Gracias, Claudia

sábado, 2 de febrero de 2019

Perdiéndote


Escultura: Aleksandr Milov




- (¿Cómo habrá encontrado el disco? ¿Por qué lo pone ahora? ¡Ya empezamos con las indirectas!). 
¿Tienes algo que decirme?

- (Cómo me gusta lo lista que es. Las pilla al vuelo).
Nada en particular. Si acaso, buenas noches ¿no? Has llegado hace unos minutos ya y aún no me has dado un beso.

- (Ya te vale. ¡Qué morro tienes!). 
¿¡Cómo!? Entro cansada, deseando llegar a verte, oyes la puerta y ni te mueves del sofá. No es una final en directo, es una serie que puedes parar en cualquier momento.

- (No lo había visto así. Tiene razón).
Tienes razón, no había pensado en cómo te sientes. ¿Empezamos de nuevo? Buenas noches, cielo.

Martín se acerca a Susana para besarla. Ya olvidó todo. Lleva todo el día esperándola. Ella esquiva sus labios girando la cara, hace una mueca triste y se queja:

- Hace ya un tiempo que siento que no me ves.

- ¿Se te ha ocurrido pensar que tal vez no te veo porque no estás?


“…tus gestos son más elocuentes,
al menos son signos…”.

26 comentarios:

Ernesto. dijo...

Trazos de vida más cotidianos de lo que estaríamos dispuestos a admitir...

Llama la atención lo certero de tus textos... ¿Imaginación?

Abrazo Alís.

Albada Dos dijo...

Genial post. Igual es eso, que no está :-)

Un abrazo y feliz sábado

Ilduara dijo...

Creo que complicamos la vida nosotros solos. Es fundamental relajarse y dejar fluir los momentos, psicoanalizarlo todo lleva a la locura, aunque debamos procurar no caer en la desidia.

Me encantó la entrada y me situó en el pasado.

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Tú siempre estás.
Aunque no estés.

Besos.

Alfred dijo...

Se avecina despedida.
Besos.

Precious dijo...

Que bello Alis, muy sentido

Un beso

Chousa da Alcandra dijo...

Doe de tanto non doer nada...

Bicossssssssss

Juncal dijo...

Miedo a perder lo que se tiene ?
Y las miradas se hacen cómplices de él. Mejor ver sin aumentos.
Y disfrutar al llegar a casa por fin !!

Cosas de la edad pero ainss ahora estas situaciones me parecen niñerías.
Un beso, Alís

carlos perrotti dijo...

Muy original, Alís, tan nítida instantánea cotidiana, además. Un desencuentro de voces ocultando el verdadero diálogo interior en cada cual.

Un gran abrazo.

alasdemariposa dijo...

Qué difícil mantener los detalles en medio de la rutina.
Saludos

Laura dijo...

La rutina, el tiempo, acomodarse... yo no sé que es, pero cuando tienes la sensación de "desencuentro" en vez de "reencuentro" con tu pareja... (¡malo!)
El principio del fin?
Este texto me ha tocado la fibra.
Besos bonita.

XuanRata dijo...

Cuántas veces las palabras juegan en nuestra contra y parecen dichas por el enemigo. A veces cuesta confiar en las palabras. Y sin embargo, es más duro el silencio cuando viene a nosotros de vacío. El arte del gesto justo, a tiempo, ¿dónde se aprende? Las canciones, como los poemas, tienen más de gesto que de discurso. Y me callo, porque ya me están liando las palabras, como de costumbre.

De barro y luz dijo...

Cuando se empieza a jugar a tenis así... break!


bss

Hola, me llamo Julio David dijo...

Hay harto paño que cortar y ollas por destapar ahí.
Te dejo un abrazo.

Sandra Figueroa dijo...

La rutina daña y mata el amor......un texto dela vida diaria en muchas parejas......saludos y abrazo amiga.

LA ZARZAMORA dijo...

Ella ya no está ahí... se marchó hace tiempo.
Hay señales que no queremos ver.
Un diálogo muy bien hilado.

Besos, Alís.

Alís dijo...


Ernesto: Mucha imaginación, por supuesto. Y observación (interna y externa). ¿En qué te reconoces tú? ;-) Un abrazo

Albada Dos: Puede ser. ¡Hay tantas maneras de estar y de no estar! Muchas gracias. Un abrazo grande

Ilduara: Y la exigencia tampoco ayuda. Espero que los recuerdos hayan sido buenos. Un beso

Alís dijo...


Toro Salvaje. Siempre estoy. Aunque no me veas. Besos

Alfred: Tal vez puedan tener una conversación, o lo que surja, que evite la despedida. Tiendo a ser optimista. Besos

Precious: Muchas gracias!! Un beso

Alís dijo...


Chousa da Alcandra: Fixéchesme lembrar un verso dunha canción: "Hay gente que muere de ganas de vivir". Qué ledicia verte por aquí. Bicosssss

Juncal: Será que a partir de cierta edad nos cuesta ver bien de cerca. Lo que no me queda tan claro es si hacemos más niñerías de jóvenes o llegados ya a ciertas edades. Un beso grande

Carlos Perrotti: No siempre decimos exactamente lo que pensamos. Eso no ayuda a entendernos. Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo grande

Alís dijo...


alasdemariposa: Y qué fácil vemos la escasez en el otro antes que en nosotros mismos! Un abrazo

Laura: Soy de las que creen que todo puede reconducirse. Y en lo que no, prefiero irme con la sensación de que lo he intentado. Espero haberte tocado la fibra para bien. Beso grande

XuanRata: Me gusta cuando te lían las palabras, así que por favor no te frenes. No sé dónde se aprende el arte del gesto justo, a tiempo, pero creo que ayuda tener en cuenta al otro. Besos

Alís dijo...


De barro y luz: Los resultados adversos pueden remontarse. La partida no termina hasta el final. Besos

Julio David: Siempre hay mucho más que lo que se aprecia a simple vista. Un abrazo grande

Alís dijo...


Sandra Figueroa: Hay que estar atento, para atajarla en cuanto se acomoda. Gracias. Un abrazo grande

La Zarzamora: El tampoco debía de estar mucho si no reaccionó a tiempo. Muchas gracias, Eva. Besos

guille dijo...

la canción de Aute es una de mis preferidas.

hace poco escuché una de Vanesa Martin que dice algo como "hace tiempo que no estás" "acaba de caer un jarro de agua fría". Eso es lo que parece que ocurre en tu texto, un jarrón bien lleno de agua fría.

Somos lo que hacemos, no lo que decimos: Facta non verba que decían los romanos.
Hay que creer lo que alguien hace, no lo que solo dice.

Alís dijo...


guille: Yo creo que el lenguaje es acción, por lo que diría que somos lo que hacemos/decimos, pero también al revés: hacemos/decimos lo que somos. Es difícil desprendernos de nosotros mismos. También es una de mis preferidas (muchas) esta canción. Un abrazo

Madrilenials dijo...

:) Llego un poco tarde, pero comento (ya sabes que me encantan tus textos). La verdad es que aún no he tenido la oportunidad de vivir una cotidianiedad como esta. No obstante, me alegro de que expongas estas pequeñas escenas.La cultura dominante nos vende series, películas y novelas que acaban con una boda. Así que, cuéntame más de estas cosas. Así me voy haciendo a la idea (ya que aún sólo conozco las etapas del noviazgo y del "cada uno en su casa").
Te mando un abrazo enorme, Alís.
Pat

Alís dijo...


Madrilenials: Uy, no vayas a fiarte de lo que cuento para hacerte una idea de lo que es una convivencia. Ésta es mucho peor y también mucho mejor de lo que soy capaz de narrar. Que leas y que comentes me encanta. Un abrazo gigante, Pat