Gracias, Claudia

jueves, 1 de julio de 2010

La ventana del 1º A


Ilustración: "Office at night", de Edward Hopper


Hacía ya tiempo que el notario del 1º A no se quedaba hasta tarde con su secretaria. Desde aquella vez que los vi discutir acaloradamente después de que ella le enseñara una fotografía. Aquella noche no llegaron a bajar la persiana, tal como acostumbraban a hacer cuando se quedaban solos, sino que ella se fue llorando, dando un portazo que se oyó desde este lado de la calle.

Después de esa discusión, pasaron semanas en que la notaría cerraba sus puertas a la hora en que salían todos los empleados. Y tal vez era una sensación mía, nacida del aburrimiento de tantas horas mirando por la ventana, pero por el día parecía reinar un ambiente tenso en la oficina.

Ayer intuí que algo había cambiado. En la mesa de la mujer había un ramo de flores que ella olía a cada rato durante todo el día. Y se veía radiante. Incluso cambió sus habituales trajes sastre por un vestido que sensualmente marcaba su cuerpo.

Más que ningún otro día, se levantaba de su escritorio al archivador, pasando por delante de la mesa de su jefe. No estoy segura, pero creo que él la miraba de soslayo.

Como ocurría a diario, a las cinco de la tarde fueron asomando a la puerta de la oficina los demás empleados para despedirse. Un par de minutos más tarde los veía salir del portal e irse calle abajo. No tardaron en quedarse solos, aparentemente enfrascados en trabajo atrasado. Por una media hora continuaron ella mecanografiando y él leyendo y firmando papeles, como queriendo asegurarse de que nadie volvería.

De repente, como si nada hubiera pasado, retomaron la rutina habitual de semanas atrás. El recogió todos los papeles de su mesa dejándola libre, la miró sonriente y se levantó a cerrar la persiana. Sin embargo, una vez más dejaron la luz encendida, ignorantes de que sus sombras revelaban a cualquier curioso la pasión que intentaban ocultar.

58 comentarios:

Marisa dijo...

Cuánto se puede saber
e intuír desde la ventana
del otro lado de la calle.

Me gustan tus relatos con
ese algo de misterio.

Besiños Alís

TORO SALVAJE dijo...

Doy fe de lo que deben estar pasando muy bien.

Besos.

Delfín Loco dijo...

Ummmm Pasiones, así, a lo ladrón... ¡¡¡¡AAAARRRGGGHHHH!!!!

Besos.



D.L:

Nómada planetario dijo...

Siempre terminan los jefes llevándose la gata en celo a su redil, hasta en esto hay discriminación clasista.
Besos desde mi ventana con persianas, porque la "solijera" es de de espanto.

Albino dijo...

El amor, o el simple sexo (a veces no tan simple) nacen, desaparecen y, aunque en algunos casos mueran, en el del notario que ves por la ventana, renace.
Me parece que tienes espectáculo para mucho tiempo, quizá con la misma o quizá con una nueva secretaria.
Un beso

sabela dijo...

Me gustan tus historias con cierta intriga. Y me encanta esa ventana con vecindario tan variopinto
Un beso

fonsilleda dijo...

Las sombras hablan, nos hablan e, incluso como en este caso, nos cuentan historias de amores recuperados...
Bicos.

Aldabra dijo...

darle vida a un cuadro es siempre una tentación ¿verdad?, y tú lo has bordado.

biquiños,

MarianGardi dijo...

Quizás lo hacían a propósito, mes daba morbo jejeje
Bien relatado;
Un abrazo Alis

ODRY dijo...

A las personas en general encuentran los amores prohibidos mucho más excitantes.
Yo como soy cobarde por naturaleza, creo que no sería capaz.

Un besazo.

Nacho dijo...

¿Recoger los papeles de encima de la mesa?

No me parece mucha pasión.

No seria mejor, ya que estan encima de la mesa, una escena tipo la del cartero siempre llama dos veces.

Besos.

Lucía dijo...

¿Y qué hacías tú mirando por la ventana? ¿No sabes eso de "la curiosidad mató al gato"? Jejeje.

Besos!!

DANI dijo...

Ja ja ja el voyeurismo acabará con nosotros ;)

Me encantó el relato.

Besos desde mi ventana

Un paseante dijo...

Hay que ver lo que hace un buen ramo de flores. Aunque seguro que antes hubo una reconciliación que no pudiste ver: chínchate.

Mercedes González dijo...

Me encantan las historias de ventanas nocturnas. Siempre me ha atraído imaginar los retazos de vidas que se aprecian a través de ellas.

Te cuento un secreto: cuando volvía de trabajar de noche, aprovechaba los semáforos para mirar las ventanas iluminadas e imaginar historias imposibles o posibles (jeje)

Besitos indiscretos

Mariette dijo...

Vieja cotilla. Me gusta lo que ve, tiene suerte de estar rodeada de gente tan linda.

Bicos.

Chousa da Alcandra dijo...

...pregúntome se non será redundante preguntar se a empregada da Notaría...a notaría? ;-)

(Estou convencido de que deixaron a luz encendida para que poideras axexar as siluetas a través das persianas. Haiche xente moi provocadora polo mundo!)

Bicos sen rutina

Roberto Esmoris Lara dijo...

Siempre hay lehuzas (a veces con prismáticos)para hacer glorioso un triste amorío de oficina :)
Tu talento, Alis, hace que la escena tome la dimensión de un sublime acto de amor.
Biquiños do REL, amiga!

Sonia dijo...

Ay Alís, pensé que ella había encontrado otra persona que la hacía sentir mejor!
A veces pasa no?
Pero me equivoqué, un detalle y vuelta la pasión!
Bss bonita.

Lucrecia Borgia dijo...

El notario le dijo a su secretaria: -Clara, hay una mujer en el departamento de enfrente que vive espiándonos-. Vamos a disimular un tiempo y hagamos como que nos enojamos, así no se interesa mas por nosotros y deja de espiarnos.
Y luego de unos días cuando ella se olvide, seguimos nuestra relación nuevamentente.
¡Qué te parece?. -Sí. tienes razón Antonio- Hagamos eso para despistarla.

Besos notariales

De cenizas dijo...

¿Jugaban al parchís? ;)
Encima de la mesa... es lo que se hace, ¿no?


besos

MAR dijo...

Mi ex tenía varias secretarias y siempre sospeche de todas ellas....grrrrrrrrrrrrrrrrrrr
jajajjaja ese es mi lado celoso.
Besos abrigaditos para ti en un dia tan fríooooooooo.
mar

Carlos Fox dijo...

¡Ay! ¡Estas secretarias!

¡Soberbio Alís!

La brisa de la noche dijo...

Trabajo de campo para Hitchcock...besos

Horacio dijo...

Muy bueno, la mirada que mira sin disimulo, que se deja seducir por ese amor prohibido.

Beso

Antonio Misas dijo...

"retomaron la rutina" y "pasión que intentaban ocultar" se contradice. Ordenar la mesa y pasión, también. Hay demasiada premeditación y solo se podría interpretar como un adulterio pues tampoco sabemos si están casados o solo intentan ocultar la relación a los empleados. Desde luego que no es el cartero siempre llama dos veces en la escena de la mesa de la cocina cuando se meten en harina. El narrador observador casi omnisciente pone un punto de vista algo agónico, desinteresado, parece que no le interesa mucho lo que cuenta, se nota desgana. Por eso no se ve la tensión. No se si estamos en los años cincuenta. Puede que yo esté hoy un poco estresado como sueles decirme y eso haga que no vea la acción por ninguna parte.

Besos

Una mujer desnuda y en lo oscuro dijo...

Esto de las ventanas se esta volviendo adictivo :)

Un beso

Esme dijo...

Lo que uno ve tras asomarse a la ventana...
Por aca lo unico que ves son cables y uno que otro ropavejero...
Besos.

Luis dijo...

La omnipresente Ventana Indiscreta de Hitchcok. Pero como resistir el vestido ajustado de una antigua amante, en especial si es acompañado por cierta cuota de indiferencia.
Un abrazo.

imposible dijo...

ignorantes de que sus sombras ya no ocultaban. Nada.








biquiños

zayi dijo...

Una historia hermosa...El amor es amor mi Alís...así sea del que causa problemas.
Un beso.

Juncal dijo...

"De repente, como si nada hubiera pasado, retomaron la rutina habitual de semanas atrás."

Mismas pautas, mismos gestos,... parece que se me indigesta rutina con pasión.

Necesitarán cada poco un tiempo de refresco para volver a sentir esa inquietud y así per secula seculorum ??

Pero bueno... como sólo es sexo... y costumbre...

Un beso.

enrojecerse dijo...

la luz y la oscuridad hacen maniobras para hacernos ver la autentica realidad:)

te sigo, me gustan mucho tus últimas entradas (las que he podido leer). un beso!

María José dijo...

me dan ganas de averiguar sus vidas... y unas ganas de jugar a ser juez, y determinar si existirá algún pecado en esa pasión...
pero... quien soy yo para juzgar?


Saludos grandes Alis!!!
=)

LUCIA-M dijo...

A todos a veces nos gusta mirar e imaginar que se esconde detrás de la ventana de frente.
Me gusto mucho.
Besos.

MARIETA dijo...

Ese notario DANDO FE de la pasión.... Je je
Saludiños

MORGANA dijo...

Pero los humanos somos curiosos por naturaleza....ese lugar existe y lo tienes muy muy cerquita de tí.Basta con cerrar los ojos y dejarse llevar.
Besos para tí siempre.

Nela dijo...

No hay nada como una reconciliacion,pero yo no me hubiese esperado a la salida de todos los empleados,yo le agarro por la corbata y....¿en el baño? ;)
Muacks Alís,me gusta esta ventana tuya.

Aless dijo...

Mm..me da que me he perdido unas cuantas ntradas..
Fantásticas como siempre:)
Venía a parte de a leer lo que me he perdido en este tiempo..
A dejarte mi nuevo blog,espero tenerte presente por aquí com oen el antiguo.
Un besito Alís.

Joyce dijo...

A veces la cabeza está ocupada y no se para a pensar en esas cosas...

Besos

Espérame en Siberia dijo...

Me recordó tanto al poema "Amor de tarde", de Benedetti :D

Mucha luz, encanto :)

anamorgana dijo...

Excelente, me encanta. Es mejor lo que se intuye que lo que se ve claramente.
Un beso

moderato_Dos_josef dijo...

Un relato de pasión apasionante Alis.
Bello...
besos.

Angel dijo...

Yo, que en mis ratos libres, soy notario, doy fe...nunca mejor encajé la frase, de que las sombras tienen una vida efímera, se mueren al apagar el foco que las produce.
Besos desde el Sur!...siento lo de Chile ( (Webones....)

MAR dijo...

Besos y abrazos abrigaditos para ti Alís y una linda semana.
mar

Hugo Coopel dijo...

Cuanta vida se esconde detrás de cada ventana, y espero que toda esa vida sea tan pasional detrás de todas las ventanas.
¿qué tal por La Coruña?

Besos!

mobtomas dijo...

Muy buen relato. Interesante y que cautiva. Uno de esos momentos de separación o paréntesis, para regresar a la costumbre, al vicio o a la pasión... y no sé si al final estos tres son sinónimos.

Alís dijo...

Respondo muy tarde, lo sé. Viajé después de esta entrada y ahora vi que no había contestado. Voy a ello:

Marisa
Siempre me gustó imaginar historias detrás de las ventanas. Gracias. Biquiños.

Toro Salvaje
¿Actuando de notario? jajaja. Besos.

Delfín Loco
Relájate...jajaja Más ladrona es quien espía por la ventana ¿no? Besos.

Nómada
Cuentan por ahí que algunas jefas también. Pero que conste que no siempre lo logran, ni ellos, ni ellas. La mayoría de las veces ni lo intentan. Besos desde la sombra.

Alís dijo...

Albino
Pediré a la "espía" que nos avise si cambia de secretaria, jajaja. Bicos.

Sabela
Todos los vecindarios son interesantes a poco que miremos y le sumemos un poco de imaginación... Un besote.

Fonsilleda
Las sombras pueden decir más que las palabras. Ellas no mienten (¿o sí?). Bicos.

Aldabra
Sí que es una tentación. Muchas gracias. Biquiños.

MarianGardi
Pues no había pensado que lo hicieran a propósito por eso de que cierran la persiana, pero puede ser... Besos.

Alís dijo...

Odry
En general, nos atrae todo lo que está prohibido. Fíjate en los niños. Lo que ocurre es que de adultos dominamos esa atracción. Besotes.

Nacho
Es que en una notaría no hay harina. En todo caso, ¿no hay pasión porque uno se prepare para ella? ¿Y esas cenas románticas, con comida afrodisíaca, velas, música especial, ropa interior sexy...? ¿No hay pasión ahí? Besos.

Lucía
Afortunadamente, la mirona (que no tengo por qué ser yo, ejem, ejem) no es gato, jajaja. Pero todo puede llegar a pasar... Besos.

Dani
Tentador el voyeurismo ¿verdad? En tu caso, peor, porque vas con cámara... Besos desde detrás de la cortina.

Paseante
Joooo. Es que son demasiadas ventanas. No se puede ver todo... jajaja. Besos.

Alís dijo...

Mercedes
En eso coincidimos. Yo sigo haciéndolo con todas las ventanas iluminadas que veo, jajaja. Besitos.

Mariette
Cotilla sí, pero ¿por qué la imaginas vieja? (me dolió, jajajaja, y eso que es un personaje). Siempre hay gente linda alrededor si se sabe mirar bien ¿no crees? Besitos.

Chousa da Alcandra
Pois polo seu ben, supoño que a notaría... se non, non repetiría ¿non cres? Poida que estiveran provocando, sí, e conseguíronno. Bicos con curiosidade

REL
Incluso los más tristes amoríos tienen su lado poético. Es más, probablemente, los tristes son los que más marcado lo tienen. Gracias por tu generosidad. Bicos.

Sonia
Quizá el notario la haga sentir realmente bien. También en las relaciones ideales hay crisis ¿no? Démosle el beneficio de la duda. Besos. Me alegro de tu regreso.

Alís dijo...

Lucrecia Borgia
jajajajaja, me reí cuando leí tu comentario la primera vez y volví a reír ahora. Pero les salió mal a Clara y Antonio (gracias por no decir Martín y Susi), porque la vecina mirona sigue al pie del cañón... Besitos.

De cenizas
Claro, claro. Él jugaba al parchís (comía una y contaba veinte)... pero debes ir conociendo otros juegos de mesa... hay muchos. Algunos muy interesantes y divertidos. Besos.

Mar
No quiero hacer bromas al respecto, pero estar con varias secretarias no debe de ser fácil... Es mejor no desconfiar o una se vuelve loca. Besos desde el verano (aunque pronto volveré a ese frío invierno)

Carlos Fox
Esta no la conocía ¿ves? Gracias. Besos.

Brisa
Toda historia que nace de alguien mirando tras una ventana recordará a Hitchcock, no tengo la menor duda. Besos.

Alís dijo...

Horacio
El disimulo se olvida cuando uno se siente observador sin ser observado... Gracias. Besos.

Antonio Misas
Ordenar la mesa, o preparar un ambiente, no resta pasión, sólo espontaneidad. Y que tu rutina, o la mía o la de la mayoría, sea sin pasión, no tiene por qué ser así. Para algunos la rutina es aventura, es locura e incluso pasión. Creo que sí hay acción, pero falta sentimiento. Es por algo largo de explicar. Gracias. Besos.

Sara
Muy adictivo, sí. Besos.

Esme
Fíjate bien... quizás más lejos... Besos.

Alís dijo...

Luis
¿Tan fáciles sois? jajajaja. Un abrazo.

imposible
ignorantes de que otros ojos acariciaban sus cuerpos. biquiños

Zayi
Tengo la sensación de que si no causa problemas nos parece menos amor, y entonces los inventamos. Besos.

Juncal
No sé si sólo sea sexo, y tampoco estoy segura de que rutina y pasión sean necesariamente contradictorios. La rutina aburrida de cada día trabajo aburrido, horarios aburridos, compañías aburridas... esa sí es contraria. Pero lo que para otros es rutina a nosotros podría parecernos apasionante. No sé, creo que puede ser... aunque tal vez no eterna. Besos.

enrojecerse
ya lo dije, creo: las sombras dicen lo que las palabras a veces pretenden ocultar. Bienvenida, es un placer verte por aquí. Besos.

Alís dijo...

María José
La curiosidad por sus vidas la comparto. Las ganas de juzgar, no. Eso nunca. Cada quién sabrá dónde busca su felicidad. Un abrazo.

Lucia-M
Más que mirar, me gusta imaginar. A partir de unos muebles, de un adorno, de los colores que hay tras la ventana... todo son pistas para armar historias. Gracias. Besos.

Marieta
Cuando necesitemos un notario... tengo la dirección, jajaja. Biquiños.

Morgana
La curiosidad es una característica que no consigo perder. Un abrazo enorme. Pienso en ti.

Nela
Quizá la del baño es la reconciliación a la que se refería Paseante y que se perdió la protagonista... Besos

Alís dijo...

Aless
Me alegra verte de nuevo. Espero que estés bien. Iré a verte, con mucho gusto, claro. Besitos.

Joyce
Conviene no tener la cabeza demasiado ocupada, no se nos vayan a pasar cosas importantes... Besos.

Espérame en Siberia
Gran piropo. Muchas gracias. Besos.

Anamorgana
Suele pasar, que lo que está oculto es mejor que lo que se ve. Gracias. Besos.

Josef
Gracias por tus palabras. Besos.

Alís dijo...

Angel
Mueren las sombras, pero no lo que las causa. Eso salva la situación... Besos.

Mar
Besos también para ti. Gracias.

Hugo Coopel
Ojalá la vida fuera pasional detrás de todas las ventanas, pero me temo que no. Pienso, por ejemplo, en quien está detrás de esa ventana-mirador. Bien por Coruña, ¿qué tal por Italia? Besitos.

Mobtomas
Curiosa la vida en la que costumbre, vicio y pasión sean sinónimos ¿no crees? Frecuente, desde luego, no creo que sea. Un abrazo.

BB dijo...

Cada uno de estos relatos me fascinan...
Un abrazo
BB