viernes, 31 de diciembre de 2021

Un día más


Ya no diré que no me gustan los balances porque, aún siendo cierto, inevitablemente lo hago cada fin de año, a pesar de que creo que mañana sólo será un día más. 

 

Hace 365 días escribía sobre mi sonrisa porque, por primera vez, finalizaba un año sintiéndome orgullosa de mí misma por todos los desafíos que había superado. Podría decir lo mismo en este 2021 que termina y, sin embargo, no lo cierro sonriendo, sino con una sensación de insatisfacción que me tiene entre malhumorada y triste. 

 

Recurrí este año a la misma estrategia que me permitió sobrevivir al 2020: vivir un día a la vez, no anticiparme (¿para qué?). Tal vez por eso perdí la perspectiva de todo lo logrado, de lo valiente que fui, de la fuerza que encontré no sé dónde y de los retos que vencí. Este texto me permite tomar conciencia de ello. 

 

No obstante, el sabor de boca que me queda es muy distinto, porque he tenido siempre la sensación de dificultad, de que fue un año cuesta arriba, como en esos sueños en que huyo no sé de qué intentando correr sin lograrlo, en los que cada movimiento que hago sólo evita que retroceda, pero no me permite avanzar. 

 

Mañana sólo será un día más, será un paso que no me permita llegar a donde quiero (si acaso supiera dónde es), pero me hará salir de donde no deseo estar.  

 

¡Adiós, 2021!

 

32 comentarios:

  1. Mi grinch interior no evitará que os desee lo mejor para 2022, que encontréis a lo largo de los próximos doce meses muchos motivos para celebrar la vida.

    Uno de mis propósitos para el nuevo año es volver al blog del modo en que me gusta vivirlo: escribiendo, leyéndoos, comentando y respondiendo a vuestros comentarios.

    ¡Feliz 2022!

    ResponderEliminar
  2. Me ocurre exactamente lo mismo que lo mencionas en el comentario que añades a la entrada. El salto de un año a otro, hace ya muchos, que solo es una especie de ritual de carácter social que nos arrastra a súbitamente, empezar a desear (o quizás solo expresarlo) lo mejor para los que nos rodean.
    En cuanto al balance, algunos tenemos la costumbre de hacerlo cada día (nada que ver con el sacrosanto "examen de conciencia" de la religión). Entonces el de los dias finales de diciembre, no se diferencia en prácticamente nada a los otros.
    Y en cuanto a tu propósito, creo que ni mucho menos seré el único en celebrarlo.
    Feliz vida toda!

    ResponderEliminar
  3. Hola Alís.
    Coincido completamente con Noxeus, porque el balance lo hago diario, lejos de ese "examen de conciencia" que las monjas me impusieron pero no lograron.
    Cada día que pasa intento hacer ese balance que me permita actuar de diferente manera el día siguiente.
    Sí es cierto que ver a tus seres queridos el paso del tiempo me crucifica. Es normal, lo sé, pero no deja de marcarte y de reaccionar de diferente manera.

    No puedo prometer mi vuelta al blog aunque no dejaré de intentarlo.
    Espero y deseo tengas un buen año sobre todo con salud e ilusión.

    Saludos.
    Rosa

    ResponderEliminar
  4. Hemos obrevivido, que no es baladí, al virus, a las limitacione y restricciones, etc, ahora queda esa actitud tuya, sobrevivir al hoy.

    Por un feliz 2022, al menso un poquito mejor que este que se va. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  5. Vivir los días uno a uno, y desentrañarlos, no pasar de largo, cada uno vale un potosí.

    ResponderEliminar
  6. Mientras sea un paso hacia adelante...

    ResponderEliminar
  7. Jo. Que comentaristas mas madrugadores que tienes, y no son la mayoria ,creo, de tu lado del atlantico.
    Espero que aparezcas mas y salir todos del lodo en que estamos atascados. Tambien espero queno haya muchos como la de la foto, que parece que ya se ha cansado, y parado a mitad del camino. El balance, recuerda que viene muy determinado por las circunstancias, asi como las actitudes que se adoptan para afrontar esto, que tampoco son unicas, sino que van cambiando, junto con las circunstancias, el cansancio, la apatia, incluso el frio , en mi caso, que sntes apenas me afectaba.
    Quieto decir que del balance de estos dos sños,no se pueden sacar onclusiones muy validas.
    Y tras este rollo, feliz sño, alís

    ResponderEliminar
  8. Alís:
    te deseo ánimo para afrontar cada uno de los días.
    Feliz 2022.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  9. Es que cuando pienso que mañana será de nuevo día 1 del mes 1 da como pereza. Pero que se va a hacer no queda otra que seguir andando. Y menos mal...

    Beso

    ResponderEliminar
  10. A veces resistir en pie es ya un logro... mañana seguiremos caminando.
    Sí, un día más.... pero por lo menos es festivo :))


    Bss

    ResponderEliminar
  11. Simplemente es un día más en nuestra vida, pero implica más cosas cuando le añadimos que con él cambia el año. Entonces nos da por los balances, las enmiendas, los buenos propósitos y esas cosas.
    Se trata de sobrevivir con la mayor dignidad posible. Al menos en mi caso.

    ¡Feliz Año Nuevo!

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Alis, foi muito gratificante ter-te conhecido. Fico muy feliz por continuares. Assim, continuaremos a nos encontrarmos nas nossas letas!
    Que tenhas un feliz 2022!
    Que se concretizem todos os teus sonhos e todos os teus desejos.

    TCHIM...TCHIM...TCHIM...!!!

    ResponderEliminar
  13. Entiendo esas emociones, como el descontento. Parecía que era el año en que ciertos obstáculos se iban a terminar, ciertas cuestas arriba se volverían horizontales- Pero no fue así-

    Que tengas un buen año nuevo, que sea el comienzo de algo mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Muchos nos hemos sentido así de una manera u otra.
    Pasa como con una enfermedad, al principio pues nos sentimos mal, diferentes pero nos alarmarnos; a medida que pasan los días, y no cesa ya comienza la preocupación y si no acaba y sigue y sigue nos va agobiados o nos dejamos ir.
    El clima de estos dos últimos años se va haciendo cada vez más irrespirable y todos tenemos un límite de resistencia.
    Lo que se necesita es aflojar ya esa válvula que crea tanta presión y así volver a sonreír libres y con ganas.
    Creo que la mayoría se siente identificada con lo que has escrito.

    Así que adiós 2021 y a seguir subiendo esa escalera.

    ResponderEliminar
  15. Ha sido un año muy duro... Alis, que a partir de mañana tu sonrisa sea la pluma de los siguientes días. Mis mejores deseos para ti y los tuyos en este AñoNuevo.

    Mil besitos con cariño para ti ♥

    ResponderEliminar
  16. Bien, pues bienvenida al ruedo de los blogs amigos. Y bienvenida al año 2022!

    Leído tu balance de 2021, y las expectativas que te planteas para el 22, decirte que te deseo lo mejor. Y que espero que ello llegue dentro de un ambiente y ánimo agradable.

    Gran abrazo Alís. Chin Chin... Levanta la copa y brinda con la mejor sonrisa!

    ResponderEliminar
  17. Yo quiero pasar al 2022 con la esperanza de que todo lo que me hizo feliz este año, me acompañe también el próximo. Desde lo más evidente hasta lo más secreto. Y como la pena está asegurada siempre, aprender de ella para seguir manteniéndome en pie.

    Que todo lo bueno que nos deseas, se te multiplique a ti por dos.

    Te dejo un abrazo, Alís.

    ResponderEliminar
  18. Ojalá tengas un feliz 2022, Alis. Y que se cumplan por lo menos algunos de tus sueños.

    ResponderEliminar
  19. Con un paso que logre hacerte salir de dónde no quieres estar, ayudarà al siguiente, para llegar a dónde quieras estar !.
    Que tengas un buen año !!.
    Salut i abraçades ;)

    ResponderEliminar
  20. Creo que el 2021, independientemente de cómo nos haya ido nivel particular, nos ha quedado a todos un regusto amargo por un esfuerzo sin compensar. Confiemos en que pueda ser en el 2022.
    Mis mejores deseos para el Año Nuevo. Ojalá puedas terminarlo con una sensación más satisfactoria.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  21. Encaramada en la escalera haces balance de lo que queda atrás. Nada impide seguir adelante, abrazar los sueños con esa sonrisa que te define y se muestra libre.

    Feliz año y que no decaigan las fuerzas y la ilusión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Te deseo lo mejor Alis. Feliz Año amiga. Saludos

    ResponderEliminar
  23. Alis, que el 2022 nos traiga fuerza para seguir avanzando o al menos no retroceder, más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Pues me apropio de tu último párrafo, creo que así es la cosa aquí. Creo que a veces sentimos que hacemos tan poco o que no hacemos nada, y luego al contarle a alguien piensa que hemos hecho demasiado. Y entonces ya no nos parece tan poco.
    Espero puedas volver al blog como te gusta.
    Te abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  25. Feliz 2022 Alís, te deseo lo mejor.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. De una forma u otra es necesario que el 2022 sea mejor que el 2021.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  27. Sera un dia mas...pero un comienzo de algo nuevo siempre es una ilusion. Feliz año! Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Un día más, no; un día mejor.

    ResponderEliminar
  29. Promisorio año, que las oportunidades de ser mejores vayan y vengan.
    Saludo amigo.

    ResponderEliminar
  30. Difícil tarea despedir todo un año
    tantas cosas malas y buenas suelen pasar
    y con esta pandemia nada bueno nos espera
    sólo echar muchas ganas
    y fuerza para luchar cuando esos días
    duros aparezcan, es fácil decir cosas lindas
    pero no se puede escribir sobre el futuro
    al menos todavía no.

    Un fuerte abrazo Alís
    y besos mil para este nuevo año
    por cierto
    a ver si contestas a mis mensajes bruja.

    ResponderEliminar