAS PALABRAS AUNQUE ME PRODUJERON UN POQUITO DE TRISTEZA IGUAL TERMINE EL CUENTO EN MI CABEZA CON AQUELLA BODA

BESOS

Chousa da Alcandra dijo...

Nesta viaxe non todas son rectas e incluso hai algunhas curvas que requiren destreza ó volante e axilidade nos pedais.
Se é certo que merece a pena saber conducir ben, moito máis o merece levar un copiloto que nos anime coas manobras!

Bico de celebración

Una mujer desnuda y en lo oscuro dijo...

Me pareció leer la historia de mis padres, 50 años después apareció el cáncer... mi madre luchó por no dejar solo a mi padre... y este año celebraron su aniversario 57.

Bello, me has sacado una lágrima de ternura.

S

Marisa dijo...

En la enfermedad es
donde se demuestra
el valor del amor
y del cariño, para
ayudar a superar
la dura prueba.

Una triste y bella
historia llena de ternura.

Besos

virgi dijo...

Nunca sabemos lo que nos depara la vida a la vuelta de la esquina. Vivámosla y si hago aparece, que se enfrente a nuestra vitalidad.
Un abrazo grande, Alís, grande.

Camaleona dijo...

Ese amor les hace fuertes. Seguro que podrán superar cualquier adversidad.

Joyce dijo...

Una de las cosas más sensatas de las bodas es cuando el que oficia dice aquello de "en la salud y en la enfermedad".
Sabes que quieres a una persona cuando ciertas situaciones no te hacen dudar, no cambian tus sentimientos, y si lo hacen solamente es para bien.

Besos

De cenizas dijo...

La victoria ya la ha conseguido... la han conseguido.


besos

Nela dijo...

Una lucha y un regalo cada nuevo día.
Un beso enorme Alís.

Miguel Baquero dijo...

Un cuento que duele, pero que también te recuerda que hay que aprovechar todos los días

Un paseante dijo...

Siempre pensamos que esas cosas les pasan a otros, hasta que...
Actualmente tengo un caso así en la familia. Y es en momentos como éstos cuando te das cuenta de que la sangre une mucho.
Te ha quedado bonito. Y real.

Belén dijo...

Yo soy fisio, y he trabajado con oncológicos... y tuve a uno que llamaba a su mujer mi novia :) siempre, hasta el final, le llamaba así..

Besicos

LUCIA-M dijo...

Duro relato me temo que puede ser que puede ser cierto.
Besos.

Daniel Rioja dijo...

Muchas veces no valoramos lo que tenemos hasta que estamos a punto de perderlo o a lo peor, ya lo hemos perdido.

Un beso.

enrojecerse dijo...

el amor demostrado día a día
si señor
que bonito

Te susurraré... dijo...

El mejor regalo siempre es el día a día cotidiano. Conmovedor.
Besos

RECOMENZAR dijo...

Feliz de haber encontrado tus letras

Yemaya dijo...

Que hermoso Alís. Hermoso el amor sincero y la fuerza que nos da él para seguir caminando a pensar de las piedras que podamos encontrar a nuestro paso.
Esto es amor de verdad.
Me has hecho pensar mucho y temblar al mismo tiempo.
Besos y susurros con dulzura

Húayat dijo...

Esa es la idea, celebrar cada nuevo dìa al lado de Ella, bueno para quienes la tienen cerca. Besos mi linda Alìs.
Salud-os desde mi asfixiante soledad.

semilla negra dijo...

Me ha tocado, es la historia de mis padres, la pena fue que no llegaron a los cincuenta...mi padre murió antes. Es una preciosa historia de amor, esto es el amor y lo demás son cuentos...

Aldabra dijo...

El cáncer, el pan nuestro de cada día: un amigo, un familiar, nosotros mismos. Biquiños,

ego dijo...

celebrando la intersección.



.

MarianGardi dijo...

Triste, hoy es tremendamente real y duro tu relato, es la vida misma.
En esa situación es mejor tener un brazo donde una apoyarse y ser valiente.
Besos Alis

Espérame en Siberia dijo...

Ese es el amor más allá del amor. PRECIOSO, Alis.

Siente un gran abrazo.

இலை Bohemia இலை dijo...

una batalla compartida siempre es más llevadera, cuando no te queden fuerzas, sabe que alguien sujetara tu mano...Esta historia me ha provocado un nudo en la garganta.

Bss

Liliana G. dijo...

Bello, tierno y entrañable. La esperanza y el amor es el mejor remedio del alma, y aunque nos quedemos en el camino, nos llevaremos lo mejor de la vida.

Un beso grande, Alís.

cascarilleiro dijo...

La vida misma en una lucha constante.

Un saludo Alís.

Juyou dijo...

no se si reir o llorar, pero sin duda mueve sentimientos, demasiados...
:)

Dr.Mikel dijo...

Esto es lo que tiene el frenesí de la vida, hasta que no nos toca no podemos imaginar el drama y la trajedia que significan las enfermemedades terminales, para el que las pacede y para los que estas a su lado.

Walden dijo...

Hola de nuevo, Alis.
Me ha gustado esa mezcla entre ternura y dolor de tu relato, tan cercano, probablemente, para todas las personas que hemos acompañado a alguien en procesos similares.

Duele la tripita al recordar.

Miro a la derecha y veo cómo sigue creciendo tu colección de blogs. Lo que más me sorprende no es ese crecimiento, sino que luego los comentas, vas visitando las casas una a una y dejas tu reflexión, pocas veces de compromiso.

Tengo una amiga que me llama la atención cuando voy con ella por la calle. Contrariamente a lo que solemos hacer el común de los mortales que conozco, ella no saluda con la mano sin más. Se detiene ante cada conocido y le pregunta, le informa,... incluso quedan. Los paseos con ellas son lentos por las interrupciones, pero merecen la pena. Al entrar en tu blog, te asocio siempre a esta querida amiga. Igual no os pareceis, pero ambas me provocais la misma sensación.

Un beso.

Sabagg dijo...

En estos casos siempre me digo: qué sencillo es el amor cuando es verdadero.... Bien contado. Delicia. Besos!

Nómada planetario dijo...

Un relato preñado de humanidad. En cuanto a las celebraciones a los no sé cuantos años, personalmente no son santo de mi devoción, cada cual puede hacer de su capa un sayo.
Besos renovados.

MBI dijo...

DIOS!!!!!!!!!!
¿De dónde sale esa fuerza?!!!!!!!
.
.
.y tus palabras para decirlo..

lemaki dijo...

Qué belleza y ternura transmiten tus palabras. Es un auténtica oda o alabanza al amor verdadero, al que todos buscamos con ahínco y deseo. Tener a alguien cincuenta años a nuestro lado, en los momentos más difíciles y complicados y esos besos en la cabeza sin pelo...

Una preciosidad, de veras.

Saludos.

Javier Martinez V. dijo...

Este post me ha emocionado hasta el tuétano... realmente una historia de amor que supera a la vida misma.

Un gran abrazo.

Alís dijo...

Merce
El miedo a la pérdida refuerza sentimientos. Está bien que cada uno elija como curarse, mientras lo intente. Y el amor es un buen lugar para sacar fuerzas. Me alegro del final feliz de la historia que cuentas. Que dure por siempre. Besos.

Toro Salvaje
Lamento haber desenterrado recuerdos, pero seguro que hay mucho de bueno detrás de ellos. Y fue real. Besos.

Milu
A mí también me conmueve ser testigo de ese amor que en el tiempo se fue volviendo tierno. Me ayuda a creer. Gracias. Besos.

José Alfonso
Todo puede superarse ¿no? Así lo espero. Beso.

Tecla
Cuando menos lo esperamos la vida nos deja estos regalitos. Y nos ocurre a todos de un modo u otro, antes o después. Ven siempre que quieras y puedas, sin presión. Para mí es un gusto verte por aquí. Besitos.

Alís dijo...

Claudia
Me enternece ver cómo se transforma el amor a ciertas edades, después de haber pasado una vida juntos. Besos.

Pamela
Es intenso porque es demasiado cercano. Los recuerdos… ay, sí que duelen cuando vuelven. Un abrazo grande.

Anuar Bolaños
Habría que estar preparado, sí. Gracias por tu poema.

CarloZ
El amor es un magnífico motor y un buen cable a tierra. Besos.

Alma naif
Mucha gente está pasando por ello. Así es. No queda más remedio que seguir adelante y luchar. Besitos.

Alís dijo...

Dani
La compañía es imprescindible en algunas etapas de la vida. Sin ella no hay fuerza para seguir. Luchemos, sí. Besos.

Horacio
Ese ritual me arranca lágrimas cada vez que lo visualizo. Si supieras que viene de alguien a quien le cuesta ser tierno, lo entenderías mejor. Beso grande.

Taty Cascada
Existe, es un amor que crece con el tiempo, mucho tiempo. Va más allá de lo físico porque lo que importa ahora es la compañía, la complicidad, estar con quien ya es una parte de ti. Beso.

Larisa
Y le ganó a esos bultos feos, aunque dio un nuevo susto. Confío en una victoria definitiva. Gracias. Besitos.

Mercedes
Porque lo olvidamos, pero eso es lo que realmente hay que celebrar a diario. Un día más, una hora más, un instante más… Gracias. Besitos.

Alís dijo...

El Drac
Por ahora, el desenlace es muy feliz. Espero que dure, aunque está claro que algún día llegará el momento de la despedida. Ojalá más tarde que pronto. Un abrazo.

Luis
No podría explicarte cuál es la clave, porque estoy muy lejos de saberla. Por ahora, mi récord son seis años, aunque sigue sumando. Aunque intuyo que hay mucho de tolerancia, comprensión y también de aguantar. Y actitudes que hoy en día son más difíciles de manifestar. Un abrazo.

Elena Lechuga
A veces toca enfrentar situaciones muy duras, pero estas mismas nos muestran lo más bonito que tenemos. Besos.

Chus
He ido a muchos, demasiados entierros de gente joven, entre primos y amigos. Nunca he encontrado justificación a semejante injusticia.

La Zarzamora
Vivir el presente e intentar alargarlo. En realidad, es lo que deberíamos hacer todos con o sin ese mal, porque no tenemos la vida comprada. Besitos, Eva.

Alís dijo...

Ojosnegros
Tu presencia ya es mucho. Gracias. Besos.

Zeltia
A veces sí que escampan, Zeltia. Aunque por supuesto no es fácil. Y esos diez segundos pueden dar mucha, mucha fuerza. Besos.

Antonio Misas
Gracias. A mí también me gusta, porque me hace tener esperanza y porque soy testigo de lo eficiente que es. Sorprendida y conmovida como no pensaba que podría estar. Besos.

Fonsilleda
Tiene más de realista que de micro, y también me toca muy de cerca. Y tu comentario dice mucho más de lo que aparenta. Gracias. Bicos.

Sidrina
Un amor de verdad tiene su parte hermosa y la parte que no lo es tanto. Pero en los momentos más difíciles se manifiesta en todo su esplendor y parece casi invencible. Gracias. Un abrazo.

Alís dijo...

LuluZiña
Tolerancia, compañerismo… Sí, hay situaciones que a pesar de ser muy difíciles saca lo mejor de nosotros. Gracias. Besos.

Chousa da Alcandra
Tes razón. Cando o camiño se pon difícil ter un bo copiloto ó lado fai a diferencia entre chegar ou non chegar. Bicos.

Sara
Pues es la historia de los míos. Y confío en que lleguen a esos 57 años y más. Gracias. Besos.

Marisa
Sí, la enfermedad pone a prueba la fuerza de nuestros sentimientos. Gracias. Biquiños.

Virgi
No nos queda otra ¿verdad? Debemos enfrentar cada sorpresa que nos depara la vida para llegar a conocer la siguiente. Gracias. Besos.

Alís dijo...

Camaleona
Y la están superando. Gracias. Besos.

Joyce
En ese sentido, la enfermedad es una ocasión magnífica para probar el amor, aunque ojalá que no fuera necesaria. Gracias. Besos.

De cenizas
Sí, es cierto, ya han conseguido la victoria. Besos.

Nela
Poco a poco, que es el mejor modo de lograr lo que nos proponemos. Beso grande.

Miguel Baquero
No deberíamos olvidarlo nunca. Besos.

Alís dijo...

Paseante
Seguramente me quedó real porque lo es. Y tienes razón, en estos momentos nos damos cuenta de qué sentimos en realidad. Lástima que haya que pasar por esto para verlo. Gracias. Besos.

Belén
Siempre se dice que valoramos lo que tenemos cuando lo perdemos. En este sentido, la enfermedad nos permite hacerlo cuando aún tenemos esperanzas. Besitos.

Lucia-M
No siempre son ciertos mis relatos, pero éste lo es en la esencia. Duro, pero lleno de esperanza. Besos.

Daniel Rioja
Así es. Menos mal cuando podemos hacerlo estando todavía a tiempo. Beso.

Enrojecerse
Lo olvidamos a menudo, pero así es cómo debemos vivirlo: día a día. Gracias. Besos.

Alís dijo...

Te susurraré
Ese mismo al que a menudo no damos importancia, ¿verdad? Besos.

Recomenzar
Y yo encantada de verte de nuevo por aquí. Un abrazo.

Yemayá
Es cierto, da mucha fuerza. Y falta que hace. Gracias. Besos.

Húayat
Es la idea, pero no siempre la tenemos clara. A veces nos damos cuenta cuando es demasiado tarde. Gracias. Un abrazo.

Semilla negra
Temo que muchos conocemos historias cercanas similares a ésta. Gracias. Un abrazo.

Alís dijo...

Aldabra
Sí, demasiados casos. Es muy difícil que una historia así nos resulte ajena. Bicos.

ego
celebrando. biquiños.

MarianGardi
Así es, Marian. Son afortunados los que al enfrentarse a esta enfermedad tienen apoyo, ánimo y compañía a su lado. Besos.

Espérame en Siberia
Ése es el amor que todos debiéramos tener. Besos.

Bohemia
La batalla compartida… lo has resumido perfectamente. Gracias. Besos.

Alís dijo...

Liliana G.
Un alma sana ayuda a curar un cuerpo enfermo. Al revés, es más difícil. Besos.

Cascarilleiro
Es lo que toca cada día. No debemos olvidarlo. Un abrazo.

Juyou
Son historias que invitan a ambas cosas: a llorar y a reír (esto con suerte). Besos.

Dr. Mikel
Las enfermedades terminales y las que, sin serlo necesariamente, llegan de la mano de una amenaza de muerte. Oímos cáncer y siempre nos ponemos en lo peor, aunque pueda superarse. En estos casos, el apoyo de los que están a nuestro lado puede ser determinante. Un abrazo.

Walden
Duele también el miedo, pero no podemos dejarle ganar. Y no creas, no me resulta fácil visitar y comentar todos los blogs que me gustan (hay demasiados buenos por ahí), pero aún lo intento, porque lo disfruto. Esa amiga que mencionas me recuerda a mi hermano. Es imposible ir con él por la calle sin parar cada pocos metros para saludar y conversar con algún conocido. Ah, me alegro muchísimo de verte por aquí. Te echo de menos cuando pasa un tiempo sin leerte. Beso grande.

Alís dijo...

Sabagg
Sencillo parece, aunque no creo que lo sea, aún siendo verdadero. Debe superar muchos obstáculos, pero es posible. Existen pruebas de ello aunque yo no lo haya vivido. Bienvenido y gracias. Besos.

Nómada planetario
No puedo opinar mucho sobre celebrar 25 o 50 años al lado de alguien porque estoy muy lejos de llegar a ellos. Aunque su mérito lo tienen, supongo que porque han de ser consecuencia de celebrar día a día a quien tenemos con nosotros. Besos.

MBI
Ojalá tuviera la respuesta a lo que preguntas, pero intuyo que sale de muy adentro. Gracias y bienvenida. Un abrazo.

Lemaki
Supongo (sólo supongo) que tener un amor así no es por la suerte de encontrarlo, sino de trabajarlo, cada día, cada instante. Ese beso en la cabeza sin pelo me enternece como no puedes imaginar. Gracias. Un abrazo.

Javier Martínez V.
Esperemos que por ahora ese amor no supere a la vida, sino que siga creciendo en ella. Muchas gracias. Un abrazo.

Berta dijo...

En medio de una vorágine similar me encuentro y por eso entiendo y tanto comparto tu relato. Fuerza, amor y cabezonería para salir adelante!!!

Alís dijo...

Berta
Me preocupa eso que me dices. Un día de éstos te escribo, que tengo ganas de saber de ti. Gracias por pasarte por aquí. Y te digo lo mismo: fuerza, amor y cabezonería. Biquiños