Gracias, Claudia

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Breve encuentro




Frente a la puerta de la habitación 405 Ana y Jesús se reconocieron tras muchos años sin verse.


-- ¿Tú no ibas a los Maristas?
-- Sí... Eh, sí, te recuerdo.


No pudieron permitirse una conversación muy larga. Lo justo para traer al presente un par de recuerdos de infancia, el nombre de dos o tres compañeros y un cumplidor "me alegro de verte".


Después, la doctora Pastor continuó la ronda de visitas a sus pacientes del ala de Neurocirugía y Jesús volvió a poner en marcha la enceradora para sacarle brillo al suelo.

41 comentarios:

Fiebre dijo...

Esto es la vida real. Sin artificios.

Si se hubieran encontrado en el "feisbuk" serían amiguísimos de la muerte, y quizá a estas alturas tendrían 47miltropecientos mensajes en el muro.

O quizá en el msn se hubisen prometido amor eterno...

¡Vivan las barras de bar y los pasillos de los hospitales!

(Lo sé..no tengo remedio)

Lucrecia Borgia dijo...

Me alegro de verte nuevamente... :-)

besos

Elizabeth dijo...

Alis
que alegre que estes de vuelta.
un abrazo gigante y nos vemos pronto.

un beso

ODRY dijo...

Nena, a mi me sucedió algo parecido, pero yo estaba pariendo y mi compi de bachillerato era la matrona, el mundo es así.

Un besazo.

Ojosnegros dijo...

Bueno, lo importante en esta vida es ser feliz, nada más.
Besos y buen regreso.

La Zarzamora dijo...

Los caminos que bifurcan en un momento dado y las vueltas que da la vida son inescrutables...

Besos, Alis.

Antonio Misas dijo...

¡Alis!
¡Qué alegría!

Breve encuentro, tremendo lo que dejas flotando. ¿Qué pensará Jesús? igual qué él también podría haber llegado a ser alguien en la vida... demoledor. Todo lo demás, eso de que igual él es muy feliz y ella no, etc, etc, es demagogia pura. Uno siempre se ve reflejado en el espejo de los demás y valora donde llegaron los otros y donde se quedó él.
¡Fantástico Alis! Nos dejas la vida en una postal, y tú, que has vuelto a escribir como mejor sabes.
Muchos besos

De cenizas dijo...

María reconoce a un compañero de instituto:
- ¿Juan? ¿Te acuerdas de mí? Curso 1987-88, maristas de la calle Valencia.
- ¡Síii! Pero..espera...¿de qué nos dabas clase?
María quiere fundirse.

:)


besos

Miguel Baquero dijo...

Bueno, pero casi mejor encontrarse así que no de pacientes

Escribir es seducir dijo...

ALIS QUE BUENO EL REENCUENTRO

CORTO
CERTERO
Y QUE TE DEJA PENSANDO

DOS REALIDADES
DOS CAMINOS DIFERENTES

SALUDOS

Luis Cóngrio dijo...

Me alegro de poder leerte de nuevo.

En principio, cualquiera de los dos puede ser feliz, o no, independientemente del trabajo que tengan; pero ella tiene mucha ventaja.

Espero que no se centre demasiado en su trabajo y que goce de las oportunidades que le da la vida.

Horacio Beascochea dijo...

Esto que llaman vida y sus vericuetos, que son más ricos que las redes sociales y los millones de amigos que pululan por ahí.

Me sumo al resto: un placer leerte de nuevo.

Beso grande

un ratón dijo...

Los caminos de la vida son inescrutables.

Rossina dijo...

A pesar del marco, la etiqueta nada garantizaría. No creo en la casualidad de los nombres.
Es seguramente otra la misión o el aprendizaje de Jesús...

Juncal dijo...

Si mi abuela levantara la cabeza, no daría crédito a semejante osadía. Ella en lo alto de la jerarquía hospitalaria ...
Difícil llegar a encontrarse.
El mundo de los pasillos puede resultar muy árido.

Un beso Alís

Bosón de Higgs dijo...

Bienvenida de nuevo Alís.
Que gran verdad esto que cuentas y cuantas veces nos pasa a lo largo de la vida,nos hacemos mayores y adquirimos responsabilidades y siempre nos falta tiempo para todo por eso muchos encuentros quedan en agua de borrajas.Un beso Alís.

DANI dijo...

Habría que saber cual de los dos es más feliz...

Besazos enormes

zayi dijo...

Gracias al facebook ahora sé que tengo amigos hasta directores de cine y músicos y editores...y tantos más...
Así es la vida.

Un besito.

MUCHITA dijo...

Me ha pasado que lo que paso uno en la infancia, su esencia, no es la misma que cuando uno vuelve a encontrarse con ella pero de grande y sobre todo en el reflejo de su compañero que alguna vez acompañó en ese periodo tan inocente.

Besos mil.

Pury dijo...

Así es la vida, de caprichosa.
A veces no sabes ni porque ni el para que.
Pero ahí estaban después de los años.
un abrazo ,hacia mucho que no te veía.Espero que estés bien.
Besos enormes

Verónica dijo...

Encuentros .... ¡Me suena tanto ahora mismo ese tema!

He estado ausente por tiempo ... pero, ya estoy aquí de nuevo.

Un placer reencontrate donde te dejé.

Lucía dijo...

Quién sabe qué nos deparara el futuro y qué sorpresas nos llevaremos al reencontrarnos con gente.
Me alegra leerte de nuevo.

Un abrazo

Mariette dijo...

Sin colorante.

Besos.

Marisa dijo...

Ya echaba en falta
tus palabras
con tan buenos mensajes.

Así está hoy la vida.

Besos Alís

Carlos Fox dijo...

Lo malo, si breve, menos malo.

¡Un beso Alís!

Bubo dijo...

Y el café para cuando. Porque estos tendrán algo que contarse ¿no?

Un paseante dijo...

¡Has vuelto! ¡Y me entero ahora!
Me alegro un montón, Alís: por mis características, admiro a los supervivientes. Veo que tú también lo eres, así que bienvenida al club. Y recuerda que todo tiene arreglo menos la muerte.
Los Maristas, vaya. Yo también estudié ahí. Seguiré sacándole brillo al suelo.

Uno dijo...

En cualquier tiesto puede crecer todo tipo de semillas, todas maravillosas sólo por ser.

Buen mini-relato. Un gusto que puedas dejar unas cuantas líneas para que te leamos.

Saludos

Chousa da Alcandra dijo...

Damos moita cera, si; conditio innata ou aprendida? A saber!
Eu alédome de lerte e confío que a ledicia continúe.
Bicos

Sucette D´Ment. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sucette D´Ment. dijo...

¡Me gusta Breve encuentro!

Un abrazo, linda Alís.
Con afecto,
Fdo: Sucette D´Ment

Sucette D´Ment. dijo...

Perdona, Alís.
Pido disculpas a todos tus lectores.

Ignoro la razón, pero mi mensaje (el mismo) había salido dos veces: he borrado uno.

He sido yo...

Besos,
Sucette D´Ment

semilla dijo...

¡que alegría que vuelvas Alis!...¿son tus niñas? ¡que guapas y que envidia! me quedé con ganas de tener niñas, disfrútalas y me alegro tanto de que hayas vuelto

Milu dijo...

Pariendo me encontré con una persona que no me quería mucho. Había sido la novia de mi marido durante 8 años. Ella era la matrona.
Desde ese día somos grandes cómplices y creo que nadie me ayudó tanto como ella aquella noche.
Me encanta leerte.
Besos

claudia dijo...

Sorpresas te da la vida.

Besos.

Aldabra dijo...

Y todo puede pasar. O no.
biquiños,

Maria Coca dijo...

Así es la vida. Uno nunca sabe cuál será su camino.

Genial.

TORO SALVAJE dijo...

Volverán a coincidir en el otro mundo.

Besos.

MarianGardi dijo...

Bienvenida amiga.
Me alegra saber que todo fue bien.
Un abrazo

Manuel dijo...

Estuvieron en la misma clase... ahora pertenecen a clases distintas.

Matapollos dijo...

¡Qué alegría que hayas vuelto, Alís!

¿Y estos dos? ...Si es que hasta los recuerdos se alimentan de fast food. No hay tiempo para más...

Qué buen relato. :)