sábado, 6 de junio de 2020

Encrucijada




Decir que estoy en una encrucijada no es ningún descubrimiento. Todos lo estamos. Como especie llegamos a un punto en que debemos dar un giro, porque todo alrededor ha cambiado. No sólo por esta pandemia que nos ha enrostrado nuestra vulnerabilidad cuando nos creíamos los amos del universo, sino porque es sólo una muestra más de que el mundo que hemos edificado está con grandes grietas, al borde del colapso. No sé si es mejor esperar a que se caiga, si es mejor provocar un derrumbe controlado o si servirá intentar apuntalarlo, aunque esto tal vez llevemos un tiempo haciéndolo ya. Con poco éxito, salvo por los que podemos decir que seguimos vivos.

El distanciamiento social no es nuevo. Lleva instalado demasiados años. Ahora, este distanciamiento físico que se nos impone y/o sugiere parece cuidarnos, pero ya practicábamos uno que fue sembrando la desconfianza, la competencia desmedida, la incomprensión, la sordera, los disturbios, el odio, las guerras (sean del tipo que sean)… Hablo del mundo, ¿y alguien podría decir que no ha pasado por alguno de estos estados alguna vez…? Siento, lo sé, que ha llegado el momento de generar cambios, o de acelerarlos, pues ya estamos inmersos en ellos. De darles una dirección, de ser parte de ellos, de construir una casa nueva. Un nuevo principio. 

Hablo del mundo y hablo de mí también. Recuerdo, siempre, a un amigo que enfrentaba sus problemas preguntándose ¿qué es esto comparado con la inmensidad del Universo?  Con su frase refresco la conciencia de que no soy nada, apenas un grano de arena de una playa infinita, un montón de átomos del Universo que se han unido temporalmente y me han dado forma para que transite por no sé dónde que sea esto de la vida. Pero mi insignificancia se vuelve a veces gigante, lo llena todo, y colapsa. El grano de arena que soy se coloca en ese preciso lugar del zapato en el que impide caminar. Y llega el momento de parar y tomar decisiones. Porque estoy en una encrucijada.
 

125 comentarios:

  1. No estoy lista para volver. No puedo sostener ahora el ritmo que requiere el blog, ni parte de las emociones que me genera. Antes debo resolver algunos temas pendientes.

    Me asomo porque no me había dado cuenta de que en este contexto de pandemia una ausencia "prolongada" genera preocupación. Gracias a tod@s l@s que me habéis contactado para saber si estoy bien. No lo estoy, pero no es un tema de salud. Al menos de salud física, aunque no podemos bajar la guardia. Chile está todavía iniciando la peor etapa de la pandemia, a pesar de que muchos llevamos ya tres meses confinados. Creo que mi salud mental tampoco está peor de lo habitual. No puedo decir lo mismo de mi estado emocional... Necesito en este tiempo reducir lo que me genera sufrimiento, y el blog a veces lo hacía. No es la idea ¿verdad?

    Volveré, aunque no sé cuándo. Tal vez en alguna ocasión publique algún texto, si la escritura me acompaña... o si la ocasión lo requiriera.

    Os leo cuando puedo, porque me he vuelto adicta a ello, aunque no comento. A veces mordiéndome la lengua. Es sólo que me incomoda hacerlo cuando no alcanzo a comentar a todos.

    Y os agradezco la compañía y cariño que recibo, de quienes me habéis escrito (sabéis quiénes sois) y de quienes estáis leyendo esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Siento mucho que estés en un mal momento. A mí me ha pasado al revés respecto al blog. Me he encontrado en la peor etapa de mi vida y el blog ha sido un aliciente, un escape. Porque ami alrededor las conversaciones eran sobre mi tragedia personal, y en el blog nadie o casi nadie lo sabía y me permitía evadirme.

      Sea lo que sea lo que te hace pasarlo mal, te envío toda mi energía y mucho ánimo. Aunque estas cosas, comparadas con el universo,sean una minucia, para nosotros es duro y difícil.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
    2. Marigem, quiero pensar que no es un mal momento, sino simplemente difícil y, por tanto, emocionalmente frágil. Poco a poco me voy poniendo un poco más fuerte. Es cuestión de paciencia y ésta la estamos practicando mucho en los últimos meses.

      Muchas gracias

      Un abrazo grandote

      Eliminar
  2. Mucho ánimo, Alís.

    Te mando todas mis fuerzas para que te recuperes.

    Cuídate mucho.

    Sabes que estoy aquí, siempre.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ilduara. Todo ha de ir ordenándose y yo siendo más fuerte para que no me afecten tanto las cosas.

      Bicos

      Eliminar
  3. Hola Alís, te comprendo, esta pandemia es tan dantesca como extensa, nos afecta y mucho. Tomate tu tiempo, yo hacía poco que descubrí tu blog y forma ya parte de los paseos que hago en visitas todos los días.

    Mi mejores deseos para los días venideros, te esperamos con ganas y cuidate mucho. La vacuna no está inventada.

    Un fuerte abrazo y hasta pronto, espero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mari carmen, desde luego la pandemia no ayuda, aunque por otra parte he de agradecerle este tiempo de encierro. Me permite estar conmigo misma y lo venía necesitando.

      Muchísimas gracias. Cúidate también

      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  4. Tienes que hacer lo que tu creas conveniente. Lo importante eres tú y que resuelvas tus cosas. Sabes que aquí te estaremos esperando, preciosa. Siento mucho no te encuentres bien. Cuidate mucho.

    Mucho ánimo.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Dorada, no me da mucho para saber qué es conveniente o no, así que actúo casi por instinto. Es lo que puedo hacer por ahora y está bien que así sea. Al menos, hasta que me ordene.

      Muchas gracias por tu cariño siempre

      Besos

      Eliminar
  5. Mucha luz para tus días y sobre todo para tus noches, Alis. Eso te deseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julio David. Andan jugando las luces y sombras, pero lo voy manejando. Con tiempo.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muchas gracias, Alfred. Me quedo un rato en ese abrazo.

      Besos

      Eliminar
  7. Lo que pueda ser insignificante desde fuera : "si yo te contara" "eso son tonterías" "todos hemos pasado por ahí"... Se vive muy diferente desde dentro y lo importante en una encrucijada no es el camino que se toma, sino el convencimiento personal de que lo que se hace es lo que se debe hacer, ¡¡¡Suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pat, a cada uno le aprieta su zapato, está claro. Y tienes razón, lo importante es estar convencida de que es el paso correcto. Cuando lo estoy, puedo soportar las consecuencias que traiga.

      Gracias

      Besos

      Eliminar
  8. Espero que encuentres el camino. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, algún camino encontraré y será evidencia de que sigo andando.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Por lo poco que te conozco, estoy seguro que sabrás tomar el camino correcto para salir de esa encrucijada.
    Gasta todo el tiempo que necesites. Yo al menos te esperaré.
    Tus palabras me eran necesarias.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, muchísimas gracias por confiar en mí y por tu cariño siempre. Tenme un poquito más de paciencia ¿sí?

      Besos

      Eliminar
  10. Hay situaciones en que las palabras no alcanzan; nadie puede caminar tus pasos, tú tienes la sabiduría de hacerlo (aunque a veces lo dudes)... tú sabes, por eso no digo más, sólo te dejo los brazos extendidos para cuando quieras reposar...

    Cuídate que te estaremos esperando...😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AlmaBaires, la sabiduría la adquirimos en el camino, con los aciertos y también con los errores. Sé que las crisis son oportunidades para crecer, pero mientras duran... ¡qué jodidas son!

      Muchas gracias

      Besos

      Eliminar
  11. Sobre todo date tiempo, concédete tiempo y paciencia, tal vez también menos exigencias para contigo. El aislamiento social es la lacra más tremenda, y si no, mira el Japón. Los mediterráneos somos al contrario, muy besucones, afectivos, abiertos...y habrá que buscar un punto medio. Y sí, tu amigo tiene razón, pero lo que uno vive es el universo entero para quien lo vive, aún a sabiendas que el Universo es tan grande, que somos menos que un grano de arena, pero es NUESTRO grano de arena, amiga.

    Te mando un abrazo grande y ceñido, de los mediterráneos, y mis ánimos. Todo, y lo sabes, pasará, porque has sobrevivido a muchas crisis y has salido vencedora, y esta vez será igual. De muchas cosas estuviera tan segura...y mira ya quisiera estarlo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albada Dos, lo de soltar la exigencia es algo que todavía no he aprendido y no porque no me lo repita(n). Y sí, echo mucho de menos, pero mucho, los abrazos. Así que agradezco muchísimo el tuyo y me abrigo con él.

      Un abrazo grande de vuelta

      Eliminar
  12. Eres sabia.
    Sabrás elegir bien...
    Yo lo veo diferente pero es mi forma de ser... todos los caminos llevan al mismo final, para mí todo es circunstancial y temporal, todo desaparece... por lo tanto no tiene mucho sentido casi nada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xavi, gracias por confiar. Tal vez yo debería aprender a que las cosas me den igual, aunque no sé si quiero. Me libraría de más de un sufrimiento, pero también me perdería unas cuantas alegrías.

      Besos

      Eliminar
  13. Cuando uno se encuentra en esa situación hay que respirar hondo y ver lo que se tiene, lo que puedo perder y lo que se puede ganar, entonce las balanzas invisibles nos ayudan a elegir siempre con nuestro corazón y si nos equivocamos volvemos a comenzar la vida en un comienzo continuo ..Espero que tu sabrás elegir lo mejor par ti ..Cuídate mucho y mi cariño esta contigo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campirela, es increíble la cantidad de veces que me olvido de respirar. O sea, respiro lo justo para sobrevivir, pero no lo hago profundamente, no me lleno de aire... quizás por eso me siento tan ahogada. Tomando conciencia ando. Muchísimas gracias

      Cariño para ti

      Eliminar
  14. Alís, todo lo que dices es más que comprensible. Respira con tranquilidad, sé tú misma, reflexiona y ya verás como al final con paciencia todo vuelve a ser distinto. También sé que es muy fácil decirlo, pero si tod@s te decimos cosas más o menos similares por lo menos tienes comunicación por muy virtual que sea, te mantiene de otra manera. Ojalá que encuentres ese camino y primero eres tú. Nosotr@s te esperamos con la fuerza vital renovada. Venga, paisana... Ánimo y a por todas !!!
    Apertas e bicos. Cuídate moito !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín Lourido, de hecho me estoy planteando no ser tan yo misma siempre. A veces no vale la pena y tengo que aprender a distinguir. Hasta ahora no lo he hecho muy bien. Es aprender qué batallas luchar y cuáles olvidar.

      Muchas gracias

      Bicos

      Eliminar
  15. Cuídate mucho, quiérete mucho, date todo el tiempo que necesites.... deseos que siento al leerte pero que sé que no te hacen falta que yo ni nadie te lo digamos, tú sabes de sobra lo que necesitas... Simplemente recuerda que te quiero mucho y que aquí estoy.
    Un abrazo grande y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmela, si lo supiera sería algo más sencillo y averiguarlo me está llevando más tiempo del que pensaba y del que tengo. Soy procrastinadora, así que ya llegará. También te quiero. Gracias por tu forma de estar.

      Besos

      Eliminar
  16. Tenemos que vivir los días relativizándolo todo. Creo que ayuda a pensar, a comprender los fenómenos y a las personas, a entendernos y tranquilizarnos un poco más nosotros mismos. Cada día edificamos una parte de la encrucijada superior que un día lograremos distinguir o que acabará con nosotros. Depende.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fackel, soy gallega, debería resultarme fácil relativizar. Y lo hago, a veces tanto que me pierdo entre todas las posibles explicaciones. Lo de gallega tampoco me ayuda a tomar decisiones, jaja.

      Besos

      Eliminar
  17. Tal vez seamos átomos entre las estrellas, pero con consciencia, con emociones, con luces y sombras. Y con deseos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demiurgo, es cierto, y no todos en la misma medida o manifestándolas de igual modo. Ahí llegan los desencuentros...

      Besos

      Eliminar
  18. Estoy de acuerdo con lo que decís, Alís, el mundo venía inmerso en una dirección de aislamiento, violencia y colapso social, y con esta pandemia parece que llegó el momento de colapso, pero tampoco lo sabemos con certeza porque es todo tan raro que no podemos construir una definición concreta de lo que pasa, el presente es incierto y el futuro más incierto.
    Pero a la vez me pregunto si de todo esto que sucede surgirá una humanidad más unida, pacífica. Porque es lo que necesitamos. Espero que sea así.
    Te mando un abrazo y mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho me temo, Patricia K, que todavía no llegamos al momento del colapso. Se vienen tiempos difíciles para todos (siempre habrá quien saque provecho). Y todavía confío en que después vendrá un renacimiento, o quizás sea una resurrección. Pongamos nuestro grano de arena para que nos acerquemos al tiempo bueno.

      Un abrazo grandote

      Eliminar
  19. Cierto. Ha habido distanciamientos, que preceden a la pandemia que forzó el encierro. Esos distanciamientos han sido más tenaces, porque se quedaron ahí, en una sociedad fragmentada, dividida, compartimentada en clases sociales, donde el dinero es el mayor elemento de separación. Sociedad del culto al capital, a la banca, al voraz hombre de las finanzas y sus conglomerados económicos, para erigir su imperio desde la explotación de los abajo, desde la pobreza y la miseria. Siento que hay que luchar, dada la coyuntura de la pandemia, por un mundo diferente, en el que todos nos sentemos a la mesa a comer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos Alberto, esta pandemia ha acentuado esas distancias y esas diferencias. Tendrá consecuencias. Obviamente la culpa no es de la pandemia, ella sólo destapó nuestros trapos sucios como especie. Ojalá tengamos sentido para reconducirnos.

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Lo más importante es que la salud física siga bien. Lo demás (creo) es pasajero. Lo que pasa es que cuando la tristeza, el miedo, las dudas, el dolor... Se presentan, lo abarcan todo... Y es difícil saber separar una cosa de las otras. Tómate el tiempo que necesites, no debes agobiarte por esto. Los que te queremos sabremos esperar tu regreso. Y no te voy a mentir, echo de menos leerte... Pero lo único que quiero es que estés bien y que no me faltes en el día a día... Eres tan necesaria como querida y ya sabes todo lo demás... ❤️
    Un beso enorme, amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, muchas enfermedades físicas son más pasajeras que algunas crisis que, en general, terminan en problemas de salud. No miro en menos ninguna situación que se presente, aunque tal vez debería aprender. ¿Ojos que no ven...? Quizás.

      Beso grande

      Eliminar
  21. Lo que hacía tu amigo para enfrentar los problemas es lo que me ocurre cada vez que miro el cielo nocturno.
    Espero todo mejor, y cuando quieras o puedas, vuelvas por acá con algún mensaje en una botella.

    Con esto respondes la pregunta que te dejé a la entrada anterior. Y como me respondiste que "Todo pasa". Te dejo una canción, melancólica, pero que en el fondo esconde una esperanza

    https://www.youtube.com/watch?v=DhrZQ40DlFM

    Beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Frodo, a mí me sirve mirar la cordillera, sobre todo cuando está nevada. Me pone en mi lugar...
      Es curioso, pero vuelvo (de pasadita) con un mensaje en una botella y créeme que es pura casualidad. Me sonreí al releer tu comentario.
      Me sorprende tu puntería (casi dotes adivinatorias) con eso y con la canción. Las estrellas te iluminan mucho.

      ¡Gracias!

      Beso grande también para ti

      Eliminar
  22. Eres o somos un grano de arena, pero... ese grano siente grande e inmenso, y a veces, el contenido es más grande que el continente. Tiempo y paciencia, es la que finalmente pone las cosas en su lugar, o al menos las mitiga. Cuídate mucho, Alís, aquí estamos esperándote con los brazos abiertos. Lo importante es que mejores y encuentres ese equilibrio emocional. Sé que lo conseguirás porque has localizado de manera inteligente dónde está tu caos, y tu pregunta ya está formulada... solo queda la respuesta.

    Un abrazo inmenso de ánimo y fuerza, preciosa ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Auroratris, no sé si hallaré respuestas ni si es necesario. Tal vez se trate de encontrar la pregunta precisa, correcta y necesaria. O tal vez sólo consista en dejar de preguntar...

      Muchas gracias. Me acarician siempre tus comentarios

      Besitos

      Eliminar
  23. Es un estado ideal para un misántropo, lo de la distancia social digo, una tranquilidad que me encanta.

    Besos en la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pitt Tristán, te confesaré que he estado muy enfadada contigo. Pero me alegra saber que estás bien.

      Besos

      Eliminar
  24. Querida Alís, cuando una encrucijada llega a nuestra vida lo mejor es descansar y tomarse un tiempo. El distanciamiento social ya lo teníamos antes con todos los besos y abrazos que nos dábamos, y los problemas de cada uno por insignificantes que sean comparados con el Universo, son para nosotros los más grandes del mundo. Asi que tómalo con paciencia y tranquilidad todo el tiempo que se necesario, y cuando estés bien volveremos a leernos como siempre, con ganas y con ilusión de escribir.
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rita, muchas gracias por tus palabras. Con paciencia y calma intento tomarlo y bastantes días lo logro. Y ya estoy teniendo ganas de escribir, que es un logro. Volver, lo que se dice volver, llevará aún un tiempo.

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  25. Alis,
    Pois é, pandemia. Encruzilhada. E a sociedade de um lado para o outro. E puxa e repuxa. E grita e corre. Nada disso resulta em alguma coisa, por enquanto. E tanta correria sem que avistemos um lugar seguro. E o trem segue. Esperamos que o maquinista seja bom, perfeito, para não sair da linha. Ou não sair de casa. E sabemos, o trem está cheio, e o que é pior, nele há com divisão de classes. Aconselho a não dormir nesta viagem, pois, claro, você pode não acordar. Ou acordar zonzo.
    O que fazer para sair da encruzilhada?
    Beijos, muitos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Carlos Sant Anna, no tengo la respuesta a cómo salir de la encrucijada. Si apelo a la razón, diría que dando un paso. Con sólo un paso ya marcamos una dirección. Pero no todo se trata de razón ¿verdad? Mientras voy creando (que no encontrando) la respuesta, lo mejor que se me ocurre es dar valor a todo lo bonito que sí me pasa, aunque sean sólo delirios oníricos (¡y qué necesarios!).

      Beijos, muitos, sempre...

      Eliminar
  26. Espero sinceramente que te recuperes Alís, tienes toda la razón de que sufrir por el blog no es la idea, te comprendo perfectamente amiga.
    Te mando un besazo grande al alma y que todo todo mejore en tu país lo antes posible... La verdad me siento afortunada de vivir en Uruguay debido al éxito que hemos tenido en todo este tema de la pandemia y ojalá eso comience a suceder en el resto de los países de todo el mundo.
    Se te quiere Alís, y estaremos esperando tu retorno.
    Muakkkk.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paula. No sé si recuperarme es la palabra adecuada. En cuanto al blog, es escribir y todo lo que le rodea. Hay que estar fuerte para hacerlo como me gusta, así que tendré que fortalecerme o soltar exigencias. Eso tampoco lo he decidido todavía.

      Besitos

      Eliminar
  27. De las encrucijadas se sale decidiendo el camino correcto, no quedándose quieto, no dejándose desviar por los contratiempos.

    Sabes que pienso que debes escribir, cumplir tu deseo... en tu caso seguir escribiendo cada vez mejor como lo venís haciendo...

    Abrazo feliz porque extrañaba leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. carlos perrotti, ¿te he hablado alguna vez de la tribu africana que corre y corre? Lo hacen constantemente y paran cuando sienten que su alma se quedó atrás. Galeano también habló de eso cuando escribió "¿Dónde se cayó la vida? ¿Dónde quedó asustada?"... De eso hablo. En eso estoy.

      Gracias

      Abrazo pausado

      Eliminar
  28. Todo el ánimo y todo el calor de mi abrazo Alís.
    Me alegra verte,saber de ti y sobre todo respeto absolutamente tu ausencia. Es necesaria a veces para sanar, y volver a ti misma.
    Un beso enorme bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, lunaroja.

      Este mes tiene varias fechas que significan algo para mí, así que apareceré supongo. Y aún no puedo estar como antes.

      Besitos

      Eliminar
  29. Yo pienso que todo obedece a un oscuro mundo de intereses creados. Además, soy un descreído de las versiones oficiales. Al final, cada cual se ocupa de lo suyo y de sus seres queridos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabrónidas, están los intereses que provocan las situaciones y los intereses que se aprovechan de ellas. Y en medio, todos nosotros pagando los daños colaterales...

      Un abrazo

      Eliminar
  30. Te había echado en falta, aunque no te haya dicho nada. No todos los granos de arena son igual de especiales que tú.
    Cuídate y tómate el tiempo que necesites. Esto no deber ser nunca un agobio.
    Muchos besos. Más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macondo. Tus palabras siempre me alivian y alientan. Te lo agradezco mucho.

      Muchos besos!!

      Eliminar
  31. A veces hay que hacerlo… Nadie más que tú sabe lo que necesitas y lo que no para sanar tu estado anímico… Así que tómate tu tiempo, cuídate, mímate y no pierdas esa luz que hay en ti y que sabrá estar en los momentos de oscuridad… En mayor o menor medida, esto nos ha cambiado a todos. Pero hay que seguir… Y yo te dejo un abrazo gigante pleno de energía para que te llegue, aunque solo sea como ese pequeño granito de arena…
    Aquí estaremos, preciosa…
    Muchísimo ánimo, y muchísimo cariño que te mando 💙💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ginebra Blonde, la pandemia genera un contexto particular y que sin duda influye. Aunque es sólo una parte de lo que me tiene así. De hecho, le agradezco que me tenga en casa. Muchas gracias

      Un abrazo grande

      Eliminar
  32. Te echaba de menos, así es que me alegro y te agradezco que hayas venido a decirnos que no hay causa de enfermedad en tu ausencia. Me alegro.
    Aquí estaremos cuidando el chiringuito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tracy. Quizás haya algo de locura, pero por ahora estoy sana.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  33. He llorado leyendote, yo tambien estoy asi como tu. y creo que todo esto nos hara cambiar , gracias Alis eres maravillosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. odalys, qué bueno que hayas vuelto. Vamos turnándonos con las pausas y a veces tenemos la suerte de coincidir. Siempre es una delicia encontrar tu sensibilidad.

      Muchas gracias por lo que dices.

      Besitos

      Eliminar
  34. A veces es suficiente con saber a dónde no queremos ir o volver...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, dicen que un primer paso no nos hace llegar a donde queremos ir, pero nos saca de donde no queremos estar...

      Un abrazo

      Eliminar
  35. Es un alivio saber de ti. Tómatelo con calma, los blogs son para disfrutar e incluso para desahogarse. Los caminos está llenos de cruces, bifurcaciones, desvíos, puentes, viaductos y muchas rotondas. Párate el tiempo que haga falta, te estaremos esperando.
    Por aquí casi casi hemos salido de la pandemia. Bueno, nos quedan unos cuantos "casi casi" pero se empieza a ver el final de todo esto.
    Ánimo y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naranjito, veo que de caminos sabes mucho (sonrío). Tal vez deberías asesorarme.

      Me alegra saber que ahí estáis saliendo de la pandemia. Me tranquiliza por mi familia. Pero no bajéis la guardia, por favor. Aquí está empezando lo gordo, desde hace ya un par de semanas (de los tres meses que muchos llevamos confinados).

      Besos

      Eliminar
  36. Una sabia reflexión, Alís.
    Todos nos hemos hallado alguna vez en una encrucijada sin saber qué rumbo tomar y temiendo equivocarnos. Yo también me siento ahora mismo como un granito de arena en un inmenso mar embravecido, yendo de un lado para otro, o como un pez en un río de aguas turbulentas que no puede ir en la dirección que desea y se cansa de nadar contracorriente.
    Nunca fui una persona especialmnete optimista con el mundo, pero ahora menos que nunca. ¿Qué vamos a hacer con él si está tan enfermo? Porque el virus que le ha infectado no es solo el que todos ahora temenos, sino uno mucho peor, el de la injusticia, de la miseria moral y de la intolerancia. Y todavía no se ha descubierto ningún antídoto para sanarlo.
    Solo nos queda aferrarnos a esos cimientos que entre todas las personas de buena fe intentamos apuntalar y esperar que aguante el mayor tiempo posible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep Mª por compartirte en tu comentario. Dices que no eres optimista y te voy a contar algo que tal vez te vuelva incluso pesimista (y supongo que te sorprenderá tanto como me sorprendió a mí): hace unas noches soñé contigo. Eras muy amigo de mi ex y te reías mucho. Mira a ver si tú puedes hallarle explicación. Yo no, jaja.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Caramba, Alís, no sé si sentirme halagado o preocuparme. Eso dependerá de tus sentimientos hacia tu ex,ja,ja,ja. Y para conocer su significado debería/s consultarlo con un psicoanalista, je,je.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Josep Mª, me llevo muy bien con mi ex, así que despreocúpate, jajaja.

      Un abrazo

      Eliminar
  37. no se bien de lo que hablás pero espero que lo resuelvas sabiamente...

    cando vuelvas acá estaremos, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JLO, no vayas a creer que me ando escondiendo (aunque obvio que hay cosas de las que hablo en clave o metafóricamente), pero es que yo tampoco sé muy bien de qué hablo, o qué me pasa. Es una mezcla de varias cosas. Demasiadas incluso.

      Muchísimas gracias por estar

      Besos

      Eliminar
  38. Buena frase la de tu amigo. Y buen texto el tuyo.
    Tal vez no estés tan perdida cuando reconoces la necesidad de tomar esa decisión. Yo creo que justo esa voz interior es la flecha que indica el camino.
    Si además, el más de lo mismo parece la arena en tu zapato ... La incógnita parecería resuelta.
    Parece fácil y sin embargo el abismo de la incertidumbre produce vértigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juncal, no sé si tan perdida. A veces sí me siento así y otras me sorprendo de lo centrada que me observo. Lo que no hay es mucha constancia y menos aún estabilidad. Pero los tiempos tampoco lo permiten.

      Muchas gracias. Sabes que para mí es especial que estés aquí

      Besos

      Eliminar
  39. Cuanta razón llevas al hablar del distanciamiento social,tomate tus tiempos,cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fiaris, la distancia física es lo más fácil de resolver. Es cuestión de paciencia. Las otras distancias son más complejas y más de fondo.

      Muchas gracias

      Un abrazo

      Eliminar
  40. Quienes más temen sin aquellos que se creían mejores preparados para un mundo que ya no existe, los que se habían adaptado tanto a un nicho al que ya no podrán regresar. Es como la sobre-adaptación de las especies de la que hablaba Darwin.
    Será cuestión de aprender a adaptarse, en esto los más plásticos, los que sean más rápidos, lo harán de la mejor manera.
    El resto solo se lamentará de haber perdido lo que alguna vez fue.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José A. García, adaptarse a un sólo nicho no es precisamente una prueba de la capacidad de adaptación. Se acabó la era de la estabilidad. Ahora será más valioso saber manejarse en la flexibilidad, sin perder tierra (en todos los sentidos).

      Un abrazo

      Eliminar
  41. No todo esta perdido, sabes. La mente es tan maravillosa que cualquier dirección que tomes habra una experiencia aprendida. Toma el tiempo que sea necesario. Todo estará mejor. <4
    Me quedo por aqui.
    Un abrazo.
    Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, seguro que algo aprenderé vaya por donde vaya y eso tranquiliza. Y es la sensación de iniciar un curso cuando recién se está terminando el anterior... ¿y cuándo el descanso?

      Muchas gracias y bienvenida. Tenme paciencia. Pasaré a visitarte

      Un abrazo

      Eliminar
  42. Espero que te mejores pronto, y que esta epidemia pase cuanto antes.

    Un abrazo gigante.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Amapola Azzul. Ánimo, que ahí ya estáis saliendo. Aquí aún falta lo peor. Así que seguimos en casa cuidándonos.

      Abrazo enorme para ti. Y besos, claro

      Eliminar
  43. ¡Mucho ánimo en esa encrucijada! Espero que este parón de sirva y te haga bien.
    Un abrazo fuerte, Alís! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quijo-Meli, muchas gracias. Estoy segura de que este parón me servirá. Lo hace ya. Tengo que dosificar las fuerzas y a eso me ayuda.

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  44. Las encrucijadas no ayudan a decidir, sino más bien a arrepentirse. Pero siempre, siempre hay excepciones a la regla. Ponte buenita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guillermo Castillo, ninguna encrucijada ayuda a decidir y sin embargo son ellas las que nos llevan a hacerlo. Si no hay nada que elegir no es fácil, es simplemente innecesario. Suena un poco a paradoja, jaja.

      Muchas gracias. Aunque buenita ya soy, jeje.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  45. Muy sabia reflexión!
    Esto también pasará...la vida es cíclica, debemos afrontar luces y sombras.
    Todo lo mejor para tu vida.
    Un abrazo Alis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adriana Alba, tienes razón: todo pasa. Y mientras eso ocurre, debemos lidiar con ello como podamos. Somos luces y sombras, así que con ellas nos movemos.

      Muchas gracias

      Un abrazo

      Eliminar
  46. Somos un insignificante grano de arena en el universo, pero también somos un grano de arena que sumados al resto conformamos el universo. Piensa en todo lo que ha tenido que suceder desde el Big Bang, las reacciones nucleares, la formación de estrellas, los elementos pesados que se formaron en ellas, los planetas, las células, las especies que se formaron en la Tierra, la evolución que durante miles de millones de años fue necesaria para llegar a nuestra especie, los miles y miles de antepasados que se reprodujeron antes de morir, hasta llegar a nosotros. A los que ahora te leemos y comentamos. Fíjate si somos especiales cada uno de nosotros.
    Las encrucijadas son momentos de crecimiento, son el final de una etapa y el comienzo de otra. Ello nos hace dudar, pero también crecer. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David Rubio, a veces me miro (las manos, el brazo, la piel...), recuerdo que estoy hecha de átomos de estrella y me creo la muerte, jaja.
      Sé que es un momento de crecer, que estoy cambiando de etapa y lo estoy haciendo por decisión propia. Pero tiembra el suelo bajo mis pies. No me resulta fácil el equilibrio, aún sabiendo que en un tiempo más me estaré riendo de lo mal que lo estoy pasando ahora. Ley de vida, supongo

      Un abrazo grande!

      Eliminar
  47. Me alegra leerte ,amiguca,pero entiendo todo lo que dices.Así que ante una encrucijada,mejor es el silencio.Escuchar y quedarse en silencio mientras tú muestras lo que ocurre.
    Te echo ne falta,eso lo sabes y creo que todos los que entramos aquí.Pero desde este lugar,deseo que todo se vaya solucionando.
    LA vida nos deja a veces,la puerta cerrada y una ventana abierta.Hay que elegir,y no es fácil
    Mi cariño y ánimos,en silencio,amiguca linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Gó. Por el cariño que me muestras aquí y también fuera de aquí. Todo tiene sus tiempos. Hay una frase que me gusta: nueve mujeres no hacen un hijo en un mes. Ahora toca ir con calma, atenta por dónde me muevo. No me puedo permitir en este momento más heridas.

      Muchas gracias

      Besitos

      Eliminar
  48. ¡Qué alegría verte por aquí aunque sea para saber que estás leyendo los signos de los tiempos, intentando descifrarlos!
    Y te he visto mientras te leía, como en alguna ocasión me veo: quieta, con todos los sentidos hacia el exterior y el interior abiertos, atenta a lo que me dicen. Ojalá vislumbres hacia dónde, con quién, cómo. Ojalá rescates todo lo valioso y te sientas en marcha otra vez.
    Un abrazo fuerte Alis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loles Miva, sentí que efectivamente me has visto. Hacia dónde, con quién, cómo... difíciles preguntas, más difíciles aún las respuestas.

      Muchísimas gracias

      Un abrazo enorme!!

      Eliminar
  49. Sí, a veces estas cosas sirven para hacer parón y revisión. Yo también he pasado un tiempo alejado de las redes y tomándome las cosas con otro cariz. He perdido seres queridos y esto cuestiona en que inviertes el tiempo. Gracias por el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emilio, qué momentos difíciles nos ha tocado vivir a todos, pero particularmente a quienes os ha tocado más de cerca. Lamento mucho el dolor que has pasado. Y sí, las pérdidas y la tristeza nos recuerdan qué nos importa realmente.

      Gracias a ti

      Un abrazo enorme y bicos

      Eliminar
  50. Me ha encantado esto, luego de tantos días sin leerte. Te he extrañado. Me gusta mucho esta reflexión sobre la sociedad de la que formamos parte, lo que es, ha sido y podría ser.
    Ojalá tomes la mejor decisión. Te dejo un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gilo. También echo de menos leeros con calma, pero no puedo por ahora. Voy por ahora estando más tranquila (a ratos). Espero que además logre ordenarme.

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  51. No me gusta dar consejos, pero ante esa encrucijada, dirígete siempre hacia la galaxia Andromeda.

    Me has dejado pensando y me da mucha rabia pensar, eso no tiene que ser sano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Steppenwolf, ni imaginas las ganas que me dan a veces de irme a otra galaxia. Andrómeda me parece una buena sugerencia (en realidad, cualquiera que me aleje de aquí, jaja).

      Tal vez deberías tener otros pensamientos. Alguno habrá que no te dé tanta rabia.

      Besos!

      Eliminar
  52. Hay que tomar más conciencia ecológica, no queda otra.
    Salu2, Alís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dyhego, hay que tomar más conciencia. Incluye la ecológica y algunas más.

      Besos

      Eliminar
  53. Animo amiga y te entiendo y comprendo, cuídate mucho. Te mando con mis letras un abrazo y mis saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sandra Figueroa. Intento cuidarme, sí.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  54. Cuando se tiene un problema, el estudiarlo y entender exactamente cuál es, con eso ya se tiene la mitad resuelto. Así dicen y así es. Seguro que tú sabes hablar contigo misma y descubrir cuál es el camino a seguir.
    BEsis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuela Fernández, creo que el punto es precisamente averiguar cuál es exactamente el problema. A veces creemos que es uno y es otro en realidad. En esas conversaciones ando conmigo misma.

      Muchas gracias

      Besos

      Eliminar
  55. Alís, aquí estoy contigo aunque no esté en Chile.
    Y aquí estaré y seguiré abrazándote.
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa Mª, te siento muy cercana. Gracias por ello.

      Besos

      Eliminar
  56. Estoy contigo Alis linda,
    la situación nos tiene así,
    esperando que ya pase todo,
    estoy segura que pronto
    despertaremos
    de esta pesadilla,
    te cuidas mucho siii.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siby, me encanta tu ternura. Muchas gracias por ella y por tus palabras cariñosas.

      Cúidate tú también.

      Besitos

      Eliminar
  57. Hay momentos en la vida que necesitan de nosotros mismos para resolverlos , hay que afrontar los problemas.. espero que te encuentres bien, Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hanna, generalmente suele ocurrir, sí, que los momentos de nuestra vida necesiten de nosotros mismos, jeje. Con suerte, algunos otros nos dejan descansar.

      Muchas gracias

      Beso

      Eliminar
  58. Vivimos tempos escuros. Nas encrucilladas anteriores o ser humano tomou, creo, o camiño equivocado. Agora pagamos as consecuencias. Oxalá a partir de agora collamos sempre o sendeiro correcto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raposo, temos moita habilidade para tomar o camiño equivocado. Non sei si tanto aprendimos nesta ocasión como para ser capaces de facer agora algo distinto. Oxalá, non perdamos a esperanza.

      Bicos

      Eliminar
  59. Amiga, llevo sin publicar desde el 27 de mayo y hace días que no leía los blogs. Esta entrada me ha dejado un tanto preocupada, menos mal que ya he visto que has seguido publicando... y eso es muy buena señal. No hace mucho me dijiste que la escritura tenía un poder sanador, y es cierto. Con ella se conjugan los males, suponen una catarsis.

    Hablas de un grano de arena en la inmensidad del universo, pero cada uno de nosotros somos un pequeño universo, a su vez, y cuando no están bien alineados los planetas, entramos en un caos.
    Sabes que te deseo todo lo mejor. Te mando un fortísimo abrazo de oso y un saco de besos. Te quiero, mi niña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Merche, han sido difíciles estos últimos meses y no sólo por la pandemia. Con la perspectiva que da el tiempo veo todo lo que he avanzado, pero algunos momentos, algunos pasos, han sido especialmente difíciles. Sobre todo cuando se sumaban obstáculos que no necesitaba, ni me llevaban a ningún lado más que a empantanarme. Y, aún sabiéndolo, estorbaban y dañaban. Ese grano de arena se volvía gigante cuando miro ese pequeño universo que soy, como bien dices.

      Pero somos supervivientes ¿verdad?

      También te quiero, y mucho

      Cienes de besitos ;)

      Eliminar