sábado, 16 de noviembre de 2019

Cada vez más íntima





Me voy derramando por mis dedos. 

Y no sé cómo ponerle freno.


53 comentarios:

  1. No trates de frenar, termina lo empezado. Saludos mi linda amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trato, sí que trato, querida Sandra. Al menos, para ir controlando los daños.

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  2. Pues déjate fluir.
    Que peor es que te hagan presa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese emoticón me dejó preocupada, Juncal.

      A fluir estoy aprendiendo. Unos días se da, otros cuesta más

      Besos

      Eliminar
  3. Puedo imaginar como lo haces
    como pasa por tus dedos
    aquello que te hace desbordar.

    Un consejo, evita siempre
    que puedas un gerundio, afea
    el lenguaje y más en una frase
    cortita, hace perder fuerza.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, no, los gerundios no me los toques!! jajaja. Me encantan, son una debilidad por la que estoy dispuesta a pagar el precio de que afee un texto.
      Lo utilicé a propósito. Había pensado en cambiarlo por "me derramo por mis dedos" y siento como que apura ese derramarse. El gerundio (así me lo parece) lo alarga, lo ralentiza, lo vuelve casi una agonía.

      No dejes de darme consejos siempre que te surjan. Lo agradezco mucho

      Beso, A. Javier

      Eliminar
  4. Sin frenos, escribe o giza sin frenos. :-)

    Un abrazo y día precioso para ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo evitar temer un choque, Albada. Es esa sensación de perder el control... como si alguna vez lo tuviéramos.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  5. Sé tu misma y sigue dando todo lo que puedas de tus propios disfrutes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser yo misma creo que está garantizado, Juan L. Trujillo. No sé ser otra persona.

      Gracias

      Besos

      Eliminar
  6. No pongas cotas al océano, siempre vuelve a su sitio.

    Quien no sabe de deseo es que no ha vivido.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Ilduara, el mar siempre recupera lo que le quitan. Ocurre lo mismo con las emociones...

      Bicos!

      Eliminar
  7. Sin duda esas teclas tengan muchas historias que contar solo tienes que seguir dando y dando ..
    Abrazos y feliz sábado .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campirela, traes las historias y me entraron ganas de contar más historias y menos reflexiones, ya ves. Lo que ocurre es que algo dentro de mí empuja y empuja para salir...

      Un abrazo gigante

      Eliminar
  8. ¿Para qué frenarlo? Siga, siga que acá estamos esperando que se derrame... cuidado! no se derrame tanto!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente por esa frase final, Frodo, jajaja. Por ese "cuidado! no se derrame tanto!". Siento que me entendiste

      Besos!

      Eliminar
  9. No frenes! 😊 ¿Me haces el favor?
    Un beso descontrolado y pisando el acelerador....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Laura, si te contara cómo ando por pisar el acelerador cuando mi instinto me decía que frenara...

      Besos, sin límite de velocidad

      Eliminar
  10. E S P E C T A C U L A R

    De lo mejor que he leído en los blogs en los últimos tiempos.

    Solo para para que te derrame alguien...
    ....vaaaaaale, de manos grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensaba leyendo comentarios que dependiendo de la fotografía el texto podría entenderse de otras posibles maneras. Y de hecho, ocurre. Supongo que eso le da más vida.

      Muchas gracias, guille. Aunque me parece exagerado tu comentario, me encanta.

      Besos

      Eliminar
  11. Pues que no pare ese derrame querida Alis... que nos contagies.
    Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si logro contagiaros, lo llevo mejor, Carmen Silza. Tal vez por esa mala manía de no irnos solos...

      Besos

      Eliminar
  12. Las emociones cuando más incontroladas mayor campo cósmico afloran. Realmente asombroso !!!
    Me encanta esta frase, amiga Alís.

    Te dejo de paso, esta entrada en mi blog que necesito tu opinión. Tenía más 100 comentarios, pero como G+ se deshizo me los cortó. Por lo tanto te agradecería muchísimo que sin prisa lo analizaras. Gracias de antemano:

    https://joaquinlourido.blogspot.com/2013/10/luces-y-sombras-de-amor.html

    Bicos sin frenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quino, hace ya un rato (unos años) que confirmé que el control de las emociones es sólo una ilusión, que éstas siempre acaban hallando el modo de hacerse presentes.

      Ya comenté el vídeo que me dejaste en la entrada anterior. Más tarde me pasaré por esta entrada, aunque no sé si mi opinión aporte mucho.

      Bicos!!

      Eliminar
  13. Entre tus dedos estàn derramados todos los sentimientos que habitan en tì
    Que vayan fluyendo a tu compàs y no se sequen
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensaba ahora, Gó, que es curioso esta relación de las emociones con mis dedos. Éstos cambian mucho de aspecto según cómo me sienta, según la temperatura, incluso la postura...

      Besitos

      Eliminar
  14. Cuando lo necesitamos es bueno ser tinta y dejarle expresar las emociones que nos envuelven.
    Besotes, Alí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguna salida hay que darle a las emociones, ¿verdad? Escribir es una buena alternativa, creo.

      Besitos, Mirella

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Ay, Eva S. Stone, depende por quien... jajajaja

      Besos!!

      Eliminar
  16. No frenes, qué gracia tiene tener toda esa sensibilidad para anegar tu interior hasta debordarte. Fluye, derramate, amiga. Es lo tuyo, no lo frenes...

    Abrazo irrefrenable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta esa confianza que tienes en que es lo mío, Carlos Perrotti. Me alienta y me acoje. ¡Gracias!

      Un abrazo derramado

      PD. Si quieres un día te cuento de dónde sale esta entrada

      Eliminar
  17. Mientras fluya esa energía se expresará la vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida se expresa a veces como río y a veces como torrente. Con este último debemos cuidarnos, hasta que amansen las aguas

      Besos, Amapola Azzul

      Eliminar
  18. Por esos dedos hay que dejarse fluir, eso te da vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que me da vida, Alfred. Si no fuera por eso...

      Besos

      Eliminar
  19. No frenes...
    NO sé si tú,pero, en general llevamos la vida frenándonos! es hora de dejarnos ir!
    Qué bonito!
    feliz sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confieso, lunaroja, que en la vida me he frenado lo justo y necesario para sobrevivir. Creo que empecé a hacerlo más cuando me convertí en madre. Y me doy cuenta ahora de que no freno por mí... Tu comentario me hizo reflexionar y darme cuenta de algo. Muchísimas gracias

      Besitos!

      Eliminar
  20. Hay momentos para no frenarse, ocasiones para dejarse fluir.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demiurgo, supongo que la sabiduría consiste en reconocer los momentos y ocasiones oportunos

      Besos

      Eliminar
  21. Sólo tú puedes decidir cuándo...
    Un beso, Alís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es muy cierto, Eva. La libertad y la responsabilidad que va pareja.

      Besos

      Eliminar
  22. Yo aun tengo dos maquinas de esas.

    Bewsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también. O eso espero. Deberían estar en casa de mis padres.

      Besos, Erik

      Eliminar
  23. Respuestas
    1. Eso lo hago aún sin querer a veces, Carmela. Tampoco sé, puedo ni quiero evitarlo

      Beso

      Eliminar
  24. EScribir es algo así... derramar los dedos en las palabras y tornar el mundo mejor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se vuelve mejor el mundo cuando escribimos? Ojalá sea así. (Con lo que tú escribes, sí)

      Beijo!!

      Eliminar
  25. Me recuerda la canción que empieza así: "Yo pienso que no son tan inútiles las noches que te di". Ese cantante, en esa canción, también derrama una historia de vida entre los dedos. En una de esas escuchándolo entiendes el por qué: https://www.youtube.com/watch?v=FKtL3pxoHMI
    Te dejo un abrazo, Alís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una de ésas... Julio David.

      La había escuchado, pero nunca tan detenidamente. Gracias por este momento.

      Un abrazo

      Eliminar