Gracias, Claudia

viernes, 21 de septiembre de 2018

Resucítame






Vengo a tu encuentro, una vez más. No sé qué decirte, sólo sé que quiero permanecer a tu lado. Tenerte cerca me hace bien.

Hubo un tiempo en que nos encontrábamos casi a diario. ¿Lo recuerdas? Yo te contaba historias y tú me ayudabas a crearlas. Me inspirabas, me regalabas palabras, me hacías creer en mí. Me dejaba llevar, porque me gustaba la dirección en que íbamos.

Luego nos fuimos alejando, no sé cómo ni por qué. Tú seguiste en el mismo lugar, aunque sin hablarme. Y yo sólo te visitaba, muda, sigilosa y tímida, muy de vez en cuando. Siempre con ganas de volver, siempre con el deseo de romper el silencio.

Ahora vengo a tu encuentro y me dirijo a ti, con miedo, con dudas, sin la certeza de poder mantener la promesa que te pido, de acompañarnos, de no distanciarnos, de cuidarnos el alma como ya lo hicimos en el pasado.

Vengo a tu encuentro delicada, vulnerable y expuesta. Tómame y cúidame, abrázame con tus palabras, sedúceme con tu fantasía y camina junto a mí, silbando, casual y relajado. Verso a verso, párrafo a párrafo. Resucítame.

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Dan ganas de resucitarte.
A versos o a besos...
Sí.

Ilduara dijo...

Creo que ya resucitaste. Tenéis que cuidaros mucho para mantenerse vivos.

Un beso.

Juncal dijo...


Y mira que creo que poca ayuda necesitas tú para crear palabras y escritos con encanto ...

Un beso Alís

Alfred dijo...

Está claro que te acompaña y te ayuda con bellas palabras, sabiamente escogidas.
Un saludo

Rafa Hernández dijo...

Que texto más bonito, los reencuentros siempre son o deberían serlo muchos más plácidos de los que en su día lo fueron. Y sí hay amor de por medio, mientras menos reencuentros se produzcan mejor, ya que significa que la relación se ha consolidado.

Salud y gracias por tu visita.

Horacio Beascochea dijo...

Hermoso texto. Saludos.

Alís dijo...


Toro Salvaje: Soy de las que cree que no hay que aguantarse las ganas. Un beso

Ilduara: Mantenerse es lo más difícil ¿no? Bienvenida. Un beso

Juncal: Qué alegría tu visita. Me encantan tus comentarios y sigo echando de menos que escribas. Un beso

Alís dijo...

Alfred: Va y viene, no vayas a creer, pero tengo que aprovechar cuando reaparece. Bienvenido. Un saludo

Rafa Hernández: Cada vez menos reencuentros o cada vez más frecuentes. Por ejemplo, cada noche, cada mañana, cada tarde... Bienvenido. Un abrazo

Horacio Beascochea: Me alegra verte por aquí. Y por tu casa también. Un beso

Petrus dijo...

Siempre hay un después, mejor y más intenso. Así pase el tiempo, las certezas nunca encuentran abono en el olvido, sólo permanecen esperando que llegue su momento... Y llega, puedes estar segura, siempre llega.