Gracias, Claudia

viernes, 4 de julio de 2014

El cuerpo acompaña - El g(j)erundio (II)




No sé por qué, escribí jerundio, con j. En realidad, escribí sólo jerun, porque lo encontré demasiado delgado y paré para corregir. Cambié a la g: gerun, y lo reconocí enseguida, porque el gerundio es gordito, lo llena todo en el momento. El único tiempo sobre el que tenemos control, que nos pertenece, es el presente y no se me ocurre nada más presente que el gerundio. Un siendo constante.

Eso da miedo. Puesto que es el único tiempo, la única vida sobre la que tenemos el poder de decidir. Y el deber también. Una gran responsabilidad que no siempre es fácil asumir.

Entonces disfrazamos los gerundios de participios, convirtiéndolos rápidamente en pasado para no tener nada que hacer; o los disfrazamos de infinitivo, empezamos a generalizar y diluimos la responsabilidad. 

Pal gerundio hay que echarle un par. Es grande, es potente, y sobre todo es tentador.

Está claro, ¿cómo voy a escribir jerundio? A fin de cuentas nuestro cuerpo no sólo habla de nosotros, es nosotros. Y nosotros somos sólo en el tiempo infinito que él dure. No existimos sin cuerpo, por eso nos revelamos tanto en él. Por eso importa cómo se escriben las palabras. Y cómo se dicen, también.

Y, claro, cómo se escuchan o se leen.

19 comentarios:

Marisa dijo...

Es verdad, el gerundio
es el tiempo más presente.
Viviendo,siendo.
A mi me gusta generoso
y regordete.

Un montón de besos

Juncal dijo...

Je. Algo falla en el balance calórico del gerundio que siendo un tiempo en contínuo movimiento, no estiliza su silueta.
Capaz que no apriete el paso lo suficiente, Alis ?
:-)

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Ay cabecita prodigiosa... cuanta razón tienes.

De gerundio en gerundio llegaremos a conjugar la nada.

Besos.

Alonso Montelana dijo...

Cualquier tiempo es bueno para escribir.

Saludos!

moderato_Dos_josef dijo...

Hablando en Gerundio, que sin el el presente sería poco más que agua pasada....


Un abrazo.

Chousa da Alcandra dijo...

De gerundios...entendía moito Camilo J. Cela, cando dixo aquelo de que non era o mesmo estar durmindo que estar dormido (pero con outro verbo!).

Bicando

Raúl dijo...

Me ha encantado eso de que 'el gerundio es gordito'.
Sonrío.

Eduardo Mancilla dijo...

Buena reflexión. Saludos Alis.

Lady Jones dijo...

Estoy, te leo, te sigo.
Tiempo presente.

Un besazo infinito, my lady.

MAR dijo...

El tiempo que sea y como se escriba pero que sea muy lindo para ti y feliz!!!
Un abrazo grande
mar

Manuel dijo...

Viviendo un eterno presente...

Rafarrojas Rojas dijo...

ahora te estoy LEYENDO y lo estoy DISFRUTANDO.
un beso (o BESÁNDOTE),
rafarrojas

Alís dijo...

Marisa: A mí también me gusta, aunque esté mal visto. Bicos.

Juncal: Será que el movimiento da más hambre? Porque no creo que las prisas sean buenas para el gerundio. Un beso.

Toro Salvaje: Pero podremos crear buenos recuerdos. Besos.

Alís dijo...

Alonso Montelana: Y para vivir también. Bienvenido. Un saludo.

moderato_Dos_josef: Estoy de acuerdo contigo. Un abrazo.

Chousa da Alcandra: Inevitable lembrarse desa frase. É o mellor xeito de entender a forza do xerundio. Bicando, tamén.

Alís dijo...

Raúl: Así lo imagino. No puedo visualizarlo flaco. Gracias. Un abrazo.

Eduardo Mancilla. Muchas gracias. Un abrazo.

Lady Jones: Que no cese ese presente. Gracias, Lady. Un besazo

Alís dijo...

Mar: Eso es lo ideal, que todos los tiempos sean felices (un poco utópico también, pero bueno). Gracias. Un enorme abrazo.

Manuel: Es el único modo de vivir. Lo demás es apenas sobrevivir. Un abrazo.

Rafarrojas Rojas: Y yo me estoy alegrando de eso. Un beso (en gerundio, claro)

Zeltia dijo...

pois para mín o presente é infinitivo, que é coma un raio, que cando é xa pasou!

Alís dijo...

Zeltia: Penso eu que o malo diso é que así non da moito tempo de disfrutalo.

Bicos

LA ZARZAMORA dijo...

Porque lo viste muy estirao a ese jerundio... y ni tan redondo te salía.
Sonrío.

Besos, Alís.