Gracias, Claudia

viernes, 26 de marzo de 2010

Préstamos




Te presté mi libro favorito. Ése que estaba dedicado (dicen que trae mala suerte dejarlos), ése que me gusta releer cada otoño. Y jamás me lo devolviste.

Te presté mi disco predilecto. Ése que incluía nuestra canción, que tantas veces escuchamos juntos y que me regalaste un 14 de febrero, todavía enamorado. Y jamás me lo devolviste.

Te presté mi cuerpo. Ése por el que bebías los vientos, que tantas veces recorriste, que conocías como si fuera tuyo. Y jamás me lo devolviste. Continúa soñando entre tus sábanas.

Te regalé mi corazón. Porque, decías, era lo único que necesitabas en la vida para ser feliz. Y ése sí me lo devolviste… roto, irreparable. Ya no sirve para nada.

64 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Qué tristeza, Alís.. que tristeza..
Cariños!

Te susurraré... dijo...

El que nada da, nada puede recibir.
Aunque a ti esta vez no te saliera bien la apuesta.
Todo se cura, es cuestión de tiempo.

Marisa dijo...

Cuando roban el corazón
debería haber una ley
para que lo restituyeran.
Es difícil vivir sin él.

Besiños

Lucrecia Borgia dijo...

Cuando me prestan un libro, siempre me olvido de devolverlo.
No presto discos. porque son exclusivos de jazz y algunos no los consigo mas.
Mi cuerpo a veces lo he prestado, pero no me fué muy bien.
El corazón alguna vez me lo han robado, pero siempre conseguí recuperarlo.

© Capri dijo...

Me temo querida Alís que en algo nos parecemos y en algo no, eso nos diferencia a todos los seres humanos.

Libros prestados... con dedicatoria nunca.

Discos prestados... nunca ( bueno una vez como Sto Tomás y nada más)

El corazón no lo presto, lo doy sin más... asi ve ha ido jaja.

Triste es dar o prestar y que el pago sea ese.

Un besito.

Una mujer desnuda y en lo oscuro dijo...

Pero tu corazón es tuyo ahora, en cualquier condición es tuyo, y puede que esté roto, pero no es irreparable, nada es imposible, porque el material con que esta hecho el corazón de una mujer que ama es tan noble, que puede romperse y a veces negarse a pegarse, cuando queremos usar algo que no es bueno para repararlo. Se deja reparar, se reacopla solo, cuando por fin se llega a entender en mente y alma, que es nuevamente tuyo y que con el tendrás que vivir lo que te resta de vida, puede que uno de los pedazos el que albergaba este amor ya no se vuelva a pegar, y siempre sentiremos que nos falta un algo, pero se puede vivir, y bien, mirar la felicidad, vivir el día, tocarla, acariciarla, sentirla, cuando finalmente dejamos de sufrir por el pasado y el futuro. Mira más allá querida amiga, a aquello que el alma llama, mas profundo que este amor roto y verás que es una bendición que tu corazón si te lo hayan devuelto.

Un abrazo muy fuerte

Sara

BB dijo...

Muy sentido.. todo llega al final con su cura. me gusto.

Un abrazo
BB

jose rasero b. dijo...

No hay que prestar nunca libros ni discos. Nunca.
El cuerpo, vale. A ratos.

Y el corazón, bueno, ese te lo tienen que robar.

Un beso (robado)!!

Nacho dijo...

El amor es un juego dificil y arriesgado, sin reglas fijas.

A veces dulce, a veces agrio, pero ya se sabe... el juego es el juego.

"No Martini, no party..."
:))

Besos.

Marta dijo...

Has sido demasiado generosa por prestar tanto.
Es lo que tiene el amor, que cometemos locuras


Besos

Roberto Esmoris Lara dijo...

"Yo te di mi corazón
y tú no lo merecías
devuélvemeo enseguida"
Hasta en las coplas populares quedan asentados los robos de corazones...pero bien sabes que se regeneran cuando nos llega el amor.
Y, aunque parezca un dato menor, también ocurre con los libros:
"El libro es el mejor amigo y casi siempre es de un amigo"
vox populi vox dei, amiga querida
Besos del REL

Lucía Corujo dijo...

No sé si es posible prestar el corazón para un rato.
Qué doloroso que te devuelvan el corazón, pero sí que sirve igual, es el único mecanismo que aun roto funciona, sigue latiendo y nos mantiene vivos (aunque nos creamos rotos).

Un abrazo

H. Chinaski dijo...

Querida amiga
Hay distintas posiblidades de enfoque para el problema:

"Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar"
O
"Lo que me diste por lo que me quisiste"
O
"El que a mi no me quiere por otra se muere que a otro prefiere y este, no le quiere"
O
"Amar y saber, todo junto no puede ser"

En este caso....
El libro lo daria por olvidado.
El disco por rayado.
El cuerpo por disfrutado.
Y el corazon por recuperado.
Que al fin y a la postre, el enamorado
Siempre se torna en desalmado

Besos Alis
Carlos

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

¡¡¡PUES AL TALLER HOMBRE YAAAAAA!!! que no pase un minuto más en el que no te dediques a repararlo!!!

besos mil

buen finde

Montxu dijo...

Y somos tantos y tantos. Aunque es una suerte que aún dañados no dejamos de soñar intentando encontrar a alguien que no sea ladrón o ladrona.


muxus Alís

POLIDORI dijo...

Todas esas cicatrices son muy complicadas de disimular, y mucho menos dejar de sentir que están ahí. Pero bueno, lo importante e si mereció la pena mientras duró.

Un beso.




John W.

Carlos Fox dijo...

Ya sabes el dicho Alís: " libro prestado perdido o estropeado "

¡ Besos Alís !

Te dejo esta canción de Deep Purple, que está en su album " El libro de Taliesyn " y se titula ANTHEM.

Alís dijo...

Sol-Imaginario Desesperación: Algunos finales alivian, la mayoría duelen. Y todos entristecen. Besitos.

Te susurraré: Varias veces no me salió bien la apuesta, aunque el texto no es autobiográfico. No del presente, al menos. Gracias. Besos.

Marisa: Me gusta eso de una ley contra los que roban el corazón. Bicos.

Lucrecia Borgia: Tendré cuidado de no prestarle ningún libro. Un abrazo.

Capri: Quizá debería hacer como tú y avisar de que el texto no es autobiográfico o, de serlo, respondería al pasado lejano. No me gusta prestar libros ni discos; lo aprendí a base de perder algunos valiosos. El corazón tampoco se presta, se da. Estamos de acuerdo. Besitos.

Sara: Gracias por tus palabras. Mi corazón está bien en cuanto al amor, aunque siempre hay otros dolores. Es cierto que a veces cuesta mucho repararlo, pero al menos por ahora siempre acaba reponiéndose. Un besazo.

Alís dijo...

BB: Muy cierto eso de que todo llega al final con su cura. Gracias. Un abrazo.

jose rasero: Lo de los libros y los discos lo aprendí ya. Tardé y perdí algunos valiosos, pero aprendí la lección. El cuerpo y el corazón… bueno, hacen lo que pueden. Un beso (regalado)!

Nacho: Cierto, y no hay dos iguales. Incluso siendo el mismo varía de unos días a otros (quien dice días dice meses o años). ¿no party? Jajaja Besos

Marta: Es verdad, pero incluso habiendo cometido alguna locura, procuro no arrepentirme. Aunque alguna vez haya salido trasquilada. Besos.

REL: Me gustó esa frase del libro. Es bastante real. Del corazón… ¿qué te voy a decir? Siempre se recupera aunque le queden marcas. Me gusta verte activo. Y me encanta verte por aquí. Bicos.

Lucía Corujo: No creo que el corazón pueda prestarse. Se da o no se da. Y tienes razón, mientras lata, aunque sea herido, sirve. Besos.

Alís dijo...

Chinaski: Soy yo la que suele ser Sancho, recurriendo al refranero, pero hoy me has quitado el puesto. Me gustó mucho tu comentario. Besos.

Bruni: Tienes razón: mecánico y después chapa y pintura… ¡y como nuevo! (o casi). Besitos.

Montxu: Yo creo que si lo único que nos roba es el corazón, incluso aceptamos que sea ladrón/a. Muxus.

John W.: Algunas veces vale la pena y otras no… Pero siempre se podrá sacar algo en positivo, aunque sólo sea una lección. Un beso.

Carlos Fox: Muy cierto. Ya no presto libros ni discos. Cuando esté triste ¿me mandarás chocolates? (la música me gusta, pero si también llegan chocolates, mejor que mejor). Gracias. Un beso

MarianGardi dijo...

No se deben prestar libros ni discos, el corazón si pero no dejar que te lo rompan jejeje
Un abrazo

El Drac dijo...

De seguro ese forajido es uno de mis sobrinos , ¡¡son más destructores...!!! Una vez uno de ellos estaba mordiendo a mi perrito pug que se llama minúsculo (porque mide 20 centímetros)y le dije alterado:

- ¡¡oye por qué lo muerdes al perro...!!!

- ¡no tío, él me mordió primero!

Un besote. Y a no estés triste.

MAR dijo...

SI SIRVE.........PARA QUERER A TUS AMIGAS Y PARA QUE TE QUIERAN A TI.
ERES LINDA POR FUERA Y POR DENTRO..........
TE DEJO MILES DE FLORES SIN ESPINAS PARA TI.
mar

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Lo que no le regalaste al menos es la ilusión para poder seguir tirando hacia adelante, Lady, o sea que bien por ti.
Me ha gustado el texto, como siempre, sintetizas tan bien todo, lady periodista, jajajaja.
Un beso grande.
LADY JONES

Titajú dijo...

El corazón ni se regala ni se da; sólo se abre.

Completamente Gilipollas dijo...

El amor es como prestarle un libro a un amigo. Corres el riesgo de perder al amigo y perder el libro. No se preocupe, hay mas libros y mas amigos.
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Subterráneo dijo...

Lo malo es que cuando uno se cansa de destrozos y de perder cosas, corre el riesgo de no volver a prestar y regalar nada: eso es peor, es la antesala de la vejez.
El dolor es parte de la aventura, de la vida. Hay que seguir prestando cosas.

tecla dijo...

No es que de mala suerte prestar un libro, es que nunca te lo devuelven, por eso nunca presto un libro, ni mi cuerpo ni mi corazón.

_Mentira podrida. Todas caemos en lo mismo.
Pero prometo con la mano ante la biblia, que no me volverá a suceder.
_¡Pero si tu no crees en la biblia!
_ Pues por eso lo prometo.
_ ¡Anda ya!

Lala dijo...

Cuando prestamos algo, deberíamos pedir fianza, algo a cambio.
Por ejemplo....te presto mi corazón, pero me quedo con tu cerebro. SI NO ME DEVUELVES EL CORAZÓN INTACTO, YA SABES, TE CORTO A RODAJAS LA P..., EL CEREBRO!
XD

Nos dejan el cuore hecho un asquito, pero siempre se renueva. Siempre!

Muá!


Lala

moderato_Dos_josef dijo...

Préstamos llevados a cabo con todo el amor jamás devuelto y jamás sentido. el resultado es un corazón destrozado.
bello y triste!

Húayat dijo...

Fuerte y muy bien manejado en la conjunción poética. Como siempre tú y tus letras. Un abrazo fraterno amiga Alís.
Salud-os desde mi butaca.

El Griego dijo...

"A veces ocurre que soporto bien la ausencia. Estoy entonces "normal": me ajusto a la manera en que "todo el mundo" soporta la partida de una "persona querida" (...) Si se soporta bien esta ausencia, no es más que el olvido. Es la condicion de mi supervivencia; si no olvidara, moriría. El enamorado que no olvida, a veces, muere por exceso, fatiga y tensión de memorias".

Quizás no tenga nada que ver. Pero de forma "lateral" su relato me recordó estas palabras de Barthes...

Salut!

Esencia dijo...

Es como una carta a la desilusión... a ese dolor amargo que decepcionarte dea.

Saludos, siempre esencia.

TORO SALVAJE dijo...

No estoy de acuerdo.
Claro que sirve.
Lo que ha de latir aún...

Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Un placer haberme pasado por tu espacio, aquí ando llevándome dentro tus cosillas...

Saludos y un abrazo enorme.

Eva- La Zarzamora dijo...

Yo el corazón ya no lo regalo, lo presto también, y sólo a algunos y según, cómo, cuándo y dónde;)

Ahora, libros, ninguno. Esos hace años que ya no los presto. Los regalo eso sí pero según a quien.
Buen post.
Besos, Alís.

Albino dijo...

Alis. Te presto todo lo que quieras, y entre todo lo prestado elige el regalo.
Un beso

Lucrecia Borgia dijo...

Bueno, si me prestas un libro te lo devuelvo...
(cuando vas a visitar mi humilde blog?)

zayi dijo...

Yo tb presté un libro pero le escribí en la portada: "Mientras no te lo regale, tendrás que devolverlo"... algún día me lo devolverán porque es un chico de palabra y nos queremos mucho aunque desde otra perspectiva.
Los corazones se reparan... claro siempre quedan con algún fallo, pero cicatriza y vuelve a latir...creeme...
Un besito.

Sol dijo...

Cuando el corazón se brinda, como ese regalo tan preciado, jamas debería devolverse, y menos de esa manera!!!
Me dió tristeza sentir que un corazón se devuelve y peor, roto o casi deshecho!!!
Besos cilo, llenos de luz para ti!!!

SOMMER dijo...

A veces entregamos sin recibir nada a cambio. y eso, generalmente, suele acarrear dolor...

Genial escrito. Como siempre.

Pau dijo...

Fantástico, gozada enorme leerte

Cat's dijo...

Una vez me lo devolvieron y estuvo en terapia intensiva. Despues de cuidarlo durante un tiempo se recompuso y anda latiendo como loco.
Creo que es lo mas seguro que se recupera.:)

Espérame en Siberia dijo...

:(
El misterio de cómo un corazón roto puede seguir latiendo.

Mies mejores vibras, y miles de besos desde México, cariño.

CarloZ dijo...

Tengo un conflicto importante con tu entrada, Alís, y es que si tu cuerpo no ha regresado es por que en realidad no se lo prestaste. Yo creo que ya prescribió a su favor y es su legítimo dueño (aún cuando yo no soy quién para opinar jajaja).

Un beso enorme.

Alís dijo...

MarianGardi: ¿Cómo se impide que te rompan el corazón una vez que lo entregas? Un abrazo.

El Drac: Jajajajaja. No conozco a tus sobrinos, pero seguro que me harían reír. Como tú ahora. Gracias. Un beso.

Mar: Tú sí que eres linda. Tu mirada positiva siempre me anima. Gracias. Besos.

Lady Jones: Lo de sintetizar bien debe de ser un piropo, supongo. Jajajaja. Supongo que la profesión acaba notándose, quiera uno o no. Besitos.

Titajú: Se abre en canal, sí. Bicos.

Alís dijo...

Sr. CG: Los libros, como los amigos, son distintos. Uno nuevo acompaña, pero no llena el vacío que dejó el anterior. Gracias. Un beso.

Subterráneo: Supongo que no queda otra que asumir los riesgos de vivir ¿no? Si no, ¿para qué seguir aquí? Gracias. Un abrazo.

tecla: Me encantó tu comentario. Ya sabes lo que me pasa con tus diálogos… Y sí, prometemos que no volveremos a caer… hasta la siguiente vez. Besos.

Lala: ¿Mi corazón por su cerebro? No!!!! Saldría perdiendo, jajaja. Seguro que le dolería más lo otro. Gracias, mi niña panocha. Besitos.

Moderato: La ecuación parece sencilla ¿verdad? Besos.

Alís dijo...

Húayat: Muchas gracias. Espero que estés mejor. Un abrazo.

El Griego: O quizás sí tenga que ver. Gracias, de todos modos. Un abrazo.

Esencia: Es como una carta a la desilusión, sí. Gracias por hablar. Un abrazo.

Toro Salvaje: ¿Y tú me lo dices? Tarea: mírate en el espejo y repítelo cien veces. Gracias, de corazón (que aún late). Besos.

La sonrisa de Hiperión: Gracias por pasarte. Un abrazo.

Alís dijo...

Eva: Con el tiempo uno va aprendiendo a poner condiciones. No queda otra. Gracias. Besos.

Albino: Como regalo estaba pensando en un atril de hierro… jajaja. Gracias. Bicos.

Lucrecia Borgia: ¿Se me está ablandando? (Pasé ya por su blog, que por cierto me sorprendió mucho, aunque lo he hecho en silencio. Quiero volver con más calma en cuanto me ponga al día, que ando muy atrasada). Gracias. Un beso.

zayi: Hay unos cuantos libros que yo también confío en que me devolverán algún día, jajaja. Soy ilusa, lo admito. Y sí, sé que los corazones se reparan, aunque como dices, con cicatrices. Besitos.

Sol: Eso ocurre, aunque deseemos que no sea así. De todos modos, es cierto que saberlo no hace que duela menos. Besitos.

Alís dijo...

Sommer: Damos sin pedir nada a cambio, pero es verdad que en el fondo sí esperamos que nos lo den. Y cuando no ocurre, claro, duele. Gracias. Besitos.

Pau: Gracias, y bienvenido. Vuelve siempre que quieras. Un saludo.

Cat´s: Debe de ser el instinto de supervivencia ¿no crees? Besitos.

Espérame en Siberia: Que es el misterio de la vida. Gracias y besitos.

CarloZ: Tampoco han regresado el libro y el disco… ¿eso lo convierte en su legítimo dueño? No lo creo. Besitos.

CalidaSirena dijo...

Y como duele cuando te lo devuelven así, verdad??.
Hacía tiempo que no venía a leerte, porque estaba ausente, pero pase el tiempo que pase, siempre me hacen estremecer tus letras.
Un beso muy cálido preciosa

Asturiela dijo...

nos sirve para seguir vivas y probablemente cambiar al lesbianismo.

Perséfone dijo...

Qué me gusta cómo dices las cosas. Pero creo que el corazón nunca pierde su esencia, por muy perjudicado que se quede puede ser reparado por un nuevo amor, o no?

Besitos

Cesc dijo...

En el libro de la vida está escrita la música de nuestro destino, en el cuerpo que nos da la vida late el corazón con el que nos la pueden arrebatar.

Alís dijo...

CalidaSirena: Y a mí me hace muy feliz que pases por aquí siempre que vuelves. Gracias por tus palabras. Un besazo.

Asturiela: Nunca me he planteado hacerme lesbiana por despecho a las malas experiencias con hombres. No me parecería justo con las mujeres. Y me consta que también en relaciones homosexuales se sufren desengaños. Si es que no es un problema de género, sino de las personas… Besos.

Perséfone: Incluso puede ser reparado sin un nuevo amor, pero mientras tanto duele. Gracias. Y besitos.

Cesc: Bonito pensamiento. Besos.

Nikté dijo...

No cro en los préstamos.
Uno se da.de mente, corazón, y cuerpo.
Seda cada vez, y lo que vuelve a ti, es otro con más mucho más, de lo que sea.

LUCIA-M dijo...

Que triste y dulce a la vez....
Aysss mi niña a veces parece que algunas entradas tuyas fueran escrita por mi...
Un beso grande!

Alís dijo...

Nikté: Me gusta ese optimismo. Sin duda, fruto de buenas experiencias. Porque coincido en uno se da, pero no he tenido tanta suerte con lo que volvió a mí... Besitos.

Lucia-M: Cómo me gusta lo que me dices. Gracias!! Un beso enorme.

More Baker dijo...

El muy canalla!!
Yo que tú, lo llevara a un Tribunal para que responda por los daños causados.
Y hablando en serio, elcorazón como que a la larga aprende a remendarse solo.
Un gusto leerte.
Cariñs.

Alís dijo...

More Baker: jaja, supongo que la mejor justicia es ignorarlo... Es cierto, es increíble la capacidad del corazón de regenerarse. Un gusto verte por aquí. Besos.

Camaleona dijo...

Sigue latiendo, y bombeando sangre a todos los órganos vitales... así que de roto e inservible nada... sigue cumpliendo su función...

Alís dijo...

Es cierto; aunque dolorido, sigue cumpliendo... Y menos mal.
Besitos

Bolki dijo...

Te presto un croissant.
Ya verás como no me lo devuelves.

Osvaldo dijo...

La verdad me gusta mucho como escribes. Siempre disfruto de leer poesía o textos que son muy sentidos y se notan que vienen del corazón. Es por ello que suelo quedarme en casa comiendo lo que pido al delivery providencia mientras leo distintos textos