Gracias, Claudia

jueves, 10 de octubre de 2013

Me buscabas


Ilustración: Grado.V


- ¿Me buscabas?
- Hace tiempo ya, sí.
- Aquí estoy.
- ¿Vienes sola?
- Claro.
- ¿De qué me sirves sola? ¿Por qué no vienes acompañada?
- Porque sólo me llamaste a mí. Creí que te bastaría.
- No sé si será suficiente… No sé qué puedo hacer contigo…
- ¿De qué te quejas? ¿Acaso no soy la palabra que buscabas?
- Sí, es cierto, pero llegas demasiado tarde.

30 comentarios:

Suso dijo...

Muy original, que pena no encontrar las palabras a tiempo y decirlas cuando ya no hacen falta.
Mi abrazo enorme

Horacio Beascochea dijo...

Sucede. Por eso seguimos escribiendo, para hallar esas palabras.

Y comparto la opinión anterior: muy original.

Beso grande

Antonio Misas dijo...

Está muy bien. Yo pienso que siempre hay otra palabra para sustituir aquella que crees que no viene.
El pensamiento creativo no suele venir con palabras, sino, dentro de un universo basado en la experiencia y la labor del que crea, es tener tantos recursos como pueda. Estoy de acuerdo con los tres, con la autora del estupendo texto y los dos comentarios.
Alis, no sé si alguna vez te dije aquello que decía Millas en sus clases, en los años noventa: No temas que se te olvide una idea genial que hayas tenido, porque no la apuntaste o simplemente se te olvido, el cerebro es una máquina continua de generar ideas geniales, la siguiente, será aun mejor.

Tus textos también me das para recordar,

Muchos besos

Aldabra dijo...

parece un diálogo con la muerte.
muy bueno.

biquiños,

TORO SALVAJE dijo...

La palabra perfecta es aquella que llega justo a tiempo.

Besos.

Maruja dijo...

Muy bueno y original.
Feliz fin de semana.

Lucrecia Borgia dijo...

Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho, no se presentan ante nuestro espíritu hasta que ya es demasiado tarde.

besos

Milena dijo...

Buscando la palabra...
Quizás la palabra justa llega sola...

Besos

claudia dijo...

Muy bueno.
Muy bueno.

bss

De barro y luz dijo...

La palabra "justa" a la situación suele llegar...pero tarde.

bss

RECOMENZAR dijo...

te encontré sin buscarte y me gusta como escribes

Walden dijo...

Tarde, demasiado tarde, demasiado sola.

Bubo dijo...

¡Putas palabras! Que ni aparecen cuando las buscas, ni se pronuncian como deberían, ni si quiera se escriben con intensidad.
¡Putas palabras! Si no fuera por la necesidad que tenemos de ellas. ¡Con que ganas las mandaría a todas a tomar por culo!

MAR dijo...

Tarde, a veces sí, uno queda con ganas de decir o escuchar lo que llega a destiempo...es verdad.
Un abrazo grande y un lindo fin de semana.
mar

MarianGardi dijo...

Me ha gustado. Llegar tarde, eso es lo peor que puede pasar. Perder el tren.
Un abrazo querida amiga

paideleo dijo...

Hai palabras que nos escapan sen querer e fannos mal e outras que tardar en vir e poderían ser de axuda.
Vaia o teu texto por estas últimas.

paideleo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alís dijo...

Suso: Pasa a menudo, que tiempo después de una situación concreta, aparece la palabra perfecta que nos habría dejado a gusto. Gracias. Un abrazo.

Horacio: Cuando escribimos nos podemos dar el gusto de tomarnos tiempo para buscar palabras, afortunadamente. Un beso.

Antonio Misas: Voy a creer en Millas y espero que tenga razón. Muchas gracias, Antonio. Besos.

Alís dijo...

Aldabra: En un diálogo con la muerte, cuanto más tarde en llegar, mejor. Gracias. Bicos.

Toro Salvaje: Pocas veces encuentro la palabra perfecta, pero sigo intentándolo. Besos.

Maruja: Muchas gracias. Un gran abrazo.

Alís dijo...

Lucrecia Borgia: Pasa más a menudo de lo que me gustaría. Besos.

Milena: Llega sola, pero no siempre a tiempo. Besos.

Claudia: Muchas gracias. Besos.

De barro y luz: Eso la convierte en injusta, ¿no? Besos

Alís dijo...

Recomenzar: Muchas gracias. Me alegra reencontrarte. Un abrazo.

Walden: Así es, exactamente. Besos.

Bubo: Eso suele pasar con lo que necesitamos, con lo que nos hace dependientes. Besos.

Alís dijo...

Mar: Y qué rabia da, ¿verdad? Un beso.

MarianGardi: ¿No será peor no llegar nunca? Gracias. Un abrazo.

Paideleo: Fixéchesme pensar que, se cadra, ás veces é mellor que as palabras non cheguen a tempo. Unha aperta.

MAR dijo...

Sí!
Besitos
mar

Steppenwolf dijo...

era.......idiosincrasia. Es lógico que tarde más, entiéndelo.
Un abrazo.

virgi dijo...

Y según pasa el tiempo, más tarda la palabra en aparecer.
Me gustó este diálogo, Alís, al menos podemos resarcirnos un poco.
Un abrazo

Alís dijo...

Mar: Un beso.

Steppenwolf: Sí, ésa es de las que tardan. Contundente, pero lenta, jaja. Un abrazo.

Virgi: El tiempo no pasa en vano. Muchas gracias. Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

No creo que tenga tanta importancia no encontrarla en el momento justo.
Da rabia, eso sí.
Pero así vamos aprendiendo mientras tanto otras nuevas...
Besos, linda.

Alís dijo...

La Zarzamora: En una conversación, me da rabia no encontrar la palabra adecuada en el momento oportuno, pero escribiendo creo que nos permite jugar con otras, y puede ser beneficioso. Besos.

Zeltia dijo...

A veces esa palabra es la que hace que una frase sea un verso.

Alís dijo...

Zeltia: Las palabras tienen el poder de construir o destruir. Bicos.