viernes, 8 de noviembre de 2019

Déjate querer



- Te enfadaste cuando me quejé de que no me habías llamado y decidiste no hacerlo más. No me agradó, no te voy a mentir. 
- ¿De qué hablas?
- Déjame contarte… Me dolió tu silencio y me enfadé. No sé reaccionar de otro modo. Y luego te fui echando de menos, cada vez más.
- Yo también te he echado de menos. A menudo cuando estábamos juntos…
- Espera, déjame terminar, por favor… Me había acostumbrado a que siempre estuvieras pendiente y no me había parado a pensar que seguramente no sabes recibir porque tú siempre estás dando y …
- Nooo… Pero si tú también me das…

Sonríen los ojos de Fernando cuando ve que de nuevo Laura interrumpe. Sonríe también su boca, mientras se acerca para callarla, del único modo que puede hacerlo. Retoma por un solo instante la palabra.

- Shhhhh… déjate querer. 

58 comentarios:

  1. Que bonito dejarse querer y que bonito poema Alis. Y gracias porque al leerme algo te inspiro.... Te mando un abrazo, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sandra. Te avisaré cuando publique el poema que me inspiró el tuyo.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  2. Son muy buenos tus diálogos, Alís, tiene tu sello, están cada vez mejores. Es una suerte de formato muy tuyo, de tu muy personal sobre la conflictiva de las relaciones de humanas o de pareja... Son diálogo que se cuentan naturalmente, prescinden de escenografías, vestuarios, maquillajes, banda sonora y efectos especiales (economía creativa se llama) y son verdaderas escenas a veces inquietantes, otras misteriosas, mágicas, y el "dejate querer" final que a la vez te sirve de título es un certero dictamen (no me sale otra palabra) de lo que le pasa a mucha gente que o le tiene miedo al placer o no se anima a dejarse querer...

    Abrazo hasta Santiago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puestos a buscar razones para no dejarnos querer, seguro que encontramos infinitas. Lo mismo que si las buscaba para dejarnos querer. Ahí radica un punto de cambio. Y cualquiera de las opciones requiere coraje. Gracias, Carlos Perrotti, siempre. Por cómo me lees, por cómo comentas.

      Un abrazo desnudo como los diálogos

      Eliminar
  3. Dibujas de forma excelente lo que te propongas, verso, prosa...
    Abunda mucho eso de no dejarse querer...que pena, cuanto gozo nos perdemos a veces...
    Es un verdadero placer leer tus creaciones, eres pura inspiración amiga.
    Un gran abrazo y feliz viernes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Carmen Silza. Me emocionan tus palabras. Son un bello regalo.

      Besos

      Eliminar
  4. Que la calle, que la calle sin parar.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues es muy bueno le texto. Hay amores, sobre todo de mujeres, que han de verbalizarse tanto, que el otro casi mejor que aprenda a besar, para gozar del silencio en el amor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albada Dos, andamos tan en la cabeza que nos olvidamos del cuerpo y las emociones, que tan bien saben expresarse.

      Muchas gracias

      Un abrazo grande

      Eliminar
  6. Un texto con mensaje, con calado... Esperemos que el destinatario sepa leer entre líneas.

    Sin embargo esa mirada... parece de "pocos amigos".

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, primero esperemos que el destinatario lo lea, jajaja.

      En cuanto a la mirada... Una vez escribí que soy un erizo. Ésta es una versión más cercana.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Cuando uno es como un gato, resulta difícil dejarse querer, aunque eso sea lo que se desee como nada en el mundo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y mira que son mimosos los gatos! Cría fama... Lo que pasa que es un modo de querer distinto, que hay que aceptar.

      ;)

      Bicos

      Eliminar
  8. Si no cuesta tanto... y Fernando sabe bien jugar sus cartas.

    Besos, Alís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Fernando es muy listo. Es parte de su atractivo, creo yo.

      Besos, Eva

      Eliminar
  9. Hay silencios mucho más explícitos...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Alfred. Y algunos es una pena perdérselos.

      Besos

      Eliminar
  10. Los besos son la mejor manera de hacer callar a los enamorados.
    Te mando uno para que sigas hablando en prosa o en verso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que hacerlos callar, hacerles hablar otro idioma.

      Muchas gracias

      Besos

      Eliminar
  11. Complicadas a veces las relaciones humanas, a veces cuesta hacer todo más simple.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Amapola Azzul, nos parecen complicadas cuando no ocurre como quisiéramos.

      Besos

      Eliminar
  12. A veces las palabras interfieren en vez de comunicar. Es mejor el silencio de un beso, de un abrazo, por lo menos hasta que se callen las olas de los reproches.
    Muy bonito, Alí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras los silencios acerquen y no alejen, son preferibles. ¿No crees?

      Muchas gracias, Mirella

      Besos

      Eliminar
  13. De donde es este pedacito de arte que pones?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo que dices, gustavo. Muchas gracias

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Lo que toca es que ella le diga: En cuanto dejes de besarme me pongo a hablar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un buen modo de asegurarse los besos, aunque probablemente no necesite todavía recurrir al chantaje para tenerlos, jajaja.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Que bonito es dejarse querer ..me gusto mucho este corto pero bello texto ..Un abrazo y feliz viernes,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Campirela. Me alegra que te haya gustado.

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  16. Vale... que sí. Que me dejo.

    Pues claro.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me he sentido muy identificada con tu texto. Cuántas veces hemos pasado por este tipo de situaciones. Son cotidianas, se refleja en ellas el amor compartido,con sus aristas,sus costados que a veces nos ponen mal o nos ponen tristes.
    Qué precioso que siempre se encuentre el espacio para el reencuentro.
    Precioso Alis! Me encanta como escribes!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, lunaroja. Admiro tanto cómo escribes que tus palabras me emocionan y me alientan mucho. Muchísimas gracias

      Me gusta que te hayas sentido identificada con el texto.

      Beso enorme

      Eliminar
  18. Hay personas que solo saben dar y a quienes les cuesta recibir y dejarse querer.
    Besitos, Alis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmela, algunas de esas personas ni siquiera contemplan la posibilidad, no saben de qué se trata. ¿Cómo añorar lo que desconocemos?

      Besitos

      Eliminar
  19. No se que tendremos las Lauras, que no sabemos callarnos... jajajaja Fernando es un santo.
    Hoy me lo has puesto muy fácil para una canción...

    https://www.youtube.com/watch?v=hkXn8X_aExo

    Un beso y sshhh calla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Santo sí, pero como cualquiera de nosotros.

      Yo creo que las Lauras tienen silencios preciosos

      Me da vergüenza decirte algo que me recordó la canción, jajaja.

      Beso y sshhhhh

      Eliminar
  20. Todo tu estilo se lee en el texto que has hecho y me encanta ese "PSSSS,déjate querer"
    A veces hablamos demasiado,llevados por las emociones o los nervios.
    Dejémonos querer más a menudo!Es una necesidad
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa algo cuando habláis de mi estilo, porque yo no lo reconozco. Pero me encanta.

      Muchísimas gracias, Gó. De corazón

      Besitos

      Eliminar
  21. Sí, la mejor estrategia son los besos, para que el ruido de las palabras cese y los reproches se diluyan con un Shhhh... déjate querer!!!!

    Besos, Alís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Estrella Amaranto. Y de paso recordar por qué estamos ahí.

      Besos

      Eliminar
  22. A veces hay que dejar los planteos, para dejarse querer. Certeras palabras, en el momento oportuno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demiurgo..., intuyo que hablas de ti cuando dices momento oportuno. Espero que el texto no te haya removido nada que no quisieras.

      Gracias por tu comentario

      Un abrazo grande

      Eliminar
  23. Hay conversaciones que sólo se pueden terminar así...

    Un beso callado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá todas las conversaciones terminen así... Aunque podría ser agotador, jajaja.

      Beso, Eva S. Stone

      Eliminar
  24. Sin duda una manera sabia de finalizar cualquier debate

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia, placentera y saludable. ¿Qué más argumentos necesitamos?

      Gracias, Isaac. Un abrazo

      Eliminar
  25. Respuestas
    1. A estas alturas, alasdemariposa, es el único modo en que acepto que me hagan callar...

      Un abrazo grande

      Eliminar
  26. La ausencia debilita las tonteras y fortalece el deseo, el ardor, el apetito; parecido a como el viento apaga las velas y aviva las hogueras.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito lo que dices. Y ojalá no sólo lo haga la ausencia, sino sobre todo la presencia.

      Un abrazo para ti

      Eliminar
  27. Como escribió el gran Neruda : en un beso sabrás todo lo que he callado
    Sin querer caer en un tópico; tal vez las mujeres necesitamos más de palabras y ellos tal vez sean más de actos... o no?
    a saber jajaja

    besitos; ternurita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MaRía, soy mujer y me gustan las palabras, pero las cambiaría todas por un buen beso, jajaja

      Biquiños!

      Eliminar
  28. Si señora, que mejor manera de callar a alguien. Bueno... y unos argumentos incontestables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero que pensé al leer tu comentario (por eso lo escribo) fue que de gastar saliva, que sea en un buen beso (o muchos)

      Besos

      Eliminar